Saga espacial en desarrollo / Opinión

Saga espacial en desarrollo / Opinión

La nueva 'Star Wars' resulta un homenaje narrativo y protagónico al cuarto capítulo de hace 38 años.

09 de enero 2016 , 11:16 p.m.

El episodio VII del colosal e inacabable seriado ‘Star Wars’ evidencia un homenaje narrativo y protagónico al cuarto capítulo inicial de hace 38 años (‘Una nueva esperanza’), bajo el sello industrial del fantasioso autor californiano George Lucas.

Ahora en manos de Disney, como continuación de ‘El retorno del Jedi’ (1983), se destacan la carismática reaparición del septuagenario Harrison Ford –Han Solo, héroe emblemático– y el regreso, entrado en años, de Carrie Fisher –princesa Leia, aún luminosa–. Más cuatro nuevos personajes juveniles, algo ingenuos, que extenderán sus maniobras combativas en dos capítulos adicionales, proyectados para el 2017 y el 2019.

Del conjunto de leyendas heroicas, con capítulos secuenciales de aventuras fantásticas en futuros lejanos, se arma una cronología interna muy particular: primero, la venerada trilogía que va de los capítulos IV al VI; segundo, la de las decepcionantes precuelas producidas y filmadas por el mismo Lucas entre 1999 y el 2005. Como “cada generación tiene su historia”, los relatos navegan por varias décadas para sostener los esquemas preconcebidos de la saga familiar contemplada como tal desde sus orígenes, en 1973.

Porque los caballeros Jedi, o las Fuerzas del Bien, guardianes de la paz y la justicia, buscan instaurar el estado de derecho y desplazarse por remotos universos para contrarrestar el Lado Oscuro del Mal y defender a los más vulnerables frente a la tiranía del Imperio de los Sith. Fugas, persecuciones y rescates como mecanismos de contraataques en batallas intermitentes. En busca de un mapa para localizar al redentor Skywalker, y de un robot que rueda como un balón, se agota la mezcla de videojuegos e historietas al estilo ‘Flash Gordon’, con archiconocidos duelos de sables luminosos.

Para reivindicar debilidades anteriores, habrá que tener en cuenta la mezcla de géneros cinematográficos: ópera espacial, fantasía épica, ciencia ficción y melodrama. Escenas reiterativas o cansonas de acción y sobrevuelos interplanetarios, con énfasis en misiles teledirigidos y derroche de una juguetería cibernética, o de efectos especiales, donde proliferan monstruos mutantes y criaturas extravagantes de ancestros medievales acomodados al toque Disney.

* * *

El profesor Hernando Martínez Pardo falleció en Bogotá días antes de finalizar el año pasado. Sus críticas, enseñanzas y escritos siempre serán puntos de referencia; particularmente, ‘Historia del cine colombiano’ (1915-1977).

MAURICIO LAURENS
Para EL TIEMPO
maulaurens@yahoo.es

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.