Retos en la educación del Caribe, según la Uninorte

Retos en la educación del Caribe, según la Uninorte

Para el Observatorio en Educación de esa universidad son 5 puntos los que deben trabajarse.

notitle
19 de enero 2016 , 08:10 a. m.

El sector educativo de la región Caribe, como en el resto del país, debe afrontar un conjunto de retos que para el Observatorio de Educación de la Universidad del Norte deben ser tenidos en cuenta para este 2016 que apenas comienza.

Esa dependencia de la Uninorte, puso cinco puntos a consideración de toda la región y, en especial, de los nuevos representantes públicos, recientemente posesionados.

El primero de estos aspectos a fortalecer consiste en darle continuidad a los esfuerzos por mejorar los resultados académicos de los estudiantes. Los indicadores de referencia a nivel regional (Pruebas Saber, ISCE, entre otros) son claramente inferiores a los obtenidos por otras regiones y al consolidado nacional.

En segunda instancia, para la Uninorte se debe avanzar en la implementación de la jornada única que ha venido siendo impulsada desde el gobierno central. Además de la infraestructura y servicios complementarios que demanda la puesta en marcha de este tipo de programas (alimentación, transporte, etc.); es importante avanzar en los ajustes curriculares que se requieren para que el aumento en el número de horas del calendario académico contribuya de forma efectiva al mejoramiento de la calidad educativa.

El tercer punto tiene que ver con que la región exige un esfuerzo en el aumento de la tasa de absorción de la educación superior, por lo que, así mismo, es necesario avanzar en el aseguramiento de la calidad de programas e instituciones en este nivel.

Por otra parte, se requiere que la oferta educativa se articule con las necesidades de capital humano de los sectores productivos de mayor impacto sobre el desarrollo (económico y social) de los departamentos de la región Caribe.

Estos retos implican, además, fortalecer los programas de becas y subsidios que ayuden a aumentar la matricula, la revisión de la estructura de la oferta educativa a nivel superior y para el trabajo con el fin de evaluar su pertinencia frente a las necesidades de desarrollo regional.

“Debemos mejorar los mecanismos y procesos que aseguren que los programas orientados al apoyo formativo de nuestros estudiantes (alimentación, transporte, integración de las TIC, etc.), de forma que se ejecuten de manera más efectiva, garantizando así un apoyo vital que necesitan los niños y jóvenes de instituciones de educación oficial para potenciar su desarrollo socioeducativo”, dijo el Observatorio de Educación de la Uninorte.

En quinto lugar, se insiste en la realización del seguimiento al diseño e implementación de los planes de gobierno nacionales y locales en materia educativa.

De esta forma se ayudaría a los actores que intervienen o se interesan en este sector para que puedan tener una mejor comprensión de los avances de dichos planes y de las transformaciones derivadas de estos.

BARRANQUILLA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.