Un abrazo a nuestro cine

Un abrazo a nuestro cine

La cinta de Ciro Guerra corona una cadena de reconocimientos sin precedentes en el cine colombiano.

14 de enero 2016 , 09:22 p.m.

Ciro Guerra, director del 'El abrazo de la serpiente', primer filme colombiano nominado a un premio Oscar de la Academia. Foto: Mauricio León / EL TIEMPO

Poco antes de comenzar el rodaje de 'El abrazo de la serpiente', el equipo de producción de Ciro Guerra tuvo que hacer un ritual con los indígenas que participaron en la filmación: ofrecer la película a la Madre Tierra y pedirle permiso para rodarla. A juzgar por los resultados de la cinta, que este jueves fue nominada a los premios Óscar como mejor película en lengua no inglesa, la Madre Tierra aceptó el ofrecimiento y se prodigó en retribuciones para el director y su equipo, encabezado por la productora Cristina Gallego, esposa de Guerra.

Y es que la cinta corona con esta postulación una cadena de reconocimientos sin precedentes en el cine colombiano: ganó el premio Art Cinema, en la Quincena de Realizadores del Festival de Cannes; el galardón de mejor película en Costa Rica, India y Lima, y el de mejor película internacional en Mar del Plata y Odessa. Sin contar otros logros, como la nominación que aún tiene en los Independent Spirit Awards, uno de los premios más importantes del circuito alternativo.

El filme, que enaltece la relación de un par de exploradores extranjeros con los habitantes de las selvas amazónicas, constituye también un ejemplo del proceso que ha vivido la cinematografía colombiana. A partir de la primera ley de cine, promulgada en el 2003, se crearon mecanismos para otorgar estímulos a los directores nacionales, de manera que el número de películas estrenadas cada año en el país pasó de 5, cuando se firmó esa ley, a 36 en el 2015.

De hecho, 'El abrazo de la serpiente' participó en ese sistema de estímulos oficiales y recibió más de 2.000 millones de pesos para su desarrollo y producción. Gracias a ese respaldo y al talento de dirección y de su tropa de artistas, su trabajo ha sido valorado fuera del país, no solo por figurar oficialmente en la ceremonia del Óscar, el próximo 28 de febrero, sino porque su película ha llegado a mercados exigentes como el de Francia.

Ahora, el reto es para el público local, donde logró un poco más de 100.000 espectadores, cifra que no responde a sus méritos. Pero ha regresado a nuestras salas y es de esperar que miles de compatriotas acudan a verla para hablar con propiedad de la salud de nuestro cine. Y que la Madre Tierra nos dé un último empujón el próximo 28 de febrero...

editorial@eltiempo.com

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.