Mantener reducción de homicidios en Medellín será un reto

Mantener reducción de homicidios en Medellín será un reto

Estas fueron las razones por las que bajaron asesinatos. Nuevo alcalde deberá mantener disminución.

notitle
07 de enero 2016 , 08:44 a.m.

El nuevo alcalde de Medellín, Federico Gutiérrez, tiene un reto en seguridad: mantener la reducción de homicidios que el año pasado logró la cifra más baja en los últimos 40 años.

Durante 2015, la capital de Antioquia cerró el año con 495 muertes violentas y con una tasa de 20 asesinatos por cada 100.000 habitantes. Eso, comparado con 2014, representa 164 casos menos, una reducción de 25 por ciento.

Pero si la cifra se compara con 1991, la reducción es de 6.778 casos. Ese  fue el año más violento de las últimas cuatro décadas, la ciudad fue escenario de 7.273 asesinatos y registró una tasa de 266 homicidios por cada 100.000 habitantes.

Los años siguientes también fueron críticos por el accionar de Pablo Escobar y por el reacomodo del narcotráfico tras la muerte del capo (2 de diciembre de 1993); igualmente, por el asentamiento de milicias urbanas y de los bloques Cacique Nutibara y Héroes de Granada de las Autodefensas Unidas de Colombia.

Medellín, que en su momento fue catalogada como la ciudad más peligrosa del mundo, hoy es modelo en reducción de homicidios y este enero podría salir de la lista de las 50 ciudades más violentas del mundo. Mientras que en el 2012 la ciudad ocupó el puesto 14, en el 2014 descendió a la casilla 49, según el escalafón anual del Consejo Ciudadano para la Seguridad Pública y la Justicia Penal de México, uno de los referentes mundiales en el campo.

Precisamente, para el experto en seguridad y decano de la Escuela de Ciencias y Humanidades de la Universidad Eafit, Jorge Giraldo, Gutiérrez debe bajar la tasa de homicidios por cada 100.000 habitantes a 10, o menos, y que su meta debe ser superar a Bogotá, que hoy tiene una tasa de 14 muertes violentas por cada 100.000 habitantes.

Lo mínimo que deberá ocurrir en la  nueva administración, dijo Giraldo, es mantener la tasa actual, que según explicó el saliente vicealcalde de Gobernabilidad y Seguridad, Luis Fernando Suárez, tuvo una reducción de 69 a 20  casos (por cada 100.000 habitantes) en cuatro años por la articulación de la Policía, la Fiscalía y la Alcaldía de Medellín, para capturar a delincuentes, desarticular bandas criminales y realizar operativos conjuntos.

Esa articulación, aseguró, logró la creación de una unidad de la Fiscalía especializada en investigar homicidios y del Gaula Metropolitano, conformado por 80 uniformados y cinco fiscales que luchan contra secuestros. Asimismo, se creó la Secretaría de Seguridad y el Cuerpo Élite de Objetivos de Alto Valor, destinado para capturar a cabecillas de redes criminales.

El exvicealcalde agregó que en la administración de Aníbal Gaviria (2012- 2015) se invirtieron 400.000 millones de pesos en seguridad, cifra que se usó para adquirir patrullas ‘inteligentes’, un laboratorio de policía científica y el sistema de cámaras que se aumentó de 220 a 1.400. Asimismo, se ampliaron los 121 cuadrantes de vigilancia a cargo de 726 uniformados a 411 cuadrantes integrados por 2.466 policías.

Engtre tanto, Gustavo Villegas, nuevo secretario de Seguridad, dijo que en la administración de Gutiérrez no solo analizarán las cifras sino también el origen de las muertes violentas para encontrar las causas y hacer una intervención de raíz. Para ello van a sectorizar el crimen.

Este jueves, en una reunión que sostendrá el nuevo alcalde con la Fiscalía, los comandantes de la Policía y el Ejército, así como los secretarios de Gobierno y Seguridad, planearán estrategias de seguridad para combatir el crimen.

Para el experto en seguridad e investigador del Centro de Análisis Político (CAP), de la Universidad Eafit, Felipe Lópera, la reducción histórica de asesinatos no solo se debe al trabajo de los últimos cuatro años sino también al esfuerzo de la última década.

Entre otras cosas, ayudó la desmovilización en el 2003 de los bloques Cacique Nutibara y Héroes de Granada de las Auc, que se enfrentaban con guerrilleros y ordenaban asesinatos y desapariciones, principalmente en las comunas San Javier (13) y Villa Hermosa (8).

El experto reconoció que la alta inversión en tecnología y el aumento de pie de fuerza de la última administración fue clave, pero aclaró que no fue lo único. También avances fue la implementación de políticas públicas para reducir la pobreza y la brecha social.

Otro de los factores claves en la reducción, explicó Lopera, fue el llamado ‘pacto de fusil’, acordado en junio de 2013 entre los ‘Urabeños’ y la ‘Oficina’ para bajar enfrentamientos y no pelearse rentas ilegales sino respetar la de cada grupo. “Eso altera de manera específica la dinámica homicida, no es solo un elemento sino la conjunción para empezar a ver un cambio histórico en la ciudad”, concluyó. 

Esta semana, el nuevo alcalde de Medellín presentará las estrategias de seguridad para mantener la reducción de homicidios, combatir el hurto y la extorsión, delitos que aumentaron durante 2015.

DEICY JOHANA PAREJA M.
redactora de EL TIEMPO
MEDELLÍN

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.