Secciones
Síguenos en:
Directora del ICBF instaura tutela para cerrar Twitter de periodista

Directora del ICBF instaura tutela para cerrar Twitter de periodista

Cristina Plazas asegura que el comunicador Gonzalo Guillén divulga información falsa sobre ella.

notitle
Por: REDACCIÓN EL TIEMPO
22 de enero 2016 , 05:11 p. m.

La decisión de la directora del Instituto Colombiano de Bienestar Familiar, Cristina Plazas, de instaurar una acción de tutela por las críticas que le ha realizado el periodista Gonzalo Guillén ha generado revuelo en redes sociales, donde han acusado a la funcionaria de querer censurar la opinión del comunicador.

Guillén, periodista de larga trayectoria en el país, ha puesto en tela de juicio el papel de Plazas ante la situación de la niñez en La Guajira y la ha señalado como corresponsable del actual panorama de desnutrición infantil en la comunidad wayúu. Así mismo, la ha acusado de pagar altas sumas de dinero en un hotel de La Guajira y de comprar y consumir allí licor a altos costos.

A través de su cuenta de Twitter, el comunicador dio a conocer la acción interpuesta por Plazas.

 


Por su parte, Cristina Plazas habló de la acción y dijo que la interpuso pues asegura que Guillén divulga información falsa sobre ella. “Puede decir que soy inepta, que no sirvo para nada. Pero lo que no puede él, como periodista, es dar información falsa en la que me señala de corrupta y hasta de terrorista”, dijo Plazas al afirmar que teme por su seguridad.

De hecho, advirtió que ya le recomendaron que no vaya a La Guajira porque “su vida podría correr peligro”.

Los trinos de Guillén que Plazas enmarca en la palabra matoneo y que alentaron la tutela tienen que ver, aparte de las críticas sobre el papel de la funcionaria frente a la calamidad que se vive en La Guajira y otros aspectos, con insinuaciones del comunicador de que ella se encontraba en estado de embriaguez en una visita a ese departamento, a mediados del año pasado.

En uno tuit, Guillén puso: “Han visto por ahí a @cristinaplazasm? Díganle que la CIDH y los wayúu la están buscando”. El texto iba acompañado de tres mujeres desconocidas en evidente estado de alicoramiento. Sin embargo, Plazas argumenta que se encontraba hospitalizada en una clínica de Bogotá.

En otro, el periodista tuiteó: “@cristinaplazasm está hoy en hotel Taroa, de Rioacha. Habitación a $ 550 mil y botella de güsqui a $ 300 mil. Paga @ICBFColombia”.

Plazas, sobre este aspecto, respondió: “Eso, por ejemplo, es totalmente falso. Yo adjunto en la tutela un certificado de la clínica Country en Bogotá, donde me atendían de urgencias, y una certificación del hotel Taroa, que afirma que evidentemente no estaba allá”, afirmó la funcionaria, quien aclaró que no está censurando al comunicador ni pide censura a su libre derecho de expresión. “Solo digo que un periodista no puede suministrar falsa ni perseguir a nadie ni calumniarlo”.

Además, la directora, en su tutela, adjuntó un certificado del hotel donde estuvo en La Guajira, en el que consta que el pago por la habitación es de 175.000 pesos y no 550.000 pesos, como dice Guillén.

Y así, añadió Plazas, Guillén la ha acusado públicamente de incurrir en casos de corrupción y en contratación indebida, asuntos por los cuales, aseguró, nunca fue consultada por él. También destacó que actualmente ella no tiene ninguna denuncia penal por cuenta de los señalamientos hechos por el periodista. La directora del ICBF añadió en la tutela otras pruebas que desvirtúan las acusaciones de Guillén.

“Mal haría yo si me quedo callada y no denuncio. Es mi deber denunciar. Mamás, papás, niñas, niños y jóvenes; no se queden callados, denuncien. Porque el silencio es el mejor aliado del matoneo y el acoso”, añadió.

Así mismo, un video publicado en su cuenta de Twitter, la funcionaria señala que cualquier ciudadano puede cuestionar y criticar decisiones y actuaciones de empleados públicos. Sin embargo, agrega que “nadie puede abusar de este derecho para matonear, acosar o calumniar sistemáticamente a otra persona”, haciendo referencia directa a Guillén.

“Interpuse esta tutela para solicitar a la justicia colombiana que proteja mis derechos frente a este acoso de este señor”, añade Plazas en la grabación.

 

Pese a los argumentos de Plazas, varios colectivos y usuarios de redes sociales han criticado la tutela interpuesta por la funcionaria y la ven como un intento de censura.

 


El pasado 17 de diciembre, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) dictó medidas cautelares en protección de niños y adolescentes de las comunidades wayúu de los municipios de Uribia, Manaure, Riohacha y Maicao, en el departamento de La Guajira, ante el grave riesgo de salud por desnutrición y por la presunta falta de acceso al agua, situación por la que, señala la Comisión, se habría causado la muerte a más de 4.700 niños de esa comunidad indígena durante ocho años.

ELTIEMPO.COM Y REDACCIÓN VIDA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.