Los retos que tendrá el 'gerente' de colados de TransMilenio

Los retos que tendrá el 'gerente' de colados de TransMilenio

Su primera misión será recuperar el respeto a la autoridad que, hoy por hoy, los colados no acatan.

notitle
15 de enero 2016 , 11:35 a.m.

El tema de los colados se le salió de control a TransMilenio: este año van cinco mil colados, según las cifras oficiales de la Policía, que estima en 40, el número de comparendos diarios que tiene que imponer a las personas que logra sorprender subiendo a estaciones y buses del sistema sin pagar el pasaje.

De esa magnitud es el reto que tendrá que enfrentar la persona que sea designada como gerente para enfrentar el fenómeno de los colados, como anunció  Alexandra Rojas, la nueva gerente de TransMilenio.

Al año, el sistema puede perder alrededor de 20.000 millones de pesos por cuenta de las personas que ingresan sin pagar el pasaje. Esos son los estimativos de TransMilenio que no tiene cifras exactas pero sabe que el tema se salió de control.

Podrían ser unos 18 colados por hora, y alrededor de 333 al día, pero la cifra es apenas un estimativo con base en las cifras de los 15 días que han transcurrido en lo que va del 2016.

Los colados en el sistema están desenfrenado. No les importa la presencia de la Policía y se lanzan en manadas a entrar por las puertas de las estaciones mientras estas permanecen abiertas, segundos después del arranque de los buses.

A otros no les importa si las puertas están cerradas: las abren a la fuerza y con el tiempo se dañan y permanecen abierta.

A los colados no les importa forzar las puertas y dañarlas para subirse al sistema sin pagar el pasaje. Archivo / EL TIEMPO

Últimamente ha cobrado fuerza saltarse los torniquetes: lo hacen en parejas y usualmente la maroma de este salto toma por sorpresa a los policías y a los otros pasajeros porque simplemente los ven pasar del torniquete al bus.

La policía ha intentado sancionarlos: dice que está imponiendo unos 40 comparendos al día, pero no hay reportes de si se han pagado multas y de si hay mecanismos para obligar a los infractores a hacerlo.

El problema es que los colados ya le perdieron el respeto a la Policía. El 12 y 13 de enero cuatro auxiliares bachilleres y una patrullera resultaron mordidos, golpeados y heridos por intentar evitar colados en las estaciones de Las Aguas, la troncal Caracas con 19 y la estación Sena.

Hasta una universidad hizo una puesta en escena de lo cavernícola que resulta el tema, pero quedó como un hecho episódico. Ni los muertos por intentar colarse han servido ni de ejemplo ni de escarmiento para quienes siguen subiéndose sistemáticamente al sistema sin pagar.

Los pasajeros ya no se atreven a protestar por temor a ser agredidos.

Escríbanos a yolgom@eltiempo.com
En Twitter: @YolandaGómezT

BOGOTÁ

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.