¿Es posible que Bogotá sea referente mundial de movilidad sostenible?

¿Es posible que Bogotá sea referente mundial de movilidad sostenible?

Darío Hidalgo, experto en la materia, explica cuál deberá ser el camino para lograr ese objetivo.

notitle
18 de enero 2016 , 08:29 p.m.

En un discurso ambicioso, el Alcalde nos pone a los bogotanos en la búsqueda de una meta difícil pero posible. Fiel a su discurso de grandes sueños, y como consecuencia de los logros de su primera administración, Enrique Peñalosa quiere volver a poner a Bogotá como referente mundial de movilidad sostenible. Acompaña este anuncio con el compromiso de doblar la participación de la cicla en el total de viajes.

Arrancamos esta carrera bien abajo. La satisfacción de los usuarios en TransMilenio (TM) y el SITP es muy baja (19 y 40 %, según Bogotá Cómo Vamos, respectivamente). El número de colados puede superar los 100.000 al día. Se multiplican las quejas por inseguridad, ventas ambulantes, buses llenos, alimentadores demorados, losas rotas, estaciones con puertas y pisos dañados, buses zonales varados y atropellos. El déficit del SITP supera los 600.000 millones de pesos, y la subida de tarifas es inevitable pero insuficiente.

Hay que reconocer avances en 2015 respecto a 2014, pero aún hay un largo camino. Solo hay dos proyectos, hoy suspendidos: la construcción de la troncal de la Boyacá y el cable de Ciudad Bolívar, un gran alimentador si se hace con buenas intervenciones al espacio público. En proceso está el metro, que el Alcalde revisará por sus altísimos costos y riesgos, y que se hará con apoyo de la Nación.

¿Es posible dar un giro que permita a Bogotá superar a Santiago? Como optimista, creo que sí. Las cabezas de la transformación son técnicos enamorados de la ciudad y comprometidos con la mejora. Necesitan dar continuidad a lo mejor, corregir lo que no funciona y crear cosas nuevas.

El portafolio de medidas es grande: troncales en la carrera 7.ª y la avenida 68, conexiones de TM, inicio de la primera línea metro, recuperación, ampliación de la Caracas y la Autonorte y reforzamiento y ampliación de los carriles prioritarios el SITP. También reingeniería operacional de TM y de los servicios zonales del SITP. Todo esto acompañado por el reforzamiento de la cultura ciudadana y del control policial. También ayudará mucho organizar la logística urbana, parte del trancón. En las urgencias está el reemplazo de flota de fase I, cuya licitación está suspendida, y las dificultades financieras de los operadores.

Y el lío de fondo es de fondos. No solo de la operación, donde hay que buscar cargos a los carros. Hay autorización nacional para los cobros por estacionamiento y congestión, pero se necesita aprobación del Concejo. También hay oportunidad de captura de valor inmobiliario. Aun con nuevas fuentes, el hueco es gigante. El otro lío es de credibilidad y corresponsabilidad; en ese aportamos todos. Quedan 1.442 días.

DARÍO HIDALGO
Transporte sostenible, WRI 

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.