Daniela Ospina explica por qué dejó solo a James en España

Daniela Ospina explica por qué dejó solo a James en España

La esposa del futbolista regresó al país para participar en un 'reality'. Detalles de su relación.

notitle
31 de enero 2016 , 08:47 p.m.

¿Qué necesidad tenía Daniela Ospina, la esposa de uno de los futbolistas más famosos del mundo, de arriesgarse concursando en un ‘reality’ tan exigente como ‘Bailando con las estrellas’?

Siempre he sentido la necesidad de cumplir con todo lo que quiero. No vivir a la sombra de nadie. Tengo una familia, eso está muy claro, pero desde que nos conocimos con James, él sabe que soy así, una guerrera, muy echada para adelante, y eso siempre me ha caracterizado. Mi vida a su lado no tiene por qué apagar lo que soy yo. Cuando me invitaron al concurso me pareció muy interesante estar en un ‘reality’. Creo que tome la decisión correcta.

Pero llevaba como siete años, desde que se casó con James, en la casa. ¿Por qué meterse en esta aventura personal, en la cuál la que brilla es usted y no su famoso marido?

Han sido siete años pero no así. He hecho cositas, no algo tan arriesgado como venirme a Colombia tanto tiempo, pero siempre he sido muy activa. (Lea también: La hija de James Rodríguez ya 'golea' en el modelaje)

Dicen que James baila todo el tiempo, y se le nota en la cancha. ¿Usted sabía bailar o ha tenido que aprender?

A mí me gusta bailar. Pensaba que sabía hacerlo, pero en este concurso aprendí que todo tiene una técnica. No es salir a bailar como en una fiesta. Aquí hay exigencias muy fuertes, los jurados son muy estrictos y todos vinimos a aprender.

Hoy (martes) que vine a verla grabar al estudio de RCN, la calificaron los jurados con la nota más alta hasta ahora obtenida por un concursante…

Estoy muy contenta con la calificación, pero tengo la ventaja de tener un magnífico parejo que me guía muy bien. No es fácil porque además, como somos las mujeres a veces, hay días en que amanecemos sin que nos apetezca reírnos. Eddie (su pareja en el concurso) me dice: “Dale, dale que tú puedes, ríete”, y me llena de ánimo.

¿Qué sigue para Daniela Ospina después de ‘Bailando con las estrellas’?

En este momento no tengo ni idea. Estoy muy concentrada en este programa, pero sí quiero empezar a abrir muchas puertas en mi carrera como administradora de empresas. Trataré de aprovechar con mucha inteligencia este momento tan chévere. He pensado en abrir un negocio, algo que me guste, de pronto relacionado con la moda.

¿Y el voleibol lo tiene abandonado?

No. Es parte de mí. En agosto regreso a España y lo retomaré.

Cuando le dijo a James que se venía a Colombia a bailar, ¿él entendió o le puso peros?

Los dos lo pensamos por varias semanas. Yo le advertí: “Si tú me dices que no, que no estamos conectados con que esté en otro lugar y tú aquí, yo me quedo”. Pero desde que comenzamos esta vida juntos él sabe muy bien cómo soy: totalmente independiente, sin que eso signifique que jamás haya descuidado mi hogar.

Pero este no es un momento fácil ni para James ni para usted. Han sido días de mucha controversia. No le preguntaré nada ni del Real Madrid ni de Zinedine Zidane, porque sé que no me puede contestar de entrenadores ni de equipos. Pero se han metido muy duro con la vida privada de James, con lo que hace o no hace de noche, que si sale a comer, que si se bebe unos vinos… ¡Y a usted la toma todo esto bailando en Colombia! ¿Qué tan duro ha sido?

Una coincidencia con todos estos rumores, que solo quieren lastimar a una persona tan profesional como James. Precisamente, su disciplina es una de las cosas que más admiro de él. Tantos rumores falsos quedan en la conciencia de quienes quieren dañar su imagen. Solo le digo una cosa: si alguien sabe qué hace su marido, así esté en la China, es su mujer.

¿Usted sabe exactamente lo que hace su marido?

Claro que yo sé.

