Opositores ven muy difícil tumbar la venta de Isagén

Opositores ven muy difícil tumbar la venta de Isagén

Lo único que frenaría el proceso es que Consejo de Estado acepte una demanda instaurada en octubre.

notitle
28 de diciembre 2015 , 08:03 p.m.

La venta del 57,6 por ciento de la generadora Isagén ya tiene prácticamente todo jugado desde el punto de vista jurídico. Una nueva suspensión solo depende de la aceptación, el 12 o el 13 de enero, de un recurso interpuesto en octubre.

Según José Roberto Acosta, uno de los voceros de la Red de Justicia Tributaria, el Gobierno usó la vacancia judicial para cerrar el proceso, aprovechando que en este momento el Consejo de Estado no puede pronunciarse al respecto.

"Es una trampita que nos deja maniatados y la única alternativa que se ha pensado es una tutela que proteja el derecho que tenemos los ciudadanos a una pronta justicia, pues si el Consejo de Estado se pronuncia después de la venta, ya para qué", señaló.

De acuerdo con el vocero, la única posibilidad de que el proceso vuelva a detenerse consiste en que el tribunal acepte, el 12 de enero o el mismo miércoles 13 de enero (día de la subasta), una demanda que se instauró desde finales de octubre, luego de que en septiembre se levantaran las medidas cautelares que pesaban sobre el proceso.

En el memorial se argumenta que este fallo abrió otro debate, que consiste en que los recursos de la venta de Isagén no van a ir al Presupuesto General de la Nación, como lo argumentó el Ministerio de Hacienda.

El punto es que esto va en contra de la Ley 226 de 1995 (sobre enajenación de la propiedad accionaria estatal) y del Estatuto Orgánico del Presupuesto, normas que señalan que en cualquier proceso de venta de un activo estatal, los recursos deben ir a hacer unidad de caja de la entidad pública que vende, es decir, del Ministerio de Hacienda, en este caso.

“Esta fue una demanda nueva que instauramos a finales de octubre y no ha sido admitida, por la lentitud del sistema judicial”, señaló Acosta.

Y agrega que también puede ocurrir que esta acción judicial sea aceptada luego de la subasta y la fallen en un año, echando para atrás el proceso una vez vendida la empresa, pues no se ven posibilidades de una decisión en el corto plazo, sino en por lo menos un año.

Para el colectivo Red de Justicia Tributaria, aunque la venta ahora sí no tiene vuelta atrás, después de los dos años y siete meses que han pasado desde el anuncio de privatización hay un sabor agridulce.

La sensación dulce es que las demoras y la pataleta que se hizo no fueron en vano, pues esto favorecerá a la Nación en 2 billones de pesos, dado el valor estratégico de Isagén, que, para Acosta, no tiene precio. “La gente se concientizó de que era un activo de todos, que eso no es del Ministro de Hacienda y que todos tenemos derecho a revirar por los activos que son del interés público”, agregó.

Incluso, si hay puja el 13 de enero, el precio final podría llegar a los 4.560 pesos por acción, valor que habían estimado con unos modelos técnicos propios.

Ómar G. Ahumada Rojas
Subeditor Economía y Negocios

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.