Nuevas pistas en caso del ingeniero caleño asesinado en Bogotá

Nuevas pistas en caso del ingeniero caleño asesinado en Bogotá

Certuche habría muerto porque fue confundido con el escolta de su amigo, Jhon Flórez.

notitle
30 de diciembre 2015 , 07:57 p.m.

El caso del asesinato del ingeniero caleño Carlos Certuche, uno de los que estremecieron a Bogotá el año pasado, tiene ahora nuevas pistas.

Certuche fue secuestrado junto con un conocido, quien sobrevivió, y su cuerpo fue hallado cinco metros bajo tierra el 11 de agosto del 2014 en un conjunto residencial del norte de Bogotá. El dueño de la casa está preso por el crimen y ha dado la versión que la Fiscalía considera más sólida en el caso, que apunta a que, sin tener nada que ver, fue una víctima colateral de un ajuste de cuentas por negocios de narcotráfico.

El hombre es Marx Borráez y, tras ser capturado, le dijo a la Fiscalía que era un enlace del cartel de Sinaloa que supuestamente tenía cuentas pendientes con Jhon Flórez, quien fue secuestrado con Certuche.

Borráez dice ser un negociante de obras de arte y asegura haber empezado a relacionarse con narcotraficantes en razón a su oficio. Afirmó que se metió tanto en el negocio que llegó a negociar aviones y pistas para los carteles mexicanos. En esas circunstancias, dice haber conocido a Jhon Flórez, quien ha negado ante la justicia que tuviera alguna relación con ilegales, pero sí admite conocer a Borráez. Las autoridades creen que Certuche tuvo la mala fortuna de estar en el momento y el sitio equivocados. (Lea también: Envían a la cárcel a mujer señalada en la muerte de ingeniero Certuche)

Borráez afirma que conoció a Flórez negociando un avión para la mafia, y que aunque la venta no se concretó siguió en contacto con él. Por eso le puso cita en su casa a mediados del año pasado. El hombre afirma que Flórez llegó con el ingeniero y que le pidió ayuda para recuperar un dinero de droga y que por eso llamó a un cobrador de la mafia conocido como ‘Sebas’. Al parecer se trató de una trampa para, supuestamente, recuperar un dinero cuya pérdida le atribuían a Flórez.

Certuche habría resultado muerto, según esa versión, porque fue confundido con el escolta de su amigo, mientras a Flórez se lo llevaban en un Mercedes Benz hacia una bodega en la localidad de Santa Fe, centro de Bogotá, donde lo despojaron de 15 millones de pesos que cargaba en su cartera y lo obligaron a firmar el traspaso de dos fincas. Por su liberación le pedían 800.000 dólares.

Luz Daisy Ricaurte, compañera sentimental de Borráez, está detenida por los mismos hechos en la cárcel del Buen Pastor de Bogotá. Ella habría alterado con un somnífero las bebidas que recibieron Flórez y Certuche el día de la tragedia. Los dos esperan el juicio por los delitos de secuestro extorsivo agravado, homicidio agravado, tentativa de homicidio, hurto calificado y porte ilegal de armas.

El abogado de Jhon Flórez, Edgardo Arroyo, aseguró que la organización que asesinó a Certuche y secuestró a su cliente supuestamente es la misma que ya lo había plagiado en el 2006. En esa ocasión, dice, un conocido de Flórez estuvo en líos con narcos y su cliente terminó siendo víctima por negocios que tenía con la persona que hizo tratos con los ilegales.

JUAN CAMILO PEDRAZA
Escuela EL TIEMPO

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.