Maduro mantendrá cerrada la frontera con Colombia

Maduro mantendrá cerrada la frontera con Colombia

El mandatario dijo que así seguirá hasta 'restituir toda la vida social, económica, y la seguridad'.

14 de enero 2016 , 08:01 p.m.

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, señaló este viernes, en su primer discurso ante la Asamblea de mayoría opositora, que mantendrá cerrada la frontera con Colombia.

El mandatario del vecino país afirmó que los pasos fronterizos se mantendrán cerrados “hasta que se termine de restituir toda la vida social, económica, y la seguridad de cada palmo de nuestro territorio” y dio órdenes a la Fuerza Armada en ese sentido.

“Pido apoyo para que podamos, junto a los habitantes de la frontera, construir una frontera segura sin la presencia de ningún grupo militar armado de las características que sea, que venga de Colombia. Ni que exista en territorio venezolano”, agregó el Jefe de Estado.

Así mismo, felicitó a las autoridades locales por sus acciones en cumplimiento del cierre, con el fin de “atender mil demonios que nos vienen de Colombia: contrabando, paramilitarismo, narcotráfico”.

Maduro también llamó a la "unión nacional" e instó a la oposición a un "diálogo constructivo" para afrontar la emergencia económica del país y dar el salto de una economía rentista "agotada, en fase terminal" a otra generadora de riquezas.

"Llamo a un diálogo constructivo, para la acción, para la construcción de una nueva economía, para desactivar cualquier mecanismo vinculado a la especulación de la moneda, de los precios, para que el capitalismo salvaje no se siga tragando a nuestra moneda", afirmó Maduro en su intervención anual ante el Parlamento.

En un acto inédito en 17 años de gobierno chavista, Maduro, ataviado con su banda presidencial, entró al hemiciclo legislativo entre aplausos de seguidores que ocupaban las tribuna, e intercambió, sonriente, unas palabras con el jefe legislativo, Henry Ramos Allup, un acérrimo antichavista.

"Hoy gracias a la constitución esta oposición está en mayoría y en ejercicio en esta Asamblea", expresó Maduro con tono conciliador en sus primeras palabras, desde la tribuna del hemiciclo, abarrotado de funcionarios de gobierno, diputados, diplomáticos y periodistas.

Más adelante, dijo: "El año 2015 será recordado, sin dudas, como el año más terrible que ha tenido que afrontar esta nueva etapa de la revolución".

Además, invitó a la oposición a conversar sobre cualquier tema para buscar la "paz". "Quedamos listos y dispuestos para conversar este y cualquier otro tema que sea susceptible y necesario de conversar por la paz que nos exige Venezuela", manifestó el mandatario, tras aludir a la amnistía que proponen los opositores para políticos presos.

Así mismo, más adelante, propuso en su mensaje la creación de una comisión de "justicia, verdad y paz" frente a esa ley de amnistía.

"Propongo aquí que establezcamos una comisión nacional de justicia, verdad y paz paritaria, que sea presidida por un venezolano de confianza pública y que establezca las bases legales, jurídicas, para ir a un proceso de paz y que no se imponga la visión del perdón de los victimarios a ellos mismos", dijo Maduro.

El Jefe de Estado también llamó a no caer en "tentaciones de romper los equilibrios necesarios" y reconoció que "no es fácil" manejar el conflicto de poderes actual en el país.

En una sesión solemne ante los representantes de todos los poderes del Estado, el Gobierno en pleno y los diputados de la nueva Asamblea Nacional, Maduro dijo que, "reconociendo los resultados electorales", llama al "respeto a la Constitución y a los poderes públicos y no caer en la tentación de una contrarrevolución que produzca aventuras que sean lamentadas por todos".

Maduro, que acusa de la situación a una "guerra económica" de la derecha, apoyada por Estados Unidos, para derrocarlo, reconoció que "estamos en medio de la tormenta económica", ante la cual "están confrontados dos modelos".

"El socialista es el único, no es el modelo neoliberal que venga a privatizar (...) Tendrán que derrocarme para aprobar una ley de privatización. íNo, no y no!", manifestó, levantando el tono, en un breve cruce de palabras con diputados opositores que lo escuchaban desde sus curules.

Esta es la primera vez que Maduro comparece ante una bancada opositora a la que acusa de planear darle un "golpe de Estado" pues desde el día en que tomó el control del parlamento, hace diez días, anunció que irá tras una "vía legal" para "cambiar el gobierno".

Poco antes, Maduro decretó un estado de emergencia por la crisis, cuya gravedad confirmó el Banco Central al revelar los primeros índices económicos en más de un años: la inflación acumulada entre enero y septiembre de 2015 fue de 108,7% y la economía se contrajo en un 4,5% en ese periodo.

El decreto, que regirá por 60 días, permitirá al gobierno disponer de bienes de empresas privadas para garantizar el abastecimiento de productos y fijan límites al ingreso y salida de moneda local en efectivo, según anunció el ministro de Economía, Luis Salas.

ELTIEMPO.COM
*Con AFP Y EFE

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.