Secciones
Síguenos en:
Bogotá tropical

Bogotá tropical

Cada tanto sentiré nostalgia de aquellos aguaceros interminables que llegaban casi sin anunciarse.

notitle
Por: REDACCIÓN EL TIEMPO
18 de enero 2016 , 06:46 p. m.

Bogotá, te recordaré como la ciudad de clima frío que alguna vez fuiste. Atesoraré en mi corazón (y en mi clóset) las chaquetas y abrigos que usábamos durante el día para protegernos de esos golpes de frío que a veces bajaban desde los cerros orientales, helándonos hasta el alma y haciéndonos maldecir tu vecindad con el páramo.

Bogotá, cada tanto sentiré nostalgia de aquellos aguaceros interminables que llegaban casi sin anunciarse y que en segundos te oscurecían y te cubrían con unas densas nubes grises y negras que parecían quedarse eternamente amarradas a los techos de los edificios más altos. ¿Cuándo volveremos a ver a esas lluvias? ¿Cuándo viviremos nuevamente aquella angustia producida por ese clima impredecible que obligaba a llevar paraguas, así hubiera sol, porque nunca supimos (ni Max Henríquez, ni el Ideam) descifrar el clima bogotano?

Los menos acostumbrados a tu clima te decían la nevera. ¡Ah, qué bello sobrenombre! Hoy, tu clima mata en segundos un helado y entibia en pocos minutos una botella de agua helada o una refrescante cerveza. Pedir una gaseosa al clima, otrora encanto del altiplano, ahora es una aberración gastronómica. Las camisetas esqueleto, las pantalonetas y sandalias se volvieron uniforme de la ciudad. Esas prendas, que antes solo se veían en los cuerpos de extranjeros desubicados que pensaban que Bogotá era una ciudad de clima cálido por estar en el trópico, ahora forman parte del diario vestir de jóvenes y no tan jóvenes. Las mujeres dejan sus hombros al aire y las faldas vaporosas ya no son un despropósito. No queda nada de la otra Bogotá.

Algunas casas y edificios en la capital ya ven con urgencia la necesidad de instalar un aire acondicionado, pues el inclemente sol y las temperaturas superiores a los 20 grados centígrados poco a poco han hecho más calientes los lugares cerrados. Esa tibieza se prolonga hasta bien entrada la noche y las pesadas cobijas que antes eran necesarias para soportar la fría oscuridad estrellada de la sabana ahora son incómodos accesorios que nos hacen pasar noches bañados en sudor, sumidos en el insomnio, mientras soportamos calores jamás imaginados para nuestros 2.600 metros sobre el nivel del mar.

Por causa del fenómeno del Niño y, no nos digamos mentiras, el galopante cambio climático, Bogotá se convirtió en la nueva ciudad de la eterna primavera. Le robamos el título a Medellín, que ahora es como una especie de Melgar, Girardot u Honda, sin el encanto de Piscilago o las brisas del río Magdalena.

He visto y oído a muchas personas celebrando el nuevo clima de Bogotá: “qué rico que haga harto sol”, aseguran, sin darse cuenta de que están alegrándose por lo que parece ser la primera cuota del irreversible cambio de las temperaturas a nivel global. Puede que las lluvias vuelvan en unos meses, puede que Bogotá recupere algo de su tradicional clima, pero más temprano que tarde los ciclos climáticos nos volverán a traer a este punto en el que el país se seca y el sol nos achicharra.

Mi consejo: no celebren estos bellos días; más bien, preocúpense.

Por ahí vi al muy augusto alcalde de Bogotá anunciando más buses y más troncales para la ciudad. ¿Acaso esos buses no emiten CO2? ¿No sería más responsable insistir en medios limpios para transportar a la ciudad en lugar de los buses-chimenea? ¿Para qué TransMilenio por la 7.ª? ¿No sería mejor volver a la idea del tranvía?


* * * *

#PreguntaSuelta: ¿usted sí cree que la paz se firma antes del 23 de marzo?


Juan Pablo Calvás
@colombiascopio

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.