Cuatro países producen el 51% del vino del mundo

Cuatro países producen el 51% del vino del mundo

Los cuatro son europeos. Italia, primer productor mundial. Chile va camino a un nuevo récord.

notitle
27 de diciembre 2015 , 12:05 a. m.

Italia, Francia, España y Alemania producen más de la mitad de todo el vino que se hace hoy en el planeta, según cifras de la Organización Internacional de la Viña y el Vino (OIV) entregadas en París.

La producción mundial de vino aumentó un 2 por ciento en el 2015, hasta 275,7 millones de hectolitros, e Italia se convirtió en líder mundial por delante de Francia y España.

En Sudamérica, Argentina redujo un 12 por ciento su producción, hasta 13,3 millones, mientras que Chile registró un nuevo récord de producción con 12,8 millones de hectolitros (+23 por ciento), según datos provisionales

A nivel mundial, y tras el récord de 2013 y la caída de 2014, “la producción mundial de vino en 2015 se sitúa en una buena media”, afirmó la OIV en un comunicado, donde también advirtió que se trata de una estimación, porque algunos países como China y Rusia -respectivamente octavo y duodécimo productores mundiales- no han dado todavía sus cifras.

Italia, que en 2014 perdió su liderazgo frente a Francia, vuelve a ser el primer productor mundial con 48,9 millones de hectolitros, frente a los 47,4 millones de Francia, superando también a España (36,6 millones), en tercer lugar, y a Estados Unidos (22,1 millones), cuarto.

En el hemisferio sur, la producción se mantiene estable en Australia (12 millones de hectolitros) y Sudáfrica (11,3), pero cae un 27% en Nueva Zelanda (2,3 millones), que recupera su nivel habitual tras un 2014 excepcional.

En Europa aumentan su producción Portugal (8%), Rumanía (9%), Hungría (12%) y Austria (18%) y sólo la reducen Alemania (-4%) y Grecia (-9%). Igual que el año anterior, “el equilibrio del mercado está asegurado” y “la producción permitirá cubrir el consumo y la demanda de vino para otros usos”, como la elaboración de brandy, vinagre y vermú, indicó la OIV, que prevé que el consumo mundial sea de entre 235,7 y 248,8 millones de hectolitros.

Cada vez más ‘internacional’

La crisis económica de 2008 marcó el inicio de un descenso del consumo de vino, al golpear lo que hasta entonces habían sido sus mercados ‘naturales’ más fuertes: principalmente Europa y Estados Unidos. No obstante, esta tendencia ya no es homogénea, ya que la demanda creció en América del Norte, Europa del Norte, China y Japón, así como en algunos países africanos, como Angola, Mozambique o Tanzania.

“Nada parece indicar que habrá un hundimiento del consumo, sino más bien que tenderá a mantenerse igual o aumentará levemente”, según la OIV, que destacó la creciente ‘internacionalización’ del vino, aportando un dato muy interesante: mientras que en el 2000 solo 27 por ciento de vinos consumidos atravesó una frontera, en el 2014 las exportaciones representaron un 43 por ciento de los volúmenes que se consumieron en el planeta.

Esto último quiere decir que hay mercados emergentes cada vez más interesantes y que estos mercados se perfilan como la tabla de salvación para los productores de todo el planeta. Asia es solo un ejemplo.

Sección Noticias
Revista VINOS. Edición Diciembre de 2015
Con información de AFP

Volver a VINOS

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.