Y la veo muy tranquila. Es que en España hay unos medios especialistas que son muy pesados, que viven no solo de la vida profesional, sino de la privada de los jugadores y prácticamente de tres equipos: el Madrid, el Atlético y el Barcelona. A James, como a muchos, lo persiguen de sol a sol…

Ha sido la verdad un poco complicado, pero yo no me casé con la estrella, con alguien sobrenatural, sino con una persona que comete errores, que tiene defectos y también cualidades maravillosas. Pero que, ante todo, es un ser humano y eso es lo que siento que la prensa no resalta.

Uno de los tatuajes de Daniela Ospina dice 'James' en árabe. / Foto: Claudia Rubio / EL TIEMPO.

En medio de esta avalancha de rumores, ¿todos los días hablan por teléfono?

Todos los días, a toda hora.

¿Es una buena comunicación de pareja o es para ‘chequearlo’? (risas)

No. Somos dos personas jóvenes, tenemos una hija a la que adoramos, pero no pienso que tenga que estar detrás de mi marido. Obviamente sí apoyándolo todo el tiempo. Pero como mujer quiero realizar mis sueños, lograr ciertas metas. Nunca me he sentido estancada al lado de James. Ahora me voy a graduar como administradora de empresas después de hacer mi carrera por internet, y aunque siempre he estado a su lado, nunca he dejado mis sueños atrás.

A James no paran de pedirle autógrafos, fotos y, obviamente, cuando llega a su casa, querrá descansar de esa fanaticada. ¿Es cierto que él es introvertido y que la extrovertida es usted?

Es verdad que soy bastante alegre. Me encanta sonreír, en mi casa todo el tiempo estoy molestando, haciendo chistes, bromas, intentando cambiar un poquito la presión que de pronto se puede vivir afuera. Mi casa es otra cosa donde no existe James la estrella, sino un ser humano normal.

A James le llueven las mujeres. Le caen ‘grillas’ de todas partes...

A estas alturas no debería haber duda de quién es James. Siempre ha sido la misma persona: muy centrado en sus cosas, muy perseverante. No puedo cambiar los chismes que se dicen de él. El tiempo, poco a poco, pondrá las cosas en su sitio.

¿Ni siquiera hay que preocuparse de que Zidane lo mantenga en la banca?

Siempre lo he visto en un excelente nivel, lo que pasa es que como les sucede a los jugadores de cualquier equipo, no todo el tiempo se puede estar arriba.

¿Va a ir a España a verlo jugar en el clásico del Real Madrid contra el Atlético?

Esa es la idea. Pero seguro que si no puedo, él sabe que de corazón siempre estoy ahí.

James es un hombre de origen muy sencillo que ha hecho una carrera espectacular, rápida, con mucho esfuerzo, y obviamente cuando una persona es así de exitosa y es un ídolo mundial, pues la vida cambia. Empezando porque no hay vida privada…

Para mí el éxito y la fama de James no ha sido nada del otro mundo porque, la verdad, siempre he intentado verlo y vivir como lo vi y hemos vivido desde el primer momento. Si algo tengo en la cabeza es que el día en que cambiemos y nos veamos como unas estrellas, la vida no va a tener el mismo sentido. Vivo al lado de la persona que conocí desde el primer día, un hombre trabajador, un ser humano que lucha por sus sueños, y nada más. Obviamente, como esposa, me parece un futbolista increíble y lo admiro más cada día. Pero en la intimidad de mi hogar, de mi familia, veo es a una persona común y corriente. Lo demás es añadidura, aunque claramente le doy muchas gracias a Dios por todo.

¿Cómo es el día a día de Daniela y de James?

Normalmente nos levantamos a las ocho y media, nos alimentamos muy bien, nos cuidamos mucho. Él se va a sus entrenamientos, es el primero que llega y el último que sale. Yo llevo a mi hija al colegio, hago mi gimnasio, acudo a mis eventos. Recojo a la niña y llego otra vez a casa a las cuatro; si James me puede acompañar, vamos juntos. Y tenemos el resto de la tarde libre.

La semana pasada apareció un artículo muy duro en ‘ABC’ de Madrid. ¿Cuál de estos calificativos que utiliza ese medio le parece más injusto con su esposo: infiel, pasado de peso, poco humilde, indiscreto, soberbio?

