Secciones
Síguenos en:
El 'Chapo' tiene razón

El 'Chapo' tiene razón

El mensaje es simple: intentar reducir la oferta es inútil si no se corta la demanda del producto.

notitle
Por: REDACCIÓN EL TIEMPO
17 de enero 2016 , 09:11 p. m.

Para muchos periodistas del mundo, me incluyo entre ellos, las noticias sobre el ‘Chapo’ Guzmán en México han dado lugar a serias discusiones, que tienen menos que ver con narcotráfico y más con profesionalismo periodístico.

El hecho de que un actor gringo de cine y una estrella mexicana de telenovelas, jugando a reporteros, lograran la chiva de entrevistar al narcotraficante más buscado del mundo, antes de que fuera recapturado, ha provocado controversia alrededor de la revista ‘Rolling Stone’, que publicó el largo y a veces incoherente artículo en el que el actor Sean Penn se glorifica a sí mismo; acepta, sin argumentar, las justificaciones del ‘Chapo’ y lo condimenta con comentarios superfluos, como su flatulencia.

Eso, creemos muchos, no es periodismo. Sobre todo cuando en México tantos periodistas han sido asesinados y son permanentemente amenazados por la mafia del narcotráfico por hacer su trabajo.

Ni hablar de los comentarios de muchos colegas sobre el video, grabado en octubre, que para acompañar el artículo apareció en las redes sociales la semana pasada y en el que por 17 largos y aburridos minutos ‘Chapo’ racionaliza sobre sus actividades como un ranchero que desea la paz y que no tiene alternativas diferentes al narcotráfico. Aunque no habla abiertamente del sangriento negocio que preside, ofrece la única verdad importante en este nuevo capítulo de la historia telenovelesca de sus escapes y capturas. “Cuando me haya ido no habrá disminución en el tráfico de drogas”, dice. Y añade: “Eso nunca va a terminar”.

No es necesario ser la cabeza de uno de los mayores grupos de narcotráfico para saber eso. En México nadie cree en los aspavientos del Gobierno sobre la importancia de esta nueva captura.

En EE. UU., el consumo de heroína se ha duplicado desde el 2007, y los índices de consumo de otras drogas suben cada día. Eso no va a cambiar porque las autoridades mexicanas encarcelaron al ‘Chapo’ una vez más. Inclusive, si esta vez llegaran a extraditarlo, como no ocurrió en pasadas ocasiones cuando fue capturado con ruidosas declaraciones oficiales, para luego escapar en el 2001, y recapturado con aun más ruidosas declaraciones oficiales en el 2014 para volver a escapar y volver a... (bueno, usted ya sabe lo que sigue).

“¿Podríamos celebrar este fin de semana la captura de Guzmán, porque marca el fin de la narcoviolencia?”, pregunta un diario mexicano. Y responde: “No podemos contar con eso –por lo menos no hasta que México corrija en serio la corrupción oficial y policial y las profundas fallas judiciales que hacen tan difícil capturarlo y mantenerlo en la cárcel”. Eso fue escrito hace dos años, y nada ha cambiado ni va a cambiar.

Como el propio ‘Chapo’ le responde en el video al candidato republicano Jeb Bush, quien culpa a las mafias mexicanas por la insaciable adicción a las drogas de Estados Unidos: “Acúsanos a los mexicanos de todo lo que quieras, Jeb. Pero mientras los gringos no dejen de fumar, esnifar e inyectarse, solo te estás engañando”.

El mensaje es simple pero relevante: intentar reducir la oferta es inútil si no se corta la demanda del producto. Mientras los EE.UU. no admitan su inmensa cuota de culpa por el crecimiento de esa plaga, ninguna cantidad de acción policiva extinguirá el tráfico ilícito de drogas, particularmente porque se trata de un círculo vicioso en el que el narcotráfico es uno de los factores mayores de corrupción policial, judicial y gubernamental.

Suprimirles a los grandes narcos los inmensos mercados que claman por sus productos es la manera segura de cortarles las millonarias cantidades de dinero que reciben y el mito ‘robinhoodesco’ que los rodea. De paso, es darle fin al tipo de mitología alrededor de los narcos que da lugar a tantas canciones y telenovelas y hace creer a estrellas de cine como Sean Penn que pueden jugar a ser periodistas en la vida real como si fuera en la pantalla.

CECILIA RODRÍGUEZ
LUXEMBURGO.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.