Ladrillos solares para viviendas con energía propia

Ladrillos solares para viviendas con energía propia

Proyecto de un grupo de ingenieros y estudiantes de la Universidad Eafit, compite por el Hult Prize.

notitle
31 de enero 2016 , 09:32 p.m.

Luego de posponer la idea de enviar al espacio un satélite colombiano de bajo costo, cuatro ingenieros y empresarios antioqueños vieron en los rayos de sol que golpean las fachadas de casas y edificios, una oportunidad tecnológica menospreciada por la ciencia e impostergable para ellos desde la Universidad Eafit, en Medellín.

Alejandro Velásquez, José Ignacio Marulanda y Mauricio y Mario Betancur trabajan desde hace tres años en la producción de un ladrillo resistente, de bajo costo y capaz de absorber la energía del sol para convertirla en electricidad en los recintos.

El prototipo, elaborado en cerámica, soporta hasta 200 toneladas de peso y pasó las pruebas de sismorresistencia. Con dos celdas solares que los expertos instalaron en uno de sus costados y que se conectan a un sistema de batería de generación dentro de este, es posible producir la energía necesaria para iluminar una habitación. Según los emprendedores, 10 de estos ladrillos proveen la iluminación de una casa; con 70, responden los electrodomésticos más básicos de un hogar, y con 350, la energía de un apartamento es autosuficiente e incluso genera un superávit para contribuir a la generación en otras viviendas.

Entre los componentes más positivos de esta creación está su precio. Un ladrillo, que está en su última fase de aprobación por parte de usuarios, costará entre 10 y 12 dólares, con la ventaja de que se ofrecerá la posibilidad de ser instalado sin las celdas para que, paulatinamente, las personas decidan si se suman a la generación de energía renovable.

Según Alejandro Velásquez, docente de la Universidad Eafit en el área de Mecatrónica y miembro de Helium (grupo que realizó este desarrollo), “el mercado de la energía solar está poco explorado en el país. El 80 por ciento de la capacidad energética depende de las hidroeléctricas y solo el 1 por ciento, del Sol. Esto pone a Colombia en una situación peligrosa, porque no tenemos una canasta diversificada de energía y ante un fenómeno del Niño comienza una gran especulación”.

Sobre las energías fotovoltaicas, Mauricio Betancur, otro de los creadores, es claro en que existen desde finales de los años 70, pero el reto ahora es idear cómo las personas pueden apropiárselas. “Con una hora de radiación sobre el planeta, le podrías dar electricidad a este durante todo un año. Colombia está en el trópico, la franja que concentra la mayor radiación solar del planeta y la estamos desperdiciando”, anotó.

A lo anterior se suma que, según manifestaron los investigadores, hay otras ventajas de esta creación, como que la construcción en Colombia esté concentrada en edificios, incluso en viviendas de interés solar, y que las fachadas de estos aún no están siendo aprovechadas para avances productivos. “Esta superficie está 16 veces más expuesta al sol que los techos, y no estamos haciendo nada con ellas”, concluyó Betancur.

Helium trabaja en construir una casa solar, cimentada sobre estos ladrillos, para probar que su idea es bien apropiada por usuarios. Este proyecto compite en el Hult Prize, que otorga un millón de dólares como capital semilla.

EL TIEMPO
Medellín.

Despierta con las noticias más importantes.Inscríbete a nuestro Boletín del día.

INSCRIBIRSE

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.