Nacional, Cali y Santa Fe, por la tercera Libertadores para Colombia

Nacional, Cali y Santa Fe, por la tercera Libertadores para Colombia

El equipo cardenal comienza este jueves en la primera fase, contra Oriente Petrolero.

notitle
01 de febrero 2016 , 09:14 p.m.

Una frustrada obsesión. Eso ha sido para Colombia la Copa Libertadores. Desde el 2004, cuando la ganó Once Caldas, ese máximo éxito no ha sido posible y, por el contrario, los clubes colombianos han sufrido uno y otro traspié. Este martes -con los primeros juegos de la primera fase- empieza una nueva edición. Nacional, Cali y Santa Fe tienen el reto de buscar ese esquivo y difícil objetivo. ¿Tienen posibilidades? El grado de dificultad es alto.

Que Santa Fe haya ganado la Suramericana en la última edición debería ser un envión para el fútbol colombiano, una demostración de que sí es posible conquistar América, aunque fuera es el segundo torneo del continente. Pero la Libertadores es a otro nivel, por algo desde el 2004 Colombia no tiene un finalista, y sus mejores actuaciones fueron las semifinales de Cúcuta y Santa Fe en el 2007 y el 2013, respectivamente.

En esta edición están los favoritos de siempre: los argentinos River Plate –actual campeón– y Boca Juniors, los brasileños Palmeiras, Corinthians y Mineiro. Hay equipos de mucho respeto, de tradición copera; Colo-Colo, Peñarol, Liga de Quito. En la Libertadores están, se supone, los mejores de cada país, por eso la dificultad. Colombia tiene grandes expectativas. Nacional y Santa Fe ya anunciaron que la Libertadores es su gran objetivo.

Los rivales, al detalle

Para Nacional, ganar la Libertadores es una meta más obsesiva que para Santa Fe. El equipo verde, que la ganó en 1989, ha dominado a placer el torneo local en los últimos años, pero el título internacional le es esquivo, aunque tiene extraordinarias nóminas y entrenadores, como pasó con Juan Carlos Osorio. Esta vez estará en el grupo 4, con Peñarol, de Uruguay; Sporting Cristal, del Perú, y el ganador de la llave entre Huracán y Caracas.

En el papel, parece ser el grupo más asequible para los equipos colombianos. No enfrentará a un candidato directo al título, y solo Peñarol, más por su historia y su fortaleza como local, puede ser un serio escollo, aunque el técnico Reinaldo Rueda mira con precaución a Cristal. “Cristal es un equipo que juega muy bien al fútbol, y con su nuevo técnico, el argentino Mariano Soso, seguramente será igual”, advirtió.

Si no pasa nada extraordinario, Nacional debería avanzar a octavos. De ahí en adelante, dependerá del siguiente rival que le toque, pero tiene nómina para estar en la pelea final y, por fin, cambiar la historia, que no le ha favorecido. Lo mejor que ha hecho en los últimos años es llegar a cuartos, en el 2014.

Santa Fe también tiene muchas aspiraciones, pues acaba de ganar la Suramericana, y con esa experiencia quiere la Libertadores. Sin embargo, tiene un panorama que puede ser el más difícil de los tres, porque le toca arrancar desde primera fase –más viajes, más desgaste, más partidos–, y si clasifica entra a un grupo muy complicado.

Para estar en la fase de grupos le toca superar a Oriente Petrolero, de Bolivia, en una llave que empezará este jueves, de visitante. Si lo logra, como se espera, entrará al grupo 8, con Corinthians, de Brasil; Cerro Porteño, de Paraguay, y Cobresal, de Chile. El reto más difícil será el de visitar a Brasil, donde ya cayó el año pasado contra Inter de Porto Alegre y Atlético Mineiro, y en el 2014 contra Minieiro. Incluso en el 2013 eliminó a Gremio, pero perdió cuando lo visitó.

Cerro Porteño será un rival clave, quizá con el que va a disputar mano a mano un cupo a octavos (pasan dos por grupo). A Cobresal sí debería sacarle ventaja. Y si avanza, puede hacerse peligroso. Ya lo demostró en el 2013, cuando llegó a la semifinal. Pero lo primero es lo primero: superar la primera fase.

Tiene a favor que conserva la mayoría del plantel que ganó la Suramericana y que complica de visitante; pero tiene en contra que debe encontrar con urgencia a un goleador, ante la partida de Wilson Morelo.

“Destaco la experiencia copera que tienen los jugadores. Así logramos ya un título de Copa Suramericana, haciendo buenos planteamientos afuera y rematando en casa. Eso me tranquiliza, pero no me confío ni se confía el grupo”, aseguró el DT Pelusso, quien también advirtió que Oriente será un rival de mucho cuidado.

También tendrá un arranque difícil el Deportivo Cali, que no solo atraviesa un presente complicado –perdió la Superliga y acaba de ser goleado en el inicio de la Liga–, sino que tiene un grupo de cuidado, comenzando por Boca Juniors, el eterno candidato al título, comandado por Carlos Tévez. Nadie quiere cruzarse con Boca, y le tocó al Cali. También está el Bolívar boliviano, así que el otro gran reto será jugar en la altura de la Paz. Como si fuera poco, los dos rivales que luchan por entrar son de peso: el Racing argentino y el Puebla mexicano.

“Lo más importante para nosotros es la Copa Libertadores, y quiero que el equipo brinde más del nivel que mostraron en el título de la Liga”, dijo el técnico Fernando Castro.

Esta joven nómina del Cali no tuvo participación internacional el año pasado, carece de esa experiencia reciente, la que sí tienen Nacional y Santa Fe; además, tuvo un mal arranque de temporada. Tiene mucho por corregir.

PABLO ROMERO
Redactor de EL TIEMPO
@PabloRomeroET

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.