Secciones
Síguenos en:
Investigan descuadre de un billón de pesos en pasajes del SITP

Investigan descuadre de un billón de pesos en pasajes del SITP

Procuraduría hace indagación preliminar para conocer razones de Petro para no hacer alzas en 4 años.

notitle
Por: REDACCIÓN EL TIEMPO
13 de enero 2016 , 08:09 p. m.

La Procuraduría abrió indagación preliminar contra el exalcalde Gustavo Petro para conocer las razones que lo llevaron a “ignorar y engavetar” las recomendaciones de TransMilenio, la Secretaría de Movilidad y asesores externos para decretar incrementos en el valor del pasaje de los buses rojos y azules, durante cuatro años.

¿Qué tanto afecta esto a TransMilenio? El hueco fiscal ronda el billón de pesos, en vista de que el costo de operación fue superior a lo pagado por los usuarios vía pasajes.

El déficit es importante: un pasaje del sistema troncal cuesta 1.800 pesos, pero el costo de operación por usuario llegó a los 1.987 pesos, en junio del 2014. Para esa fecha, en el caso de los buses azules, el pasaje era de 1.500 pesos cuando la operación costaba 2.514 pesos.

Por eso, al 30 de junio del 2015 los gastos superaron el recaudo en más de $ 340.500 millones, dinero que ha sido girado por la Secretaría de Hacienda para reducir el impacto fiscal. De hecho, en el 2014, ese déficit llegó a los $ 643.485 millones.

No obstante, entre el 2012 y el 2015, tiempo en el que gobernó Petro, las alzas anuales dejaron de hacerse y en su lugar, en agosto del 2012, se decretó una reducción (pasó de 1.750 pesos a 1.700 en hora pico y a 1.400 en hora valle). La decisión fue revertida en octubre del 2014, cuando se aprobó un alza de 100 pesos.

Se hizo otro ajuste en agosto del 2015, con la eliminación de las horas valle, para hacer una tarifa de 1.800 pesos en el sistema troncal y de 1.500 en el zonal, todo el día. Así, entre el 2012 y el 2015, el pasaje solo aumentó 50 pesos.

Por eso, desde el 2012 y hasta junio del 2015, el Distrito les giró 1,52 billones de pesos al fondo de estabilización de tarifas y al fondo de contingencias (este desapareció en el 2013).

La situación no era desconocida para Petro, que presidía la junta directiva en la que también participaban la Nación y otras entidades distritales. En efecto, hay una copiosa correspondencia de cartas, conceptos y estudios que sugerían incrementos y que nunca llegaron a concretarse.

Por ejemplo, el 23 de octubre del 2013, el exgerente de TransMilenio Fernando Sanclemente envió una carta al entonces secretario de Movilidad, Rafael Rodríguez, con “el estudio técnico y financiero de soporte a la actualización tarifaria en la cual estima la necesidad de recursos del SITP para el periodo 2013-2024”.

El documento incluía un análisis del comité tarifario, pero ese año la Secretaría, que es la que tiene la facultad de decretar el alza, no alteró el costo del pasaje.

Además, el 23 de diciembre del 2015, ocho días antes de que Petro dejara su cargo, la Secretaría recibió otro estudio técnico y financiero de TransMilenio que sugería un incremento de 150 pesos para buses zonales y troncales y de 100 pesos en el transbordo.

Incluso, dejó listo el decreto y lo adjuntó a los estudios, pero este dejó el cargo sin firmarlo. Y el 30 de diciembre, hasta trinó en su cuenta de Twitter: “Tengan la completa seguridad que no es necesario subir la tarifas del SITP ni de TransMilenio”.

La secretaria de Hacienda, Beatriz Arbeláez, señaló que gran parte de la carga de gastos del Distrito la produce, justamente, el SITP. “Tanto TransMilenio como la Secretaría están haciendo los análisis tarifarios, y también de los costos de operación y de la demanda, entre otros”, dijo.

Esto, en vista de que no solo los pasajes producen el hueco, sino también la implementación del SITP, que aún no ha llegado a punto de equilibrio.

Al respecto, el último gerente del sistema de su gobierno, Sergio París, recordó que la ley del nuevo Plan Nacional de Desarrollo, en sus artículos 31 y 32, estableció que los sistemas de transporte masivo ya no deben ser ‘autosostenibles’ (es decir, que las tarifas paguen toda la operación) e introdujo el término de ‘sostenibilidad’.

Así, permite otras fuentes de financiación como los cobros por congestión y parqueo y los fondos de estabilización y subsidio a la demanda “que cubran el diferencial entre la tarifa técnica y la tarifa al usuario”.

Pese a que la ley rige desde el año pasado, París pidió a los entes de control aplicar el principio de favorabilidad, que “en derecho penal y disciplinario significa analizar los hechos a la luz de leyes posteriores favorables” al Distrito.

Así están los pasajes

El Sistema Integrado de Transporte Público (SITP) tiene varias tarifas.

En TransMilenio vale $ 1.800 y en el SITP, $ 1.500, a cualquier hora.

Los transbordos sí tienen tarifa diferencial, según la hora: $ 300 en las horas pico y $ 0 en las valle (de 4 a 6 a. m., de 8:30 a 9:29 a. m., de 3:30 a 4:29 p. m. y desde las 7:30 p. m.).

También hay descuentos para personas vulnerables. Los mayores de 62 años pagan $ 1.500 en las horas valle y $ 1.600 en las pico en TransMilenio, pero en el SITP pagan $ 1.350.

Quienes tienen alguna discapacidad tienen un subsidio de $ 27.000 al mes en los pasajes.

Y las personas con Sisbén (de entre 0 y 40 puntos) pagan $ 600 en horas valle y $ 900 en horas pico en los articulados y $ 600 todo el día en los buses azules del SITP.

‘Hicimos los ajustes que teníamos que hacer’: exgerente

Sergio París, exgerente de TransMilenio, aseguró que durante su gestión (que duró año y medio), los miembros de la junta directiva, de la que hacían parte el exalcalde Gustavo Petro, el Departamento Nacional de Planeación, el Ministerio de Transporte, la Secretaría de Hacienda, entre otros, estaban al tanto de la situación financiera del sistema.

Aclaró que el comité de tarifas elaboró un informe que sugería a la Secretaría de Movilidad un alza para el 2016 de entre 100 y 200 pesos: “Mientras estuve como gerente, se hizo lo que tenía que hacerse y se siguió la recomendación: se hizo un incremento (en octubre del 2014) y se eliminaron las tarifas diferenciales (en agosto del 2015), aunque hubiéramos querido un poco más”.

El exgerente, además, indicó que mientras el valor del pasaje tiene una estabilidad de un año, las tarifas técnicas (que cubren los costos de operación) son inestables porque las impacta el incremento del dólar, de las tasas de interés y, cada año, el incremento salarial. Así, hay meses en que pueden estar por encima o por debajo de lo que pagan los pasajeros.

NATALIA GÓMEZ CARVAJAL
Subeditora de EL TIEMPO
En Twitter: @nataliagoca

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.