Autoridades, sin pistas en asesinato de líder en Chocó

Autoridades, sin pistas en asesinato de líder en Chocó

Familiares y compañeros de trabajo afirman que Ofelia Mosquera no había recibido amenazas.

29 de diciembre 2015 , 08:09 p.m.

Cinco días después del asesinato de Ofelia María Mosquera Úsuga, abogada y funcionaria de la Organización Internacional de Migraciones (OIM), en zona rural de Acandí (Chocó), persisten las dudas sobre los hechos que rodearon su muerte.

Mosquera fue asesinada el pasado sábado de dos disparos en la cabeza, cerca de una cabaña de su propiedad, en el corregimiento de San Francisco de Acandí (Chocó).

El comandante de la Policía en Urabá, coronel Javier Sierra, aseguró que, según los reportes de su familia, no existían amenazas en contra de la mujer.

“Sabemos que ella normalmente visitaba la zona, sobre todo por esta época de fiestas, y que esta vez había estado pasando Navidad con cinco amigos que estaban visitando la región”, dijo el comandante.

Agregó que en esa zona hay presencia de la banda criminal ‘clan Úsuga’, que opera bajo el mando de alias Gavilán. Aunque compañeros de trabajo de Mosquera le dijeron a EL TIEMPO que ella no había reportado hostigamientos, la Policía no descarta por ahora ninguna hipótesis. También se investiga si pudo haber sido un problema personal.

Mosquera, de 33 años de edad, se desempeñaba como directora local de la OIM en el Chocó y el Urabá antioqueño, donde apoyaba a los alcaldes en la implementación la Ley de Víctimas y Restitución de Tierras. “Ella organizaba a la población para exigir sus derechos. Se reunía con las víctimas para asesorarlas e instruirlas acerca de la ley. Esa era su pasión, pues la sensibilidad que tenía hacia las personas era muy grande, por eso la cercanía con la comunidad”, dijo Milton Alberto Mosquera, su hermano.

La mujer, oriunda de Apartadó, había trabajado en la Personería de ese municipio en el 2004, en la Fundación Social Banacol en el 2005, y en la Procuraduría General del Principado de Asturias en el 2012. Estudió Derecho en la Universidad Cooperativa de Colombia, donde perfiló su interés por la defensa de las víctimas del conflicto.

Al terminar sus estudios de pregrado, viajó a España y realizó una especialización en Derechos Humanos, en la Universidad de Santiago de Compostela, y posteriormente una maestría en Protección de Personas Vulnerables, en la Universidad de Oviedo.

En el 2013, regresó al Urabá y comenzó a trabajar con la OIM. “Era una mujer apasionada por su trabajo, alegre, amante del ecoturismo y que gozaba haciendo ejercicio y bailando. Así conquistó a su novio, un español al que conoció haciendo la maestría y con el que aún mantenía una relación”, narró Milton Mosquera. La investigación la asumió un fiscal especializado de Medellín. Las autoridades analizan los procesos de tierras en los que participó Mosquera en busca de nuevas pistas.

EL TIEMPO

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.