Iowa, el punto de partida de la carrera presidencial en EE. UU.

Iowa, el punto de partida de la carrera presidencial en EE. UU.

Tiene poco más de tres millones de habitantes y una demografía casi exenta de minorías.

notitle
31 de enero 2016 , 07:39 p.m.

Los candidatos a las primarias presidenciales de Estados Unidos movían ayer sus últimas fichas estratégicamente en el estado de Iowa, antes del comienzo de la crucial votación de hoy, con el republicano Donald Trump y la demócrata Hillary Clinton liderando las encuestas.

En el más reciente sondeo divulgado el sábado en la noche, Hillary Clinton, tras un inicio triunfal de su campaña en abril pasado, solo cuenta con el 45 por ciento del apoyo en Iowa, un estado agrícola del centro-norte de Estados Unidos, entre los demócratas que pretenden votar en los ‘caucus’ de este lunes cuando se da el primer asalto del proceso de primarias.

Este sondeo tradicional, encargado por el diario local ‘The Des Moines Register’, solo ha “fallado” en una ocasión en predecir el resultado de la votación, en 2012 en el bando republicano.
Sondeos sorprenden

El senador Bernie Sanders seduce a la juventud demócrata con sus denuncias contra “la clase de los multimillonarios” y su llamado a una revolución política, y le pisa los talones a la exsecretaria de Estado, con el 42 por ciento de apoyo, en un sondeo con cuatro puntos de margen de error.

“Esto no puede ser más cerrado”, dijo al diario David Axelrod, ex mano derecha del presidente Barack Obama. Si los estudiantes que llenan los mitines de Sanders se movilizan, su voto podría derribar la ventaja que tiene Clinton entre los electores de más de 45 años. “Si la participación es fuerte, ganaremos”, proclamó Sanders ante estudiantes de la Universidad de Iowa el sábado en la noche, en un emotivo acto precedido de la música del grupo de rock Vampire Weekend. En un ambiente menos electrizante, Hillary Clinton multiplicó sus actos de campaña, tres el sábado y tres ayer, acompañada por su marido, Bill Clinton, y su hija, Chelsea.

Ella ha exhortado a los demócratas a preferir la experiencia sobre la novedad, y llamado a los electores a elegir, más que a un presidente, a un “comandante en jefe”, una forma sutil de destacar que Sanders carece de experiencia de gobierno fuera de haber sido alcalde de Burlington (en Vermont).

Por historia, en las votaciones en Iowa nunca se sabe con certeza cuántos irán a los ‘caucus’ a apoyar a su candidato. Diez republicanos y tres demócratas buscan quedarse con el triunfo.

El principal misterio en torno a Trump es si podrá convertir el entusiasmo de los votantes en concurrencia a votar. El multimillonario no pronosticó una victoria en entrevistas y discursos de campaña. “No, no tengo que ganar”, le respondió Trump al programa ‘Face the Nation’ de la cadena televisiva CBS cuando le preguntaron si necesitaba ganar en Iowa. “Pero pienso que sería verdaderamente bueno ganar Iowa”, agregó.

El magnate tiene el 28 por ciento de intenciones de voto en el sondeo de The Des Moines Register. Su principal adversario es el senador de Texas Ted Cruz, con el 23 por ciento. “Él era ciudadano canadiense hasta hace 15 meses”, repitió Trump ayer sobre la pista del aeropuerto de Dubuque, en el este de Iowa, delante de su avión privado.

“Este es un problema”, argumentó citando a expertos constitucionales que afirman que el senador conservador está impedido de ser presidente de EE. UU. por haber nacido en Canadá, lo que otros niegan. Pero el senador de Texas parece estar consolidando el apoyo de la derecha religiosa, un destacado ascenso para un aspirante que con solo tres años en el Senado, considerado hace pocos meses demasiado radical para subirse al podio.

En el tercer lugar entre los republicanos, con el 15 por ciento de las intenciones de voto, el senador de Florida Marco Rubio, de origen cubano, congrega a multitudes y a veces es mencionado como segunda opción por los seguidores de Cruz y de Trump. “Ustedes tienen el derecho a sentir rabia”, dijo Rubio en Ames. “Pero la rabia no es un programa”.

Después de Iowa, los candidatos se irán a Nuevo Hampshire, en el noreste del país, donde las primarias tendrán lugar el 9 de febrero.

¿Por qué es un estado importante?

Iowa se convirtió en el primer estado en votar “por un accidente histórico”, después de que el demócrata George McGovern ganara la nominación por razones que no tuvieron nada que ver con ese territorio. Pero los asesores de Jimmy Carter tomaron nota, y el exgobernador de Georgia, poco conocido a nivel nacional, se pasó unos 14 meses en Iowa hablando con gente en cafeterías e iglesias. Su relativa victoria en los ‘caucus’ de 1976 –hubo más indecisos que simpatizantes de Carter– y su posterior conquista de la presidencia hizo que la gente se fijara en el estado, cuya importancia se solidificó en los años 1980 y 1990. Esa fama de trampolín electoral, sumada a la decisión de los partidos de adelantar la fecha de los ‘caucus’ –antes eran en junio– y a la consiguiente atención mediática, convirtió a Iowa en lo que es hoy.

¿Qué son los ‘caucus’?

Iowa es un estado pequeño, rural y alejado de la media demográfica del país, pero cada cuatro años acapara la atención mundial con sus ‘caucus’, un complejo sistema de votación que desde la década de 1970 sirve como primera prueba de fuego de los aspirantes a la Presidencia de EE. UU. A partir de hoy, a las 7 de la noche, los votantes se darán cita en gimnasios, escuelas, restaurantes e incluso domicilios particulares para su peculiar ejercicio de democracia, un proceso rudimentario que puede durar horas y que a menudo incluye apasionados alegatos a favor de uno u otro candidato. Los ‘caucus’ son asambleas populares que se organizan en trece estados y varios territorios de EE. UU.

Al contrario que en unas elecciones primarias como las que celebra Nuevo Hampshire la semana siguiente, los habitantes de Iowa solo pueden votar a cierta hora de la tarde, y deben acudir para ello a una reunión donde se les exige registrarse como votantes del partido Demócrata o Republicano. No hay voto por correo, ni métodos alternativos para aquellos que deban trabajar a esas horas o tengan movilidad reducida. Así que, de media, solo uno de cada cinco votantes inscritos acuden a votar en la primera criba entre los aspirantes a la Casa Blanca.

Iowa (AFP).

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.