Las 'nuevas ciudadanías'

Las 'nuevas ciudadanías'

Petro aspira a reciclarse como vocero de electorados dispersos entre la desilusión y el abandono.

notitle
25 de diciembre 2015 , 08:31 p. m.

El alcalde Gustavo Petro se despide después de cuatro años con un balance negativo desde la perspectiva de la política tradicional –la golpiza electoral sufrida por su movimiento lo dejó en ceros–, pero los medios anuncian que retomará la actividad, concentrando todas sus fuerzas en las ‘nuevas ciudadanías’. ¿De qué se trata? Las nuevas ciudadanías son distintas voces de la sociedad civil que se aglutinan en movimientos y organizaciones. En su mayoría son transversales –desde el punto de vista social y económico–, pero se identifican en torno a unos valores comunes: animalistas, ambientalistas, equidad de género, indigenismo, multiculturalismo, etc.

En una sociedad que se globaliza, con matices posmodernos y una tendencia irreversible hacia la urbanización, la estrategia de Petro de apuntarles a las nuevas ciudadanías es muy sagaz. Porque la única opción que tiene para recuperar el capital político desperdiciado durante sus cuatro años de gobierno es construir sobre los guiños que les reservó a estas expresiones de la sociedad civil. Por ejemplo, a los animalistas con el cierre de la plaza de toros o a los ambientalistas con el decreto del Mepot, que pretendía limitar la expansión de Bogotá. ¿Qué tal movilizar esas mismas nuevas ciudadanías a escala nacional?

Para un anárquico –como le gusta definirse–, nada mejor que pescar en el río revuelto de ese magma pospolítico que son las ‘nuevas ciudadanías’. Primero: porque tienen argumentos respetables, pues abogan por derechos y principios básicos de convivencia civil que son inobjetables. Segundo: tienen a su favor la frescura de la juventud y el fervor de la espontaneidad. Tercero: las redes sociales son la nueva ágora, la plaza donde opinan, debaten y se organizan. En fin, el sueño de cualquier político: costo de acceso bajo con el máximo potencial de retorno electoral. Es la ruta emprendida con éxito por los movimientos Podemos, en España, o Cinco Estrellas, en Italia.

Un sociólogo chileno –Norbert Lechner– explica bien la emergencia de las ‘nuevas ciudadanías’ en América Latina: la erosión de la política institucional obliga a las personas a concebir de manera nueva su rol de ciudadanos (...). En ausencia de las grandes ideologías, estas se ven forzadas a formarse su propia idea acerca de los problemas y prioridades del país. Los “electorados cautivos” se dispersan y los ciudadanos comienzan a hacer un uso selectivo y reflexivo de su relación con los actores políticos.

Gustavo Petro aspira a reciclarse como vocero de aquellos electorados dispersos entre la desilusión y el abandono de las ideologías, gente comprometida con temas de la vida cotidiana, que se aglutina en torno a luchas puntuales. Es la ‘ciudadanización’ de la política, como la llama Lec-hner: la recuperación de la política como una capacidad propia de los ciudadanos. ¡Qué bueno!, diría uno.

Sin embargo, como advierte Lechner: sería fatal que la ciudadanización de la política avanzara por oposición a la institucionalidad democrática. Porque ese llamado a la “sociedad civil” suele venir acompañado de un menosprecio hacia las instituciones representativas, privándose de su interlocutor privilegiado. Y concluye: no existe, por el contrario, una sociedad fuerte sin un Estado fuerte.

El temor de quienes presenciamos la ‘Bogotá Humana’ de Petro es que su proyecto político a nivel nacional adolezca del mismo desprecio por las instituciones y por el debate democrático que caracterizó su paso por la Alcaldía, todo en aras de satisfacer la platea de las ‘nuevas ciudadanías’ hacia las cuales ahora apunta para renacer –como un ave fénix– en la Colombia del posconflicto. Ojalá sea un temor infundado.

CAMILO AYERBE POSADA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.