La 'temporada' judicial del 2015

La 'temporada' judicial del 2015

No sigamos diciéndonos mentiras: la Rama Judicial hizo aguas en el 2015.

notitle
29 de diciembre 2015 , 05:52 p. m.

No sigamos diciéndonos mentiras: como suma institucionalidad dentro del fementido Estado de derecho que creímos posible desde la Carta de 1991, la Rama Judicial hizo aguas en el 2015. Así que hoy el habitual observatorio del tema vale hacerlo (aclaro: sin ánimo hostil contra nada ni contra nadie) como se registraría, qué pena tener que decirlo, lo más mediático, por estruendoso, en una “temporada” de circo callejero, champeta o, peor aún, humor negro:

1) Vacantes sin término: si no son razones políticas y personales, ¿qué explica que el Consejo de Estado y la Corte Suprema no provean en tiempo legal frecuentes vacantes en su interior, impidiendo así decisiones de capital importancia, forzando modificar sus reglamentos, omitiendo sus deberes y enervando los derechos de los asociados?

2) Colmenares: ¿qué oscuros intereses siguen dilatando el proceso por la muerte atroz (probablemente asesinado) del joven Andrés Colmenares, mientras su padre valiente se la juega toda, con decisión pero sin dinero, contra la maldad que medra por los estrados, prepotente, billetuda y jactanciosa?

3) Equilibrio de poderes: ¿en qué otro lugar del mundo civilizado puede ocurrir que un acto legislativo como el que aquí eliminó la desfachatada Sala Disciplinaria de la Judicatura no tenga cumplimiento porque el inefable Consejo de Estado (defensor de sus derechos salariales y prestacionales, no de la juridicidad) impide conformar el colegiado que reemplazará a toda la Judicatura y cuyo Gran Gerente ya sabemos que será un señor de apellido Sierra Porto?

4) Morelli: no encuentro en el Drae un término capaz de precisar a qué simas de persistente injusticia se sigue llevando la situación personal de Sandra Morelli, dama de cuyas ejecutorias muchos pueden disentir con firmeza, pero de quien no cabe sugerir siquiera, en ausencia de pruebas, comportamiento ilegal o inmoral alguno. Si así de inicuo es el preámbulo, ¿cómo será la solución del “conflicto”?

5) Contumacia: ¿pueden recaer mayores desconfianza y censura social sobre la otrora respetabilísima Corte Constitucional que la conducta, tal vez llevada a juicio por indignidad, de Jorge Pretelt? No, claro. Pero ante tamaña desvergüenza, ¿qué obligación tienen los togados honorables, éticos y probos, de permanecer allí, posibilitando la permanencia de quien cínicamente transgrede la rectitud y la honradez, también características de colegiados semejantes?

6) Fiscal: al crear la Fiscalía General de la Nación, el constituyente del 91 no pudo imaginar que veintipico años después, y precedido de titulares que honraron ese encargo (De Greiff, Gómez Méndez, Morales, por ejemplo), Eduardo Montealegre arrasara con normativa, legalidad, moderación, justicia y respeto por la Nación entera para solazarse, a su arbitrio incontrolado y desmedido, en satisfacer intereses personales, ambiciones políticas y requiebros sentimentales. ¿Natalia Springer, fallida universidad y desmadre burocrático serían apenas tiernos asomos hacia profundidades que nadie quiere esclarecer? ¡Qué vergüenza!

7) ‘Heroísmo’: ¿la justicia colombiana sí volvió a ser confiable, pronta y cumplida, desde cuando, entre inédito fragor noticioso, el presidente de la Corte Suprema comunicó ¡por teléfono! al coronel Plazas Vega que por duda razonable había sido absuelto (cinco jueces contra tres), al tiempo que su viejísimo amigo y “defensor” mediático Plinio Mendoza, presa de la emoción, publicaba enésima apología y larga “entrevista” colmada de ternura sobre el caso, pidiendo libertad para otros “héroes” como Plazas? A lo mejor…


Víctor Manuel Ruiz

vimaruiz@hotmail.com

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.