Actualidad Panamericana lanza libro... y no es broma

Actualidad Panamericana lanza libro... y no es broma

Publicamos algunos textos inéditos del popular sitio de humor sobre el hallazgo del galeón San José.

notitle
27 de diciembre 2015 , 04:51 p.m.

El popular sitio web dedicado a la sátira y a la parodia Actualidad Panamericana celebra por estos días sus primeros dos años, con un libro que reúne sus mejores artículos, más una serie de textos inéditos, entre ellos, cartas que han escrito a este ‘medio’ personajes que son fuente frecuente de inspiración de sus autores, como el procurador Alejandro Ordóñez y el senador Jorge Robledo.

Cuando esa obra se encontraba en la imprenta, el Presidente anunció el hallazgo del galeón San José. La cobertura de este importante hecho no alcanzó, por lo tanto, a ser incluida. El material permaneció bajo estricta vigilancia hasta que, en circunstancias aún no aclaradas, fue filtrado a EL TIEMPO, con la única condición de que debía ser publicado hoy, día de los inocentes.

El tesoro del galeón es de oro golfi

Fuentes cercanas a la alianza público privada encargada del rescate de los restos del galeón San José confirmaron esta mañana que el oro encontrado en el lugar del naufragio no es de 24 kilates, sino golfi.

Esta es una variación comercial de mucho menor valor que el metal que se vende en catálogos de joyería, cadenas de venta multinivel y ciertos lugares del populoso barrio San Victorino, en la capital de la República.

“Que el tesoro sea de oro golfi, aunque es un poco decepcionante, confirma que la verdadera enseñanza del San José es que lo importante no es el dinero, sino la amistad, la familia y los momentos que pasamos en compañía de nuestros seres queridos, valores y situaciones que son cada vez menos apreciados en esta sociedad materialista e inhumana”, confirmó el capitán de Corbeta Daniel Bastidas, de la Armada Nacional.

Por otro lado, se supo de fuentes de la Cancillería que, a pesar de la noticia, España insiste en reclamar la propiedad del tesoro.

“Puede que sea de oro golfi, pero ese oro golfi fue saqueado en justa lid por nosotros hace 300 años y, por lo tanto, es nuestro. Con él podríamos arreglar la fotocopiadora del Ministerio de Relaciones Exteriores y cambiar al menos cuatro bombillas eléctricas. No renunciaremos a recuperar nuestro botín sumergido en aguas ajenas, mucho menos en el contexto de la crisis en que estamos”, dijo, por su parte, Fernando Ladrón de Guevara, vocero del Ministerio de Asuntos Exteriores de la madre patria.

Se calcula que el tesoro del galeón San José consta de al menos 300 kilos de oro golfi, 400 rollos de paño lency, 300 chaquetas de cuerina, 1.000 relojes Rolex de fabricación china y un amplio surtido de joyería de fantasía embarcada en Panamá. Expertos consultados coinciden en que un litigio internacional sería el camino más seguro ante tan fantástico hallazgo.

Sanandresito de San José entra en la puja por el galeón San José

La asociación de comerciantes de Sanandresito de San José (Acosan) se declaró interesada en participar en la exploración, rescate y comercialización del patrimonio sumergido perteneciente al célebre galeón San José, recientemente hallado por la Armada Nacional.

“No es solo cuestión de que coincida el nombre. Los comerciantes sanandresitanos tenemos una amplia experiencia en todo lo que es la piratería y el transporte marítimo. Podemos aportar un equipo interdisciplinario con especialistas en comercio internacional, avalúo de joyas, venta y alquiler de equipos para buceo y guaquería. Todo original y garantizado, bacán, pruébelo sin compromiso”, dijo el vocero de la asociación, Panasonic Hernández.

Además, la asociación se comprometería a invertir en el rescate mil millones de pesos en efectivo, o mil doscientos millones, si necesitan factura.

Se lanza al agua por moneda de $ 100 y sale con doblón de oro

Yeison Poveda, un infante de apenas 9 años de edad, se lanzó al mar ayer en la tarde en busca de una moneda de 100 pesos y salió con un doblón de oro. Esto, por cuenta de una excursión de turistas españoles que visitaba las islas del Rosario, y decidió arrojar monedas al mar para que las recatara un grupo de niños. Se trata, por cierto, de una práctica bastante común en la costa colombiana.

De inmediato, uno de los turistas, oriundo de Galicia, reclamó al menor la propiedad del doblón por tener este acuñada la efigie de Felipe II, el escudo de la Casa de Austria y el año de MDLVII. Pero el niño se negó manifestando: “No joda, las cosas son del que se las encuentra, baja tú por tu moneda de cien, que debe estar abajo”.

Antes de regresar a Madrid, los turistas reportaron el hecho a las autoridades portuarias y a la Policía, quienes afirmaron que carece de total fundamento histórico y científico. No obstante, los habitantes de las islas han visto a varios policías sumergiéndose con los niños en busca de los tesoros del galeón San José.

Entre tanto, el pequeño Yeison quiso guardar silencio sobre el sitio exacto donde se encontró la moneda y solo se limitó decir: “Me gustan más los pesos que los euros y los dólares, porque acá no tengo cómo cambiarlos, aunque también hay mucho man ‘mondao’ que solo tira moneda de 50. Eso sí, nada como las monedas de oro, ya llevo dos, una para comprarme un picó y otra para darle una casa a mi mamá”.

Uno de cada cuatro niños colombianos nacidos en diciembre ha sido bautizado Galeón

Por Filemón Subachoque

Según estadísticas recientemente publicadas por el Dane, en lo corrido de diciembre del presente año uno de cada cuatro niños nacidos en el país ha sido bautizado Galeón en tributo a la mítica embarcación que ha sido hallada recientemente por arqueólogos en el mar Caribe colombiano.

Aunque Ernesto Montenegro, director del Instituto Colombiano de Antropología e Historia (Icanh), ha insistido en que la palabra ‘galeón’ designa un tipo de embarcación muy común desde el siglo XVI y no es de ninguna manera un nombre propio, miles de colombianos han bautizado a sus recién nacidos con esta sonora palabra que asocian con la prosperidad y la fortuna.

“No me importa que no sea un nombre”, afirma con una amplia sonrisa Carlos Alberto Blanco, empleado del Banco Santander, mientras sostiene a su primogénito entre brazos. “Mi padre se llamaba Timoleón y mi abuelo, Filemón, así que no veo por qué mi hijo no puede llamarse Galeón”.

Para otros, como Ignacio San José, asesor de ventas en un reputado concesionario de automóviles Seat en Cali, se trata de no desafiar a la Providencia: “Mi apellido es San José, de manera que cuando oímos la noticia del tesoro, a mi esposa y a mí nos pareció que era lo correcto”. Sus padres ya han dicho que el pequeño Galeón San José pasará su primer Año Nuevo en Cartagena, junto al mar, donde yace su famoso homónimo. “En su nombre, el pequeño Galeón llevará consigo algo de la gloria y el oro que en otros tiempos abundó en estas tierras”, afirmó con solemnidad el orgulloso padre antes de despedirse para irse rumbo a su trabajo.

Solo el tiempo dirá si el fenómeno es una moda pasajera o si el nombre Galeón pasará a hacer parte de la identidad de muchas generaciones de colombianos que sueñan con unir el destino de sus hijos al de un tesoro hundido hace siglos por piratas ingleses en el Atlántico mientras navegaba hacia Europa para llenar las endeudadas arcas de la Corona española.

CULTURA Y ENTRETENIMIENTO

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.