'El Acueducto necesita una profunda reforma': Alberto Merlano

'El Acueducto necesita una profunda reforma': Alberto Merlano

Gerente de la EAB dice que la empresa es sólida financieramente, pero debe recuperar gobernabilidad.

notitle
28 de diciembre 2015 , 06:37 p.m.

El gerente de la Empresa de Acueducto y Alcantarillado de Bogotá (EAB), Alberto Merlano Alcocer, aseguró que la compañía necesita una “reorganización profunda” porque su estructura no es eficiente y debe recuperar la gobernabilidad.

¿La EAB puede con Aguas de Bogotá como operador de aseo?

La EAB le demostró a la ciudad que es una empresa sólida, que respondió cuando tuvo que asumir el aseo en las condiciones en las que debió hacerlo: sin equipos, sin información, porque los operadores privados no reversaron los bienes de la concesión ni transfirieron la tecnología necesaria para la operación.

¿Pone en riesgo Aguas de Bogotá a la EAB?

No. De ninguna manera, pero hay que tomar decisiones urgentes sobre Aguas de Bogotá y el modelo de aseo, y será la próxima administración la que decida.

¿Cuánto ha girado a Aguas de Bogotá?

Los giros que le hace el Acueducto a Aguas de Bogotá son el pago de la prestación del servicio de aseo. El Acueducto le paga por adelantado y luego descuenta ese dinero de lo que recibe de la facturación de aseo. (...). La capitalización de Aguas de Bogotá que se había anunciado será decisión del nuevo gobierno. De la inversión inicial de 76.000 millones de pesos de los compactadores, la Empresa ya recuperó 24 por ciento porque Aguas le paga un arrendamiento al Acueducto por ellos.

¿Y los compactadores abandonados en la vía al Llano en qué están?

Están en custodia de Daewoo, con quien se suscribió un contrato por cerca de 2.700 millones de pesos para que los reparen, y cuando terminen quedarán de nuevo con su garantía correspondiente.

¿Vincular más trabajadores a la planta fue una decisión más política que técnica?

No. Por el contrario, la Empresa recuperó el conocimiento y la realización de actividades misionales que había perdido. La tercerización generaba pérdida de valor y conocimiento y se había convertido en un factor permanente de demandas que hoy están en proceso de fallo y otros que ya fallaron contra la empresa.

¿Cómo entrega la EAB?

Es una empresa que reconoce a los más pobres su derecho fundamental al agua a través del mínimo vital. Mantuvimos la calificación financiera triple A, construimos el tanque de Santo Domingo y llevamos el agua a 30.000 habitantes de Ciudad Bolívar, modernizamos la línea Tibitoc-Casa Blanca para el abastecimiento de agua para tres millones de personas del occidente, invertimos 60.000 millones de pesos en obras de recuperación en 11 humedales y cuerpos hídricos, dejamos listas las obras de restauración en las principales quebradas del sur, entre ellas Bolonia, Muralla, La Estrella, La Nutria, Honda y Roosevelt, y el río San Francisco.

¿Qué falta por hacer?

La EAB necesita una reorganización profunda. Su estructura no es eficiente, tiene atrasos profundos en el manejo de personal, tecnología, gobernabilidad. Queda para la próxima administración todo un plan de modernización, con diagnóstico, análisis y recomendaciones con énfasis a mejorar la gobernabilidad de la empresa y crear una línea de carrera técnica. La EAB necesita tener mayor autonomía. Significa regular la relación de la empresa con la Alcaldía, con su junta directiva, y que tenga un mejor código de gobierno corporativo. Implica darle mayor estabilidad a su personal directivo, hoy de libre nombramiento y remoción, más allá del primer y segundo nivel organizacional.

¿Cuáles son las utilidades?

Las utilidades del 2015 crecieron 25 por ciento con respecto al 2014. Alcanzarán aproximadamente 200.000 millones de pesos y habrían podido ser mayores, pero la empresa este año entró en regulación NIIF (Normas Internacionales de Información Financiera), lo que le exige provisionar de una vez contingencias que antes podían diferirse a varios años.

¿Cuál es el estado actual de las finanzas de la EAB?

La Superservicios lo dice: la empresa no tiene riesgo financiero. No da pérdidas, tiene buenas utilidades, con unos impactos asociados, como ya lo hemos explicado, a fallos judiciales millonarios, no por el aseo o la retoma. No se puede desconocer que un fallo que ordena comprarle a un privado parte de un humedal por $ 65.000 millones de pesos castiga las utilidades, por solo poner un ejemplo. Por venta de servicios de agua y alcantarillado, recibe 1,6 billones de pesos al año. Más rendimientos financieros, y el dinero que entra por subsidios y contribuciones, y lo que transfiere el Distrito, esto se incrementa a 2,5 billones de pesos anuales.

¿Cuánto ha invertido en infraestructura?

Comprometió $ 1,2 billones para inversión en los últimos cuatro años, con énfasis en obras de saneamiento del río Bogotá, quebradas, humedales y rehabilitación de redes. Esta administración capitalizó la empresa por más de $ 500.000 millones, esto es histórico.

HUGO PARRA GÓMEZ
Periodista EL TIEMPO

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.