Todos me parecen muy tristes. Es increíble que sean capaces de escribir algo así de una persona. Pero la verdad, no nos preocupa eso; el que sabe mejor cómo es uno, es uno mismo, y por consiguiente no hay mejor crítico.

¿Pero es cierto que James está pasado de peso? A mí no me parece, por lo menos…

Para nada. Se cuida muchísimo. Lo que pasa es que tiene más tronco que piernas, por eso algunos lo ven así.

¿Y usted le ayuda a cuidar el peso? Me dicen que han contratado a un nuevo chef que todos los días les prepara comida supersana…

James se cuida superbien. Pero como le digo, cuando quieren dañar tu imagen o tocarte donde más te duele, seguro te van a tirar. (Vea aquí: Zidane, contento con el rendimiento de James Rodíguez contra Español)

¿A James le preocupan esos comentarios?

Él está supertranquilo. Esas cosas no lo afectan. Él lo que quiere es jugar bien y ya está.

¿Cómo tener esa coraza?

No le puedo negar que me da un poco de rabia. Ellos están haciendo su trabajo, pero no sé qué tan bien, si se dedican a decir de otra persona cosas que no les consta. De todas maneras yo respeto profundamente el trabajo de un periodista.

¿El episodio de James corriendo por Madrid con exceso de velocidad ya está superado?

Sí, pasó. A él lo estuvieron persiguiendo, pero con un carro que por ningún lado decía que era de la Policía. Sí iba con exceso de velocidad, como a 170, que igual no se puede. Pero cuando a vos te pita otro carro, que no tiene nada que ver, sin ninguna identificación de la autoridad, pues te 'atortolas'. Como a ellos hasta los 'fans' los persiguen en los carros, incluso hasta la puerta de la casa, pues se puso muy nervioso. No pasó nada más y el episodio está superado.

¿En España se ha sentido bien o mal tratada? A usted también le han dado muy duro…

Todo eso me ha vuelto más fuerte. Si las críticas me las hicieran mi mamá, mi esposo, mis familiares, la verdad me tocaría. Pero si me lo dicen otras personas que ni se han dado la posibilidad de conocerme, de decirme “hola”, no veo por qué me tiene que afectar.

¿Cómo es la relación con su hermano, el también famosísimo arquero David Ospina? ¿Fue él quien le presentó a James?

No. Yo lo conocí por una amiga, no tenía nada que ver mi hermano. La relación con David es excelente, muy linda, hablamos todos los días. Intentamos vernos mucho, porque además David tiene ya dos niños e intentamos que mantengan un vínculo familiar muy fuerte con nuestra hija, Salomé.

¿Por quién va si le toca ver un partido de James jugando en el Real Madrid contra su hermano David en el Arsenal?

Esa ha sido una pelea todo el tiempo en casa, porque el uno me dice que “cómo así” y el otro me dice que “cómo así”. Yo prefiero un empate. Sería lo más sano (risas).

James, en sus ratos libres, ve partidos de fútbol y juega PlayStation. ¿Daniela Ospina es futbolera de verdad o su afición viene de haberse casado con James?

Me ha encantado el fútbol toda la vida. Voy a una cancha desde que nací porque mi hermano desde los cuatro años empezó su carrera y nos llevamos cuatro años de diferencia. O sea, desde que estaba en la barriga de mi mamá iba a fútbol, me apasiona. Es más, creo que en la casa veo más fútbol yo que James. ¡Me encanta!

¿Qué dice ese tatuaje que lleva en el brazo?

Más que mi hermano, un amigo para siempre: Vincho.

¿Y quién es Vincho?

Mi hermano.

¿Y de James no tiene ningún tatuaje?

¡Pues claro! De James tengo el ‘James’ (en ese momento se recoge el pelo y muestra un tatuaje que lleva en el cuello). Aquí dice James, pero está en árabe.

¿Y James tiene a Daniela?

James nos tiene grabadas a su mamá, a su hermana y a mí. Y desde luego a Salomé, la verdadera bailarina de la casa.

¿Después de este concurso va a bailar distinto con James?

(Risas) Pues me va a costar más, porque voy a querer hacer figuras y tirarme al piso.

MARÍA ISABEL RUEDA
Especial para EL TIEMPO

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.