Las nuevas apuestas del Jardín Botánico de Bogotá

Las nuevas apuestas del Jardín Botánico de Bogotá

Nuevo tropicario tendrá el 10 % de la biodiversidad del país. Alberga 32 colecciones de plantas.

notitle
22 de diciembre 2015 , 09:56 p. m.

Se podría confundir con parques o con jardines urbanos. Incluso, con espacios para el simple recreo en la ciudad. Sin embargo, los jardines botánicos son las casas de la ciencia botánica donde se producen investigación de alto valor científico para las sociedades.

Con el objetivo de consolidarse precisamente como un lugar para la ciencia, el jardín botánico José Celestino Mutis en Bogotá se está renovando para ser reconocido en el ámbito latinoamericano. Nada más en los últimos tres años han multiplicado sus esfuerzos en investigación. Pasó de tener un reducido equipo de investigadores para hoy contar con cerca de 90 científicos que tienen en marcha 75 investigaciones relacionadas con la conservación y el uso sostenible de la flora del país.

Se calcula que se han producido cerca de 147 publicaciones académicas en cerca de 22 líneas de investigación y que otros 160 investigadores se han asociado a través del programa de estímulos para la investigación.

“Históricamente los jardines botánicos son quizás los primeros centros de la investigación en la humanidad. Por una razón: la gente buscaba la cura a las enfermedades que se encontraban en las plantas”, explica Luis Olmedo Martínez, director del jardín botánico.

Una de las joyas de investigación del Celestino Mutis es el banco de semillas de especies altoandinas único en su especialidad en el mundo y en donde se han propagado más de 30.00 muestras en cultivo in vitro.

“En el banco de semillas más grande del mundo en Noruega tienen las plantas útiles, pero nadie más que nosotros tiene las del páramo, las más olvidadas. De tal manera que si se acaban todo los páramos podemos decir: aquí están las semillas de las especies”, asegura Mauricio Diazgranados, director científico del jardín.

Actualmente tienen más de 100 especies evaluadas con sus protocolos completos de uso como el cálculo de cuánto se pueden deshidratar para luego ser germinadas.

“Un jardín botánico sin investigación sería casi un parque. Para conservar las plantas se tiene que estudiarlas. Para tener esta biodiversidad en las colecciones debemos entender cómo viven las plantas, qué las afecta, qué es importante conservar.

Los jardines botánicos son los grandes centros de investigación en botánica”, enfatiza Diazgranados, investigador reconocido por sus hallazgos y estudios a las plantas de frailejón.

En total el jardín contiene 32 colecciones de plantas de la región, lo que ha implicado mantener activas investigaciones para su clasificación, estudio y categorización.

Sin embargo, el trabajo de ciencia aplicada es tal vez el más amplio desde el Mutis. De un lado, el jardín es el responsable del arbolado de la ciudad. Por ejemplo, a partir de trabajos de investigación, se lograron identificar 25.000 árboles enfermos y otros 5.000 como “adultos mayores" en toda Bogotá.

Pero también en una tarea que lleva varios años han logrado establecer, por medio de interpretación de sensores remotos, las unidades de arbolado para consolidar un mapa de coberturas y ecosistemas del distrito capital.

Además, trabajan en la recuperación e intervención de 11 de los 15 humedales oficiales de Bogotá y en otras ocho zonas pilotos que abarcan desde el sur hasta el norte de la capital. En total han sembrado 101.542 individuos en 180 hectáreas de la ciudad. Otra de las intervenciones urbanas que ha requerido una base científica es el estudio de plantas nativas para utilizarlas en los 12.000 metros cuadrados de jardinería urbana de los que son responsables.

El nuevo tropicario

El reto más ambicioso que hoy se plantea el jardín botánico es la construcción de un nuevo tropicario, que se convertiría en la colección de plantas más importante del país y una de las más relevantes en el ámbito latinoamericano.

En 3.000 metros cuadrados se albergará la flora de 5 ecosistemas de importancia global como lo son los bosques y selvas de la Amazonía, la Orinoquía, el Chocó, los páramos de la cordillera de los Andes y hasta los manglares del Pacifico.

“Por un lado el reto es construir una infraestructura adecuada, pero el verdadero reto científico será recoger las plantas. Será como una gran expedición botánica. Queremos que todas las autoridades ambientales nos aporten algo. Eso convertiría al tropicario en un propósito nacional”, explica Luis Olmedo Martínez, director del jardín botánico.

Se espera que el jardín con este nuevo tropicario logre representar el 10 por ciento de la biodiversidad botánica del país.

Escríbanos a: @ElTiempoVerde
MEDIOAMBIENTE

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.