Secciones
Síguenos en:
Siete claves para intervenir zonas calientes del crimen en Bogotá

Siete claves para intervenir zonas calientes del crimen en Bogotá

En los sitios donde se incautan drogas se concentra el 55,47 % de los homicidios de la ciudad.

Por: REDACCIÓN EL TIEMPO
27 de enero 2016 , 08:36 p. m.

Una de las frases que más han escuchado los ciudadanos en los primeros 28 días del nuevo gobierno de Bogotá es ‘la intervención de zonas calientes del crimen’. Hasta hoy, la Administración no ha explicado en qué consisten, de qué tamaño son y dónde están, excepto que son 750 y que va a actuar contra ellas. (Ver infografía: Siete claves para intervenir zonas calientes del crimen)

Lo que los ciudadanos deben saber es que erradicar esas zonas calientes del crimen puede tardar seis meses o diez años, todo depende del nivel de complejidad del punto por intervenir y de lo bien hecho que esté el diagnóstico del delito y el diseño de las acciones para enfrentarlo.

La Fundación Ideas para la Paz (FIP), que ha georreferenciado y analizado el delito en Bogotá (el homicidio desde 1985 y otros delitos de alto impacto desde el 2007), advierte que no hay “una medición estándar de qué es un punto crítico o zona caliente”. Puede ser una esquina, una intersección, una manzana, una cuadra, un barrio o una unidad de planeamiento zonal (UPZ).

Lo clave para entenderla es que en ese punto o zona se concentran diferentes actividades delictivas, que pueden estar asociadas, y se mantienen en el tiempo. “Siempre ocurren en el mismo lugar”, explica Boris Ramírez, coordinador del área de Gestión del Conocimiento de la FIP.

De hecho, los mapas de la Fundación, basados en información oficial de la Policía y otras entidades, muestran que solo veinte de las 115 unidades de planeamiento zonal (UPZ) en que está dividida la capital concentran el 58 por ciento de los homicidios y el 45 por ciento de los hurtos, dos de los delitos que más afectan a los ciudadanos en Bogotá (vea mapas).

Uno de los aspectos que muestra el cruce de información es el papel que tiene el tráfico de drogas en la consolidación de zonas calientes del crimen en la ciudad. En los sitios donde hay incautación de marihuana, cocaína y bazuco se concentra el 55,47 por ciento de los homicidios de toda la ciudad. La presencia de tráfico de drogas aumenta el riesgo de homicidio.

Para la FIP, un tema crítico para intervenir las zonas del crimen es diferenciar el nivel de complejidad, que puede estar relacionado o no con el tráfico de drogas. Si bien hay zonas como el Bronx que reúnen todos los delitos y todos los problemas, no se puede intervenir de la misma manera un punto crítico por homicidio que uno crítico por hurto.

Lo que sí tiene claro la FIP es que no es suficiente la sola presencia de la Policía con operativos o con patrullaje. “Ese tipo de intervención es el que siempre había desarrollado la Policía, pero esa intervención no soluciona el problema”.

Hugo Acero, exsecretario de Convivencia y Seguridad de Bogotá, consultor del tema en varias ciudades, advierte que, junto con las acciones de la Policía y la Fiscalía, deben actuar las instituciones de desarrollo social, servicios públicos, renovación urbana y es clave la participación de las comunidades, para que la transformación se haga de manera sostenida.

Para los investigadores de la Fundación Ideas para la Paz hay siete pasos críticos que no se pueden evadir, si se quieren erradicar las que llaman zonas calientes del crimen.

El primero es analizar la dinámica de cada delito por separado para establecer el comportamiento y definir dónde, cómo y cuándo se presenta, y luego evaluarlos todos en conjunto para saber dónde confluyen y el nivel de complejidad.

El segundo es identificar cuáles son los puntos críticos, entendidos como el lugar donde se concentra una actividad delictiva, recurrente en el tiempo y en el espacio. Puede ser una esquina, una intersección vial, un barrio o una UPZ.

En tercer lugar viene el diagnóstico de cada punto: qué pasa, por qué pasa, cómo pasa, cuándo pasa, etc., el entorno y las circunstancias que lo rodean. Pueden influir aspectos como la afluencia de personas, la presencia del comercio, la falta de iluminación, etc.

Solo cuando esta información está lista viene el cuarto paso: diseño de la intervención. No hay recetas mágicas ni tratamientos homogéneos, pero en todos los casos se requiere de la acción coordinada y articulada de todas las entidades. Se debe tener en cuenta si la intervención llevará a que los delincuentes se desplacen. Debe responder tres preguntas: qué se debe hacer, quién lo debe hacer y cuándo lo debe hacer.

El quinto paso es la intervención, articulada, con tareas claras y responsabilidades específicas. El caso del Bronx es el modelo de lo que no se debe hacer, porque atomizó el problema.

El sexto tema es clave: el monitoreo, que es el seguimiento a las acciones para evaluar su efectividad. El tiempo mínimo es de seis meses para puntos críticos de baja complejidad y de 5 a 10 años para los de alta complejidad, como el Bronx.

Como último punto, vienen la evaluación y los ajustes para cambiar lo que haya que cambiar y corregir lo que haya que corregir.

Claves para prevenir los homicidios

La FIP evaluó, con la ayuda de un software, los delitos y situaciones que influyen en los homicidios en zonas como Bosa y Ciudad Bolívar.

El análisis mostró, por ejemplo, que el riesgo de homicidio es 6,6 veces más alto a 300 metros de los sitios de Bosa donde se incautó marihuana y 7,6 veces más en zonas donde se incautó cocaína.

En Ciudad Bolívar, en cambio, lo que más genera riesgo de homicidio son las lesiones personales. A cien metros de donde ocurren estos hechos hay 12,8 más veces de riesgo de homicidio.

Este análisis se hizo con estadísticas de delitos del 2014. En cuanto a delitos, tuvo en cuenta las lesiones personales y el hurto en todas sus modalidades y el mercado de las drogas. También tuvo en cuenta el entorno: parques, casinos, bares, bancos, cajeros automáticos.

Yolanda Gómez T.
Editora EL TIEMPO

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.