Entregan la planta más moderna del país para tratar lixiviados

Entregan la planta más moderna del país para tratar lixiviados

La inversión fue de 16.000 millones de pesos y tendrá capacidad para 3.200 toneladas de lixiviados.

notitle
23 de diciembre 2015 , 11:56 a.m.

 En medio del relleno sanitario La Pradera, en el municipio de Don Matías, a 57 kilómetros de Medellín, se levanta una de las plantas más moderna de tratamiento de lixiviados de Latinoamérica, que fue inaugurada ayer.

Este nuevo proyecto hace parte del compromiso de Empresas Varias (Emvarias), filial del Grupo EPM, de descontaminar el río Medellín-Aburrá y sus afluentes y de consolidar el modelo de manejo de residuos sólidos, que está siento implementado desde finales del 2014.

A su vez, este sistema de tratamiento responde a la licencia ambiental enmarcada en la normatividad colombiana, que establece los valores limites máximos permisibles de vertimientos a los río o aguas superficiales y a los sistemas de alcantarillado público.

“Esta es una apuesta de sostenibilidad, responsabilidad y compromiso con la ciudad. Además, estamos cumpliendo con los reglamentos para rellenos sanitarios. Esperamos que este sistema sea ejemplo en el país”, dijo Javier Ignacio Hurtado Hurtado, gerente de Emvarias.

La planta, que tuvo una inversión de 16.000 millones de pesos, tendrá capacidad de tratamiento de 3.200 toneladas de lixiviados, líquidos resultantes de la degradación de desechos biodegradables y de las aguas negras.

Según Hurtado, la maquinaria, traída de Alemania, tiene como función remover sólidos, compuestos orgánicos e inorgánicos, metales pesados, y muchas otras sustancias contenidas en el líquido.

La empresa encargada del diseño, conceptualización y construcción de la obras civiles fue Tepsa S.A. El contrato, de 8.000 millones de pesos incluye 12 meses de operación.

Esta adjudicación se suma a la realizada el años pasado para la construcción de la primera fase del vaso Altaír II, las cuales hacen parte del plan de inversiones de 178.000 millones de pesos de EPM en un horizonte de ocho años.

Así es el proceso

El tratamiento de los lixiviados tiene tres etapas. “El primer proceso se desarrolla en dos grandes estanques, allí los sólidos suspendidos son decantados. Después sigue la fase físico-química, en donde se hace la remoción de sólidos y materia orgánica. El último paso es el reactor biológico, donde las bacterias se comen los nutrientes de los lixiviados”, dijo Juan Carlos Muñoz, ingeniero y funcionario de EPM.

Muñoz explicó que el tratamiento de lixiviados se realiza por medio de reactores biológicos de membrana, que es un sistema con una barrera permeable, que garantiza la remoción los contaminantes suspendidos y sólidos disueltos.

Para el ingeniero, este proceso es bastante costoso y requiere de tecnología de punta para poder realizarlo. Por eso dijo que el objetivo de la ciudad debería ser que estos se conviertan en abono, por medio del compostaje, o que puedan llegar a ser convertido en energía.

Precisamente, Juan Esteba Calle, Gerente de EPM, dijo que la empresa empezará un camino que es reutilización de los residuos y la generación de energía.

“Tenemos el objetivo de que todos los días lleguen menos residuos sólidos a La Pradera, pero también queremos valorizarlos y comenzar el proceso de transformación de estos en bíogas o en energía térmica y aeróbica. Para esto necesitamos un sistema aún más eficiente”, dijo Calle.

Dijo que en la ciudad solo son aprovechados un 13 por ciento de residuos sólidos, cuando el potencias de material reciclado es del 26 por ciento.

En países como Holanda y Suecia, contó el gerente, se reutiliza el 90 por ciento de las basuras. Este método, conocido como valorización energética, consiste en el aprovechamiento de los residuos en la construcción y la agricultura a través de alternativas sostenibles y eficientes.

Para esto, es consciente Calle, es necesario crear proyectos pedagógicos y educativos para instaurar en la ciudadanía el concepto del reciclaje, que reduce el consumo de nueva materia prima, además de disminuir el uso de energía, la contaminación del aire y del agua, así como también reduce las emisiones de gases de efecto invernadero.

“Nos queda faltando la generación de cultura ciudadana hacia los residuos sólidos, porque no podemos estar contentos con que nos lleguen 3.000 toneladas de basura al día”, señaló Calle.

Capacidad de La Pradera

En enero de este año Emvarias comenzó a operar el vaso Altair II en el relleno sanitario La Pradera, que tuvo una inversión de 15.000 millones de pesos.

Este relleno, aseguró Calle, garantizará la disposición de residuos sólidos a 23 municipios de Antioquia, por 15 años.

“El objetivo ahora es comenzar la construcción de otros tres vasos. Por eso estamos haciendo el sistema de lixiviados, porque tenemos espacio y estamos previendo que aquí serán tratados los residuos”, explicó Calle.

Gloria Alzate, secretaria de Medio Ambiente de Medellín, agregó que la planta es el complemento del sistema de disposición de residuos sólidos, que se ha consolidado en la ciudad. “Se trata de un hito ambiental, que además beneficia a 25 municipios del departamento, lo que demuestra el compromiso ambiental de Emvarias y EPM”.

PAOLA MORALES ESCOBAR
inemor@eltiempo.com - @PaoLetras
Redactora de EL TIEMPO
MEDELLÍN

 

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.