Navidad en Libertad

Navidad en Libertad

En un mundo de recursos finitos, Colombia necesita reparación con enfoque territorial.

notitle
22 de diciembre 2015 , 07:28 p.m.

“Me pagan con seis puñados por cada 25”, dijo la cortadora de arroz. En los buenos tiempos de los arroceros, recibía hasta 15.000 pesos por un día de trabajo. La explotación asoma la cara en Libertad. El Estado, no.

Este corregimiento de San Onofre (Sucre) está a tan solo tres horas de Cartagena, pero parece atrapado en el tiempo. Libertad muestra la necesidad de repensar la política pública de víctimas.

El territorio constituye un caso emblemático de violencia sexual en medio del conflicto. Marco Tulio Pérez Guzmán, alias El Oso, comandante del bloque Montes de María, de las Auc, asentó allí su campamento. Además de asesinar, desaparecer y desplazar, secuestró a mujeres de Libertad por días y hasta semanas para utilizarlas como esclavas sexuales.

La difunta Comisión Nacional para la Reparación y la Reconciliación declaró a Libertad caso piloto de reparación colectiva en el 2008. Desde entonces, poco ha llegado allá.

Al amparo de la Ley de Justicia y Paz, algunas mujeres fueron indemnizadas. “Solo las víctimas de violencia sexual han recibido algo, pero todos hemos sufrido. Unos más que otros. A los paramilitares los padecimos todos”, señaló una señora. Tiene razón.

En aras de la construcción de la paz, la reparación debe dirigirse hacia las comunidades más que a las personas. No se trata de abandonar por completo la reparación individual, pero sí de privilegiar la colectiva. En un mundo de recursos finitos, Colombia necesita reparación con enfoque territorial. Así parece entenderlo el acuerdo de víctimas logrado con las Farc, y así debe hacerse en Libertad.

La Unidad de Víctimas ayudó a recomponer el tejido social de la comunidad. No es poca cosa en una región tan marcada por el miedo. Pero la reparación material no llegó. Allí no hay puesto de salud, médico, enfermero o dónde comprar un dólex. Una mujer embarazada debe pagar 200.000 pesos para acercarse a la sala de partos más cercana.

Tampoco hay puesto de policía. Los cuatro uniformados de Libertad residen en una casa particular que pronto deberán abandonar. La alcaldía debe casi un año de alquiler. En este corregimiento circula escaso contante. Hay poco empleo y sobrevive la economía del trueque. Las mujeres cazan, los hombres pescan y todos cortan arroz. El único negocio grande, una camaronera, cerró años atrás.

El Incoder está con las manos atadas en Libertad. Los predios no están saneados y la mayoría de los residentes no califican para programas agrícolas. Poco importa. La tierra no se presta para el cultivo. Las semillas de pepino que repartió el Incoder dieron vegetales del tamaño de un dedo meñique. Hasta el agua subterránea es salada. Si no llueve, no hay agua consumible.

Colombia Responde entregó a los jóvenes un equipo radial. Durante meses, la radio comunitaria prestó servicios para la colectividad. Luego calló. El programa se llevó los aparatos. Cuando se dañaban, no había cómo pagar los arreglos.

Libertad se destaca por la resiliencia. Los muchachos formaron el grupo AfroMúsica, que recupera las tradiciones de la comunidad. Trabajan de la mano con Chavela. Ella, discriminada en la época de los paras como la ‘loca del pueblo’, lidera la enseñanza del bullerengue y demás bailes típicos. La suya es una historia de reivindicación.

A Libertad le deseo de regalo de Navidad la reparación. No se podrá este año. Pero confiemos en que se podrá el próximo.


Laura Gil

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.