Secciones
Síguenos en:
Comerciantes, los que ahora se quejan por obra Parques del Río

Comerciantes, los que ahora se quejan por obra Parques del Río

Comunidad cuestionó que se inicie el lado B y pide que se socialice plan de movilidad.

notitle
Por: REDACCIÓN EL TIEMPO
23 de enero 2016 , 12:12 a. m.

El lado B de la primera fase de Parques del Río (en la margen oriental del Río Medellín), obra que dejó contratada y financiada la pasada administración, aún no comienza y ya levantó ampolla entre los habitantes de La Bayadera, Barrio Triste y el Sagrado Corazón.

Específicamente los comerciantes de esos sectores de la ciudad aseguran que la obra no es prioritaria y que los trabajos, que se extenderán durante 24 meses, afectarán sus ventas.

Esta no es la primera oposición que registra la megaobra. A finales de 2014 y principios de 2015, cuando se anunció la construcción del lado A (es la margen occidental del río), los vecinos de la obra, especialmente los residentes del barrio Conquistadores, protestaron e incluso bloquearon el paso vehicular por la avenida Regional (en sentido norte-sur) por el peligro que, según ellos, representaba tener un parque público sin vigilancia en frente de sus casas, y también por el ruido y el polvo de la obra.

Ahora la que resultaría afectada es otra población, los vecinos del lado B de Parques del Río, en su mayoría comerciantes de partes automotores, que critican la pertinencia del parque que se construirá a partir de marzo de este año.

Alfonso Vergara Vergara, presidente de la Corporación Dignidad Colombia e integrante del grupo Democracia y Valores, recordó que en estudios que hizo la Contraloría y en una carta de conclusiones que presentó, se demuestra que el lado A de Parques del Río Todavía tiene problemas por resolver.

“Cómo van a empezar el lado B sin terminar el lado A, en el que ni siquiera se sabe para dónde se desviaron los acuíferos. En la primera obra hay muchos problemas técnicos, apenas tiene un avance del 62 por ciento pero ya hay un sobrecosto de 21.000 millones de pesos. Cómo van a empezar una obra aquí en marzo sin resolver lo que pasa allá”, explicó Vergara.

El representante de la comunidad agregó que de iniciarse la obra, los habitantes y comerciantes de los sectores afectados iban a quedar bloqueados por los trabajos, sin acceso a sus negocios.

Marta Cecilia Mejía, gerente de Catercol –una empresa ubicada en la zona–, coincide con Vergara.

“Nosotros no estamos de acuerdo con que se construya este proyecto. Nuestro negocio consiste en atender a la gente en el mostrador, pero quién se nos va a acercar si las vías permanecen cerradas”, cuestionó la empresaria, quien calculó que durante los trabajos, si en efecto se cierran las vías, podría registrar una disminución de 80 por ciento de las ventas.

Sin embargo, la Alcaldía ya presentó un Plan Integrado de Movilidad (PIMO) que garantizará que siempre hayan cinco carriles habilitados en la Regional para transitar de sur a norte, lo que representaría una mejor movilidad que la que se registró en el lado A de la megaobra. Los puentes militares seguirán en uso.

Pero pese a que ya se ha estructurado ese plan, la comunidad se queja porque no han tenido reuniones informativas.
“Durante la campaña era muy fácil encontrar al alcalde para discutir el tema, pero ahora nadie nos responde, no tenemos claro cómo se desarrollará esta obra y qué afectaciones tendremos”, indicó Vergara.

Juan Pablo Becerra, administrador del negocio de repuestos de motos Motosimple, confirmó que ningún funcionario de la Administración Municipal se ha acercado para solucionar sus dudas.

“A mí me parece muy importante esta obra para la ciudad, pero un negocio como este vive del tráfico, y si lo quitan, nos va a impactar directamente. Falta un mes, o menos, para que inicie la obra y nadie nos ha explicado cómo quedará la movilidad en la zona”, contó Becerra.

Otro temor que tiene la comunidad es que el nuevo parque no sea seguro.

“No necesitamos un parque en este sector comercial, para qué. Lo que va a pasar es que se van a trasladar todas las dinámicas que hay entre las calles 33 y la 30, y no creo que haya capacidad de las autoridades para garantizar seguridad”, sentenció Mejía.

MEDELLÍN

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.