Helicóptero de la operación Jaque apoya extinción de incendios

Helicóptero de la operación Jaque apoya extinción de incendios

La emblemática aeronave descargó 51 mil litros de agua en las montañas de Fúquene.

notitle
30 de diciembre 2015 , 12:43 a. m.

La labor de extinción de las llamas que se presentaron en las últimas horas en zona rural entre Susa y Fúquene, Cundinamarca, contó con el apoyo del helicóptero que participó en ‘Jaque’, una de las operaciones más contundentes contra la guerrilla de las Farc.

La aeronave, un MI-17 perteneciente a la División de Asalto Aéreo del Ejército Nacional, estuvo durante cinco horas descargando agua en los puntos por donde avanzaban las llamas.

“Es un activo que tenemos destinado, no solo a mostrarlo por su referente histórico, sino que lo utilizamos también en labores humanitarias o, como en este caso, en operaciones para la extinción de incendios”, precisó el general Emiro Barrios, comandante de la División de Aviación Asalto Aéreo.

La aeronave fue acondicionada con una canastilla con la que recogía agua del embalse de Fúquene para llevarla hasta la vereda La Fragua, ubicada entre los dos municipios. Allí se descargaron 51.000 litros de agua en 17 recorridos que se hicieron para apoyar la labor del personal en tierra.

El general Barrios agregó que en una eventual era posconflicto, labores como la extinción de incendios será una las fortalezas de la División de Asalto Aéreo.

“Estamos a la espera de nuevos requerimientos. No obstante, si nos solicitan más aeronaves, dependiendo de la gravedad del incendio, destinamos las que sean necesarias”, añadió el oficial.

A la par con el aspecto técnico, Barrios también destacó la pericia de los pilotos que están al mando de estos helicópteros quienes deben sortear condiciones como el viento o el humo para lograr que el agua descargada caiga directamente en los puntos que se requiere.

Por su parte, el coronel Álvaro Fernando Bocanegra, comandante de la primera Brigada del Ejército, señaló que el incendio que se presentó entre Samacá y Raquirá, que se inició el 26 de diciembre, fue controlado y que las labores que se adelantan es la de refrigeración de los puntos calientes para evitar la aparición de nuevos focos.

En este lugar se trabajó con un pelotón antidesastres del Ejército Nacional y soldados preparados en Boyacá por la Defensa Civil y el Cuerpo de Bomberos en atención de desastres”, puntualizó Bocanegra.

El más reciente reporte de la Unidad de Gestión del Riesgo da cuenta de que aún siguen nueve incendios activos en municipios de Cundinamarca, Boyacá, Tolima y Huila, y dos ya han sido liquidados.

JUSTICIA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.