Romería en la tumba de Diomedes Díaz en su segundo año de fallecido

Romería en la tumba de Diomedes Díaz en su segundo año de fallecido

Es tradición en Valledupar que le lleven serenata para agradecerle por su legado eterno.

notitle
22 de diciembre 2015 , 04:11 p. m.

Un gran número de imitadores, melodías de cientos de canciones, incontables anécdotas y ocurrencias y los hijos que continúan su legado hacen que Diomedes Díaz sