Crean modelo matemático para estudiar el río Magdalena

Crean modelo matemático para estudiar el río Magdalena

El proyecto permite conocer los niveles y velocidad del afluente en diferentes escenarios y tramos.

notitle
21 de enero 2016 , 10:20 p.m.

Ante las malas noticias que aquejan al río Magdalena, por la fuerte temporada seca que ha hecho disminuir su caudal, un equipo del Centro de Investigación Científica del río Magdalena Alfonso Palacio Rudas (Cirmag) diseñó un nuevo modelo matemático que permite conocer sus niveles de agua y velocidad en diferentes escenarios.

“Es un modelo que nos ayuda a responder preguntas como: ¿qué pasaría si...? frente a diferentes escenarios probables como inundaciones, sequías, obras civiles, entre otras”, le explicó el Cirmag a este medio.

El modelo hidráulico permite conocer los niveles de agua en metros sobre el nivel del mar (m. s. n. m.), la velocidad del líquido (m/s), su profundidad (m) y caudal (m3/s) en cualquier punto del tramo de modelación.

Los investigadores, que desarrollaron el modelo durante 18 meses en compañía del Instituto Deltares de Holanda, concibieron el software para que pudiera proyectar las condiciones pasadas del río, así como las circunstancias futuras. (Lea también: El 2016 será un año de grandes desafíos ambientales)

Con esta nueva plataforma, se podrá conocer el comportamiento de los caudales, el impacto de las lluvias en sus comunidades ribereñas, la captación de aguas por parte de bocatomas de acueductos y la operación de las hidroeléctricas. Tales datos pueden ser consultados por entidades como Cormagdalena y otras autoridades locales y organizaciones no gubernamentales que presenten solicitud al Cirmag.

Esta información es valiosa para la atención de desastres como los ocurridos durante el fenómeno de la Niña en el 2011, que le costaron al país cerca de 11, 2 billones de pesos y cientos de miles de personas afectadas por la emergencia.

¿Qué utilidad tiene?

Los cálculos que aportan este modelo son importantes para una temporada de sequía como la que enfrenta el país actualmente, donde el río ha presentado niveles de menos de 35 centímetros en ciudades como Barrancabermeja (Santander).

El modelo se utilizó, por ejemplo, para conocer el comportamiento del río con la puesta en marcha del sistema Betania – Quimbo, que se encontraba parado por una decisión del Tribunal Administrativo del Huila, y que reabrió el 7 de enero. Los investigadores analizaron seis posibles escenarios, con distintas cantidades de entrada adicional de caudal de agua medida en metros cúbicos. Esto permitió determinar que sí aumentaría el caudal con la puesta en marcha de la represa El Quimbo. 

Redacción Vida

Despierta con las noticias más importantes.Inscríbete a nuestro Boletín del día.

INSCRIBIRSE

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.