Secciones
Síguenos en:
La tradicional subienda de enero no llega a Barranca

La tradicional subienda de enero no llega a Barranca

El incremento en los precios por arroba está entre 40.000 y 50.000 pesos.

notitle
Por: REDACCIÓN EL TIEMPO
11 de enero 2016 , 09:24 p. m.

El “milagro de la multiplicación de los peces”, que por estos primeros meses del año estaban acostumbrados a observar los pescadores del río Magdalena a la altura de Barrancabermeja (Santander) es hoy solo un buen recuerdo.

El bajo cauce del afluente, la contaminación de las ciénagas y los métodos inadecuados de captura han puesto en peligro a las especies que para esta época solían abundar.

Róbinson Cárdenas, pescador de toda la vida, es entusiasta con los rumores de subienda que llegan desde otros municipios. Pese a arrojar desde la canoa su trasmallo de seis por seis, con un grupo de cinco personas, es consciente de que la pesca no es como cuando él comenzó en este oficio.

“La contaminación está acabando con el bagre. Ayer pescamos en 12 canoas y solo alcanzamos a recoger ocho kilos, cuando en época de subienda recogíamos entre 20 y 30 arrobas de pescado”, dice el experimentado pescador, quien clama por la protección del humedal Caño Cabrero, en cercanías de Yondó (Antioquia).

El deterioro de uno de los ríos más importantes del país es evidente. En los últimos 15 años, de acuerdo con la Corporación Autónoma Regional del Río Grande de la Magdalena (Cormagdalena), se ha venido disminuyendo la pesca de especies tradicionales en un 85 por ciento.

Para Álvaro Mendoza, director de Cormagdalena, la sequía no es la única culpable de que no se den las condiciones para la subienda.

“La pesca irresponsable, la contaminación y la falta de consciencia de los vecinos del Magdalena complican el crecimiento del bocachico, que en su mayoría se consume importado y que se encuentra en peligro de desaparecer”, agregó.

Campañas ecológicas y jornadas de siembras de alevinos en las ciénagas, lugares propicios para el crecimiento de estas especies, hacen parte de los programas que Cormagdalena implementó en el 2015 para mitigar el impacto ambiental. Sin embargo, los esfuerzos parecen ser insuficientes sin el compromiso ciudadano y estatal para la protección del afluente.

“Vamos a hacer una campaña educativa para cambiar la mentalidad de los habitantes de las riberas del Magdalena, para que veamos el río como una fuente de vida y no como una cloaca. Hacemos un llamado a los alcaldes a que cuidemos las plantas de tratamiento residual (PTAR), de las cuales solo quedan en funcionamiento 10 de las 50 que se construyeron para los municipios”, insistió Mendoza.

Golpe al bolsillo

La Central de Abastos de Bucaramanga ha reportado escasez de bagre y bocachico, que son reemplazados por producto venezolano que se vende a un precio más económico.

Los comerciantes señalan que el pescado de río tuvo un incremento por arroba entre los 40.000 y los 50.000 pesos.

“La mojarra de buena calidad está muy costosa y la gente se asusta cuando uno les pide 7.000 pesos, siendo que yo pago la arroba a 110.000, cuando años atrás se conseguía desde 60.000 pesos. Si llegan diez clientes, y de los diez solo me compran dos, le estoy ganando a cada pescado un poco más de 1.000 pesos”, asegura un vendedor.

Normalidad en El Quimbo

Emgesa reportó este lunes normalidad en la hidroeléctrica El Quimbo, tras haber reiniciado la operación desde la medianoche del domingo.

Para el ministro de Ambiente, Gabriel Vallejo, “es una noticia muy positiva para el país desde el punto de vista de la navegabilidad del Magdalena y del agua que se requiere para la piscicultura en Betania. El riesgo más grande de todos era que el agua siguiera represada y que El Quimbo siguiera cerrado”. Vallejo señaló que recibió informes ayer que confirmaban que no había mortandad de peces en Betania y que el oxígeno en el agua estaba por encima de los niveles tradicionales. Sin embargo, reconoció que entre El Quimbo y Betania se habían encontrado, entre el domingo y ayer, unos 380 peces pequeños muertos.

EL TIEMPO
Bucaramanga.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.