Secciones
Síguenos en:
Sequía golpea a los pueblos del Atlántico

Sequía golpea a los pueblos del Atlántico

A Barranquilla están trayendo pescado del sur del país por la escasez. Ganaderos claman por ayudas.

notitle
Por: REDACCIÓN EL TIEMPO
13 de enero 2016 , 08:12 a. m.

La intensidad y lo prolongado del fenómeno del Niño tienen sumidos en una profunda crisis a cientos de comercializadores de pescado y ganaderos del Caribe colombiano.

Los bajos niveles del río Magdalena, el desecamiento de ciénagas y caños son los responsables que este año no llegara la esperada subienda de bocachico y otras especies apetecidas por los costeños.

En la plaza de pescado de Barranquilla, el principal centro de acopio de este producto en la región, donde semanalmente en una buena temporada se mueven entre 80 y 60 toneladas de pescado, aseguran que por estos días no están llegando a las cuatro toneladas.

Ayer, después de 16 días, entraron dos camiones con bocachico, una especie con mayor demanda por los barranquilleros.

“Es muy poquito el pescado que está llegando”, dijo Norberto Güette, de la pescadería Güette, quien asegura que especies como el bagre, la cojinúa, el blanquillo, y el bocachico criollo están escasos.

En la sola plaza de pescado de Barranquilla trabajan 198 comercializadores y mayoristas, además de 114 personas encargadas de picar y componer el pescado que llega.

El bocachico que está llegando a Barranquilla es el que viene de los Llanos Orientales, ya que el criollo que traen de municipios como El Banco y ciénagas vecinas no se ve por los bajos niveles del río.

El kilo en estos momentos de bocachico está entre los 8.000 y 9.000 pesos, dependiendo el tamaño. Es decir casi que el doble, que cuando hay subienda. La mojarra que traen del Huila es la otra que está en estos momentos ocupando la demanda local.

Como si fuera poco, el comercio de pescado local está sintiendo con mucha fuerza el cierre de la frontera con Venezuela, ya que el 70 por ciento del pescado de mar que se comercializa desde aquí es el que traen del vecino país. “El robalo o lebranche que tienen buena demanda no se ve desde que cerraron la frontera”, agrega Güette.

Ganaderos en crisis

El presidente ejecutivo de la Federación Colombiana de Ganaderos (Fedegan), José Félix Lafaurie Rivera, advirtió que la actividad se hace insostenible por la falta de agua.

Lafaurie ratificó que encontrar forrajes se ha vuelto una tarea dispendiosa y supremamente costosa. En las regiones no saben a quién más acudir para encontrar algún tipo de solución. El precio sigue siendo pagado al antojo de una industria que no se compadece del difícil presente y, como si fuera poco, más allá de eventuales pronunciamientos, del Gobierno no se sabe nada en materia de ayuda.

“Tenemos la certeza que han muerto más de 30 mil animales, que cerca de 700 mil se han tenido que desplazar y que hay casi 50 mil predios con algún tipo de daño”, precisó.

En el sur del Atlántico ganaderos le contaron a EL TIEMPO que les ha tocado vender muchas cabezas de reses ante la imposibilidad de sostenerlos en pie por la falta de alimento y agua.

“Por la sequía que vivimos aquí nos tocó salir de 50 cabezas de búfalos y unas tres novillas ya se me ha muerto”, dijo un ganadero del sector de Puerto Giraldo.

Aquí también por falta de lluvia se están secando los jagüeyes y estanques piscícolas, que ponen en riesgo la cosecha de Semana Santa. 

Leonardo Herrera Delghams

Redactor de EL TIEMPO

Barranquilla

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.