Ahorradores de Neiva tendrán su apartamento

Ahorradores de Neiva tendrán su apartamento

El proyecto se financia con recursos del Ocad, Gobernación y Minvivienda.

notitle
23 de diciembre 2015 , 11:24 a.m.

La vida de 640 familias de Neiva cambiará a partir de este diciembre.La Navidad vendrá acompañada para ellas de una vivienda, a la que accedieron por ser ahorradores. Ahora dejarán de pagar arriendo y cumplirán el sueño de tener su propio apartamento.

“Cuando yo vi el pendón donde se convocaba a las familias interesadas en tener un apartamento le dije a mi esposo: ‘Carlos, esa va a ser nuestra casa’. Él sonrió, porque no lo creía, lo veíamos como algo imposible, y mire cómo es la vida, voy a cumplir 50 años y qué mejor regalo que haber podido comprar nuestra propia vivienda”, contó  entusiasmada Clemencia Alvarado, una de las beneficiarias de Yuma.

 

De la convocatoria que hizo el Gobierno Nacional se enteró hace un año, cuando iba para la casa de su hermana en Chicalá, un barrio de Neiva. Clemencia vive en el primer piso de una pequeña vivienda del conjunto San Silvestre.

Allí reside junto a sus tres hijos, su esposo y su nieto. “El segundo piso lo arrienda la dueña de la casa para  estudiantes universitarios, pero la convivencia es complicada, porque hacen mucho ruido o toman”, explicó. Al igual que la mayoría de beneficiarios de Yuma, dejarán de vivir en los pequeños cuartos donde ahora habitan. Se trastearán a finales de diciembre, cuando les entreguen su apartamento, a la ciudadela residencial ubicada sobre la carrera 1.ª con calle 55, un sector que Carlos Velazco, su esposo, considera central de la ciudad.

“Junto a los apartamentos están construyendo la sede de una universidad, y a una cuadra tenemos transporte público, lo que facilita la movilidad en la zona”, señaló Carlos, mientras recalcaba, con alegría, que ya quería irse a vivir a
Yuma.

El proyecto

La ciudadela residencial fue construida mancomunadamente  por varias instituciones, al igual que con recursos de las regalías.

En el terreno funcionaba otrora la licorera del Huila y fue donado por la Gobernación.  Del Sistema General de Regalías, a través del Ocad, se asignaron 3.200 millones de pesos. El Ministerio de Vivienda aportó 9.856 millones de pesos. Los ahorros de los beneficiarios suman 1.078 millones de pesos y una vez ocupen la vivienda comenzarán a
pagar los créditos del dinero restante –que es solo una parte del monto total– y que suman un poco más de  4.726 millones.

El costo de todo el proyecto  fue de 21.560 millones de  pesos, con los que se construyeron  las 32 torres que  albergan los 640 apartamentos de algunas de las familias  ahorradoras de Neiva.

Para acceder a los subsidios de vivienda “debían ser ahorradores, para que con ello pudieran pagar una parte del total de la obra, dado que cada familia aportará de sus ahorros entre 16 y 20 millones de pesos.

Ellos son personas de estratos 1, 2 y 3 que no debían ganar menos de 1 salario mínimo, ni  más de 2”, explicó
el gobernador del Huila, Carlos Iriarte Barrios, durante una visita en el terreno, cuya obra estuvo a cargo de la constructora Rodríguez Bríñez S. A. S. y el Consorcio Yuma 2015.

Una de las características de la ciudadela es que se diseñaron 32 apartamentos, ubicados en los primeros pisos de las torres, para personas con movilidad restringida.

De igual manera, cada vivienda cuenta con tres habitaciones, baño, cocina, sala comedor y un área para extender ropas. Además, las familias recibirán las zonas húmedas –baños y lavaplatos– enchapadas.

Yuma no tendrá encerramiento y tendrá una ciclorruta que recorre toda la ciudadela. Para las madres que deben salir a trabajar habrá una guardería dentro del complejo urbanístico. En suma, los nuevos habitantes de la zona contarán
con un polideportivo, ubicado en el centro de las torres de apartamentos, y habrá, también,  un parque infantil.

Nuevos vecinos Seis de las familias que se beneficiarán de esta iniciativa visitaron el pasado 22 de octubre la ciudadela residencial.

Entre ellos, Diana Escobar, madre de tres menores y cabeza de hogar, quien ahorró la cuota inicial del apartamento  –5 por ciento del valor total– durante ocho años. Cada uno tiene tres cuartos, ni mandados a hacer,  están apenas para que en uno viva mi hijo David Santiago, en otro mis niñas,  Mariana y Sarita, y el último queda para mí”, indicó entre risas Diana.

Ella lleva ocho años trabajando en un almacén de cadena, de 2 de la tarde a 10:20 de la noche. A sus hijos los cuidan su mamá y su abuela, con quienes viven en la actualidad, en una casa familiar.

A Diana ya la invitaron a hacer la primera novena navideña, pues durante el recorrido conoció a los esposos Clemencia Alvarado y Carlos Velazco, también a Sandra Rico –quien, como ella, es madre cabeza de familia– y a Silvia Ardila, una enfermera jefe que mantiene a toda su familia, y ya se pusieron cita.

“Si nos mudamos en diciembre haremos una novena todas nuestras familias. Vimos que es gente muy buena, que quiere vivir tranquila y sin discordias allí. Esto es lo mejor que nos ha pasado en la vida”, dijo Carlos Velazco.

MICHAEL CRUZ ROA
Redacción EL TIEMPO ZONA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.