Secciones
Síguenos en:
Diez años de carnaval

Diez años de carnaval

El Carnaval de las Artes refleja lo que se puede hacer por el amor a una causa.

notitle
Por: REDACCIÓN EL TIEMPO
10 de enero 2016 , 09:45 p. m.

Tiempo de agradecer, con la venia de mis lectores. Ningún mejor ejemplo nos dejó el entrañable Grupo de Barranquilla que el de la amistad. Por eso, gracias a la amistad –y a las calidades de tantos amigos–, hemos podido sobrevivir diez años en el esfuerzo de regalar a niños y a grupos familiares de nuestra ciudad un evento con la significación del Carnaval de las Artes.

Para empezar, el proyecto La Cueva no habría sido jamás posible si, nacido de la amistad, no hubiera tenido el músculo financiero de otros amigos que confiaron en nuestro propósito. La amistad tiene las mismas raíces semánticas del amor, y nada distinto al amor por la ciudad pudo motivar a la familia Char Abdala entregar esa casa del barrio El Recreo a nuestra fundación. Nada distinto al amor por lo propio pudo conmover a Antonio, nuestro presidente, a ser útil por una causa tan noble como liderar el reconocimiento de una comunidad al trabajo artístico e intelectual del ya legendario grupo de amigos que puso a Barranquilla en el mapa de la civilización.

Nada distinto al amor y a la amistad explica la argumentación de la arquitecta Katya para declarar a La Cueva patrimonio del país entero. El Carnaval de las Artes refleja y demuestra lo que un grupo de seres conscientes puede hacer si crece precisamente en el amor a una causa. La entrada al Carnaval de las Artes es libre porque un puñado de personas, empresarios en su mayoría, se declaró cómplice de nuestro objetivo principal: provocar y alimentar la imaginación de niños y jóvenes, porque de ella, de esa creatividad, depende también la transformación del entorno. Hablo de gente como Nicanor, José Alberto, David, Gonzalo Alberto, Carlos Ignacio, Jorge Mario, Carlos Raúl, Jesús, Ramón, pero hablo también de Eduardo, de Álex, Juan, Afif, Deyana, Mariana, Ramsés, Pedro, Rafaela, Gaspar, Luis Miguel..., gente que comprende las tremendas dificultades de nuestro trabajo, pero también sus innegables resultados y satisfacciones.

Solo el amor, aunque haya tenido que matarlo, puede identificarse en la voluntad y en la conducta de mi compadre Efraím, que convenció y trajo sus primeros invitados europeos, a este que era entonces un festival desconocido, en un país hermoso, pero acosado por los depredadores.

Son amigos los que ahora, siguiendo la pauta inaugurada por él, traen a nuestro carnaval sus invitados de lujo. Jorge nos contacta a los grandes de Cuba. Rafa nos ayuda con otras estrellas latinas. Santiago se presentó en una ocasión con Laura Esquivel. Orlando nos trajo a los hijos de Blue Demon y El Santo. Marco y Albita convocaron y acompañaron a Almudena Grandes y a su esposo, Luis García Montero. Tatiana convenció a Fernando Trueba de venir en el 2012. Todos amigos, como Roberto, Gustavo, Juan y Daniel, que aportan cada año su talento y su carisma para fortalecer el evento. Fue Daniel quien me presentó a ese otro Daniel valioso, con tantos amigos en la caricatura. Y fue otro amigo, Juan Camilo, quien apadrinó la visita de la tequilera Astrid Hadad hace unos años, así como Jerry, nuestro gran amigo gringo, nos ha traído a John Sayles, a Matt Dillon, a la laureada Marisa Tomei.

La amistad no se queda allí. Ni Marisa, ni Dillon, ni Almudena,ni El Santo, ni Trueba, ni Laura Esquivel, ni ningún otro gran invitado han reclamado jugosos honorarios por venir porque saben, además, que si lo hicieran no podríamos pagarlos. Su presencia, su conversatorio y performance son aportes personales y magníficos a un Carnaval de las Artes que, de otra manera, no sería posible.

Este 21 que viene empezamos a celebrar el décimo. Ya está casi listo. Lo único que falta es que también usted venga como amigo, por puro amor al arte.

HERIBERTO FIORILLO

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.