Barcos de hidrocarburos parados por sequía en río Magdalena

Barcos de hidrocarburos parados por sequía en río Magdalena

La fuerte sequía ha hecho que en algunas zonas la profundidad del río sea de solo 32 centímetros.

notitle
30 de diciembre 2015 , 08:16 p.m.

El fuerte calor que por estos días se siente a orillas del río Magdalena golpea las tejas de caucho de la casa de Juan Pablo López, un humilde pescador que llegó a vivir a la vereda Puerto Playa del municipio de Yondó (Antioquia) huyendo de la violencia. En este punto, el río Magdalena no supera los 32 centímetros de profundidad.
Mira con incertidumbre las extensas playas que durante estas semanas ha formado el bajo caudal del río magdalena. (Lea también: Declaran alerta roja por bajos niveles del Magdalena y el Cauca)

“Si no hay pescado con qué vamos a comer, señorita”, dice mientras observa a tres de sus cinco hijos.
López cuenta que nunca había visto el río tan bajo desde que vive en este sector, y ahora, cuando salen a pescar de noche en las canoas junto a sus tres compañeros de travesía, a veces se devuelven con la mitad del producido que solían recoger antes de este fenómeno del Niño.

Pero no solo a los pescadores preocupa el bajo caudal del río Magdalena, también las empresas y comerciantes que utilizan el afluente para transportar desde toneladas de hidrocarburos hasta materiales de construcción.

Wilson Ospina, inspector fluvial que trabaja desde hace 20 años en la terminal del muelle transportador, afirma que a lo largo del Magdalena solo pueden pasar embarcaciones de menos de 25 toneladas, es decir, chalupas, motocanoas y flotas.

Esta situación preocupa a los transportadores de hidrocarburos, principalmente, quienes han tenido que parar sus operaciones por temor a encallar sus máquinas, que en algunos puntos críticos comentan los pobladores se puede pasar a pie.

De hecho, se han formado bancos de arena o islotes que llegan a medir cerca de 600 metros de largo por 400 de ancho donde hasta los niños pueden jugar.

“Son unos seis puntos críticos donde hay bajo nivel de agua, pero nos preocupa sobre todo la zona de Bocas de Sogamoso, comprendidas en el tramo entre San Pablo y Barrancabermeja, y a la altura de Yarirí y Bufalera”, advirtió el capitán (r) Luis Álvaro Mendoza Mazzeo, director de Cormagdalena.

Por su parte el gerente de operaciones de la Naviera Fluvial Colombiana, Raúl Muñoz, informó que la situación tiene paralizadas las operaciones. “De continuar la situación, las empresas transportadoras dejarían de llevar alrededor de un millón de toneladas mensuales de barriles de hidrocarburos, que representan cerca de unos 18.000 millones de pesos”, señaló Muñoz. 

BUCARAMANGA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.