El brindis del capitán

El brindis del capitán

"Brindemos por que Colombia tenga un futuro mejor, por que la reconciliación salve vidas".

30 de diciembre 2015 , 05:47 p.m.

La nostálgica noche de San Silvestre sorprende al capitán de un barco de la Flota Mercante Grancolombiana navegando de El Callao a Buenaventura y le inspira el siguiente brindis:

“Nos hemos reunido esta noche para asistir al final de un año que se va, que trajo para unos felicidad, o el dolor y esa amargura que quedó quizás por aquel ser querido que se perdió en las sombras del olvido o de la muerte, causando el más profundo dolor y un duelo en extremo difícil de superar. Pero esta noche, señores, es alegría. Porque en momentos nace un nuevo año y, con seguridad, al escuchar las pitadas de esta nave, se abrirá para todos, como si fuera una fantasía, una aurora de paz con todo el sentir de una aventura”.

Brindemos por el año que comienza, por la felicidad que soñamos, por que se cristalicen todas las ilusiones. Pero también desde el mar hay que brindar por el hijo ausente que no pudo vivir el sueño de un reencuentro con su adorada madre fallecida recientemente.

Brindemos por que Colombia tenga un futuro mejor, por que la reconciliación salve vidas y devuelva muchas otras, especialmente de los niños que empuñan armas. Brindemos, desde el mar y desde los hogares, por una Colombia en paz, sin odios y con justicia social.

Guillermo Rozo Riveros


Un curioso personaje del año

Señor Director:
Uno de los personajes del año en Colombia muy probablemente va a ser aquella frase que ya hace parte de nuestro argot popular: “Usted no sabe quién soy yo”. En dichas seis palabras se ven reflejados en el espejo de la conciencia aquellos colombianos y colombianas que se pasan de copas. Ojalá que en estas fiestas decembrinas e inicio de las de enero del 2016, aquel personaje de seis apellidos brille por su total ausencia.

Fernando Cortés Quintero
Bogotá


Sembrar un árbol por persona

Señor Director:
Su prestigioso diario, 29-12-2015, en la página 8 dice que el desastre que actualmente golpea al Cono Sur es causa de la deforestación. Lo mismo está pasando en Colombia. Yo, como Ingeniero, y mis otros hermanos, que son Ingenieros Forestal y Agrónomo, hemos venido insistiendo para que en Colombia se siembren árboles. A mí, por ejemplo, me pidieron un concepto con base en la conferencia de París sobre cambio climático y mi mensaje fue el de que pusiéramos por obra que cada familia sembrara un árbol por cada uno de sus integrantes. Hace unos 20 años propuse que se rebajara el impuesto predial a quienes certificaran haber sembrado árboles, pero nada. Boyacá prometió sembrar un millón de árboles hace como un año, y nada. No esperemos que llegue el fenómeno de la Niña, pues puede ser peor que el del Niño, precisamente por la deforestación. Ojalá el presidente Santos y sus asesores pusieran a los desmovilizados a sembrar árboles.

Ing. Gabriel Vanegas Cantor
Bogotá

__________________________________________________________

opinion@eltiempo.com - @OpinionET

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.