El Papa vendrá a Colombia en pleno posconflicto

El Papa vendrá a Colombia en pleno posconflicto

El pontífice visitará el país en el primer semestre del 2017. Quibdó, primera ciudad confirmada.

notitle
23 de enero 2016 , 06:20 p.m.

Es un hecho: el papa Francisco visitará Colombia. Así lo confirmó ayer en Roma el presidente de la Conferencia Episcopal y arzobispo de Tunja, monseñor Luis Augusto Castro, luego de una reunión a puerta cerrada en la que también participó el cardenal colombiano Rubén Salazar.

El pontífice reafirmó su alegría por visitar el país –ya había manifestado sus intenciones– y expresó que será en los primeros seis meses del 2017. Dijo también que hará lo posible para permanecer entre cuatro y cinco días en el país.

Aunque Castro indicó que todavía no hay una agenda ni un itinerario establecidos, confirmó que el único lugar fijo que hará parte de la visita papal será Quibdó, capital del departamento del Chocó. El motivo principal para escoger esta región –añadió Castro– es que “una de las condiciones del pontífice es ir a un lugar donde pueda llevar esperanza y consolación a los más abandonados y desprotegidos”. Allí podrá abrazar a las minorías étnicas, a los afrodescendientes y a los pobres, añadió Castro.

El Papa le dijo a la delegación colombiana que, aunque Brasil y Chile también lo están esperando, y que Argentina “está chillando” porque no ha ido, su prioridad es Colombia.

Finalmente, Castro explicó que, aunque Francisco está muy interesado en el proceso de paz entre el Gobierno y las Farc –que siempre ha apoyado–, su visita no se va a condicionar a este tema. No obstante, dijo: “El pontífice quiere encontrarse con los colombianos. Y sería maravilloso poder estar en medio de la reconciliación”, dijo Castro.

EL TIEMPO también conoció que, posiblemente, la decisión del papa Francisco de visitar el país en el primer semestre del 2017 podría obedecer a que, en ese entonces, Colombia estará en pleno posconflicto y en la consolidación de la firma de la paz entre el Gobierno y las Farc.

En el itinerario propuesto por el clero colombiano se incluyen grandes ciudades para que sea mayor el número de colombianos que pueda estar cerca de él: Bogotá, Medellín, Barranquilla, Cali y Quibdó. Y no se descarta la posibilidad de una visita a la frontera con Venezuela.

Sin precedentes

No hay antecedente de una gestión tan intensa a nivel diplomático y eclesiástico por parte del Gobierno y la Iglesia católica colombiana para concretar la visita apostólica. En el momento que vive el país, ad portas de terminar el conflicto armado más antiguo en América, sus protagonistas ven en el papa Francisco a una pieza clave en la consolidación del proceso y un fuerte impulso a la reconciliación nacional.

El pontífice ha sido uno de los líderes mundiales más interesados en que esta situación llegue a su fin.

“Que la sangre vertida por miles de inocentes, durante tantas décadas de conflicto armado, unida a aquella del señor Jesucristo en la cruz, sostenga todos los esfuerzos que se están haciendo, incluso aquí en esta bella isla, para una definitiva reconciliación”, expresó el 20 de septiembre del año pasado.

Así que una visita a Colombia contribuiría a hacer menos denso el ambiente de reconciliación y a estimular la unidad, la fe y el perdón. En su encuentro en junio del 2015 con el presidente Santos, el Papa le dijo: “Espero ir cuando se firme la paz”. También le expresó: “Usted es la persona por la que más he rezado, mucho, mucho, por el proceso de paz”. El momento está cerca y por esto no se ahorran esfuerzos.

Regalos para el Papa

En la mañana de ayer, el papa Francisco –en un hecho inusual– recibió a la cúpula de la Iglesia católica colombiana. Fueron juntos el cardenal Rubén Salazar, también arzobispo de Bogotá; el presidente de la Conferencia Episcopal, monseñor Luis Augusto Castro; el vicepresidente del episcopado y arzobispo de Villavicencio, Óscar Urbina, y monseñor Daniel Falla.

Después de varios días merodeando en la Santa Sede, llegaron en grupo dando un mensaje claro de unidad. Y no llegaron con las manos vacías. Como los reyes magos, cada uno portaba algún presente para el pontífice: libros y un detallado mapa de Colombia con los lugares señalados que ellos proponen en la agenda de viaje.

El principal argumento para que el Papa visite Colombia es el impulso que significa su presencia para sacar adelante las negociaciones de paz con las Farc.

“El Papa nos puede llevar serenidad y será indispensable para contribuir a la recomposición de la sociedad, y en esto el papel de la Iglesia católica es fundamental para que los colombianos descubramos y ejerzamos el coraje que implica perdonar”, afirmó también en Roma el obispo colombiano Octavio Ruiz, secretario general del Pontificio Consejo para la Nueva Evangelización.

¿Coincidencia o providencia?

Colombia cuenta, además, con un gran aliado. Se trata de monseñor Mauricio Rueda Beltz, nuevo administrador de los vuelos papales, en remplazó de Alberto Gasbarri, quien desempeñó esa función durante los últimos 37 años.

Rueda Beltz nació en Bogota el 8 de enero de 1970 y hace parte del cuerpo diplomático del Vaticano, con una amplia experiencia.

Esto indica que quien tendrá a su cargo la organización de la visita del papa Francisco a Colombia será este diplomático bogotano, quien se ganó ese puesto recomendado, incluso, por el mismo Gasbarri y porque, además, demostró que tenía el talante para esta delicada misión ya que fue fundamental su labor para superar en un pasado dificultades diplomáticas que se presentaron en la organización de visitas del Santo Padre a Jordania y Turquía, entre otras.

Hace pocos días fue parte del grupo de coordinación que viajo a México para ultimar detalles de la próxima visita apostólica del 12 al 18 de febrero. Su designación se hará oficial en el siguiente mes de febrero.

Opiniones

Juan Manuel Santos
Presidente de Colombia

“Celebramos el anuncio de monseñor Luis Augusto Castro sobre la visita del papa Francisco en 2017. En Colombia lo recibiremos con entusiasmo y en paz”.

Pedro Mercado
Secretario adjunto episcopado

“Debemos prepararnos espiritualmente para esta importante visita del Santo Padre a Colombia, un país que ahora, más que nunca, necesita su palabra de esperanza, paz y reconciliación”.

Jhoany Palacios
Gobernador del Chocó

“El Chocó acogerá al Papa con el calor humano y la alegría de un pueblo creyente que tiene la esperanza en Dios y en sus buenos hombres de cerrar las brechas de la pobreza y la desigualdad".

NÉSTOR PONGUTÁ
Para EL TIEMPO
Ciudad del Vaticano.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.