Archivo

El Niño hace ver cristalina la bahía de Cartagena

Funcionarios de Cardique realizarán una medición para establecer los grados de contaminación.

notitle
01 de febrero 2016 , 10:43 p.m.

Las aguas diáfanas y azules y que por estos días engalanan la bahía de Cartagena son el resultado de dos fenómenos naturales. Por un lado está el fenómeno del Niño, que ha secado parcialmente el río Magdalena y, por lo tanto, las aguas de este afluente que llegan al canal del Dique, y que de este se descargan en el océano, están menos sedimentadas y contaminadas.

A lo anterior se suma que “las corrientes submarinas que, por un fenómeno cíclico que se presenta en esta época del año, arrastran las mareas hacia afuera de la bahía, por Bocachica y Bocagrande, liberan aún más a la bahía de sedimentación y permiten la claridad del mar”, dice el ambientalista Rafael Vergara. (En fotos: Las aguas de la bahía de Cartagena: antes y durante el fenómeno del Niño)

Para los expertos, a la bahía están llegando aguas menos sedimentadas, por el bajo nivel del río Magdalena. Yomaira Grandett/EL TIEMPO.

Funcionarios de Cardique realizarán hoy martes una medición para establecer qué tanto han bajado los niveles de contaminación que presenta la bahía.

“Gran parte de la cordillera y de la cuenca Magdalena–Cauca pasan por un fuerte régimen de sequía, resultado del fenómeno del Niño, y por lo tanto los niveles de agua, que arrastra sedimentos, han bajado hasta en un 80 por ciento. Además, en Cartagena tampoco está lloviendo y las brisas en contra se han conjugado para entregarnos este bello pero pasajero fenómeno”, agrega José Yunis, director de la Fundación Bahía y Ecosistemas de Colombia.

Según los expertos, en los meses de marzo y abril, cuando las lluvias regresen, según el Ideam, la bahía volverá a sus altos niveles de contaminación y el color de las aguas cambiará.

CARTAGENA

Despierta con las noticias más importantes.Inscríbete a nuestro Boletín del día.

INSCRIBIRSE