El 'Zar de la chatarra' aceptó seis cargos y va a la cárcel La Picota

El 'Zar de la chatarra' aceptó seis cargos y va a la cárcel La Picota

James Francisco Arias realizó una defraudación millonaria a la Dian por 250.000 millones de pesos.

notitle
28 de diciembre 2015 , 08:16 p. m.

Considerando que su libertad podría significar un peligro para la administración de justicia, un juez de garantías envió este lunes a la cárcel La Picota a James Francisco Arias Vásquez, más conocido como ‘el zar de la chatarra’. La defensa del investigado no se opuso a esa medida y únicamente solicitó que se garantice su seguridad dentro del penal.

“Para el juzgado, la Fiscalía sí ha presentado en esta audiencia una necesidad de medida de aseguramiento tanto para la protección de la sociedad como para la garantía de la comparecencia del imputado”, dijo el juez en la audiencia.

Arias fue capturado el domingo pasado, cuando salía de una iglesia en La Pintada (Antioquia) y posteriormente fue trasladado a Bogotá, en donde se legalizó este lunes su detención.

Tras arribar a los juzgados de Paloquemao, se declaró culpable de los seis delitos que le imputó la Fiscalía: concierto para delinquir, falsedad en documento privado, contrabando, fraude procesal, enriquecimiento ilícito de particulares y lavado de activos.

Su abogado aseguró durante la audiencia que, aunque su cliente pensaba entregarse a las autoridades el 21 de diciembre pasado, a las 8 y 30 de la mañana, y así se lo había manifestado a la Fiscalía, esto no se hizo efectivo “por un acto atribuible a la condición médica de su defensor”.

En la audiencia, el fiscal del caso aseguró que Arias era el “jefe de una organización delictiva que se encargaba de traer material de chatarra de contrabando desde Venezuela. Luego le daba apariencia de legalidad a través de la conformación de unas estructuras societarias a nivel nacional”.

La Fiscalía aseguró que Arias no solo legalizaba esos inventarios, “sino que también, con la expedición del certificado del proveedor, solicitaba la devolución del IVA, y con ello logró una defraudación millonaria a la Dian”. Según el expediente, de esta manera habría obtenido ganancias superior a los 250.000 millones de pesos.

El órgano acusador añadió que “los inventarios eran legalizados a través de las empresas C.I Metal Comercio y C.I Mundo Metal, en las que Arias era dueño, representante legal y gerente general”. Allí –asegura–, Arias controlaba los precios, los recursos y “direccionaba la compra, tanto nacional como internacional, y la exportaba hacia unos mercados internacionales”.

Las empresas de Arias estaban ubicadas en ciudades como Medellín, Pereira y Bogotá.

A pesar de que en mayo pasado Arias había iniciado acercamientos con la Fiscalía para someterse a la justicia y recibir beneficios a cambio de su colaboración, en esta ocasión el fiscal del caso manifestó que, no obstante la aceptación de cargos, el investigado no ha manifestado interés en iniciar una negociación con el ente acusador.

JUSTICIA
justicia@eltiempo.com 

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.