Editorial: Doce meses de humor

Editorial: Doce meses de humor

Hora de recordar aquellos hechos que nos hicieron diluir el límite entre realidad y ficción.

27 de diciembre 2015 , 09:54 p.m.

Cada 28 de diciembre el país hace una saludable pausa para recordar todas aquellas metidas de pata que tuvieron lugar en el año, esos ‘osos’ que por momentos permiten tomar prestado el eslogan del programa humorístico radial La Luciérnaga y afirmar que Colombia es una mezcla extraña de realidad y ficción.

O de humor, y de humor pesado. Que lo diga la señorita Colombia, Ariadna Gutiérrez, quien por causa de un presunto error del presentador de Miss Universo, el comediante Steve Harvey, ostentará de aquí en adelante el doloroso honor de ser la Miss Universo más efímera en la historia de un certamen que de esta manera se consolidó como una de las grandes revelaciones en materia de contenidos humorísticos de la televisión para este año que termina.

Contenidos humorísticos también produjeron reconocidas figuras de la política nacional. El episodio más recordado corrió por cuenta del expresidente y connotado tuitero Álvaro Uribe, quien asumió como veraz la portada falsa de un periódico que criticaba el acuerdo sobre el tema de justicia, que mereció un apretón de manos entre Juan Manuel Santos y ‘Timochenko’.

Conocido también por su intensa presencia en dicha red, aquel día el alcalde de Bogotá, Gustavo Petro, olvidó verificar la autenticidad de una cuenta a nombre del primer mandatario y procedió a reproducir un tuit en el que este pedía perdón por todos los guerrilleros muertos en combate.

Hubo igualmente otra serie de titulares que a primera vista parecen una antología de cualquier publicación dedicada a la sátira y a la parodia. ‘Cerrado aeropuerto de Manizales porque controlador se fue a desayunar’; ‘Tramitan ley para aclarar que el lunes es el primer día de la semana’; ‘Interrumpido paso del tren del Cerrejón por caso de zoofilia’; ‘Misa celebrada por ‘padre’ Chucho es atacada por secta de Gokú’ y ‘Fiscal entrega mención de honor a Natalia Springer’ son cinco ejemplos de hechos que, así se resistan a creerlo nuestros lectores en el exterior, ocurrieron este año en Colombia por más que parezcan extraídos de la retorcida imaginación de un humorista.

Expertos en hacer reír también parecen haber incursionado en el deporte, y produjeron episodios como la derrota de Junior contra Medellín por las semifinales de la Liga Águila I, al olvidar el equipo barranquillero la norma que impide tener más de tres jugadores extranjeros en la cancha.

Así mismo, una bandera foránea, la de Ecuador, protagonizó otra de las salidas en falso en nuestros escenarios. A causa de algún despistado miembro de la organización de la parada de la Copa Davis, que tuvo lugar en Pereira entre Colombia y Japón, a la hora de los actos protocolarios esta fue exhibida por nuestra delegación.

Imposible, por último, dejar pasar el aporte de los Juegos Nacionales del cual hacen parte, entre otros, una piscina construida al revés, en Ibagué, y el uso de medios alternativos y sostenibles de transporte –carretas jaladas por caballos– para el traslado de los deportistas en Chocó.

Lo siguiente sería pasar al plano internacional. Allí, un solo personaje, el magnate Donald Trump monopolizó este campo. A tal punto que para dar cuenta de todos sus osos sería preciso una edición extraordinaria.

EDITORIAL
editorial@eltiempo.com.co

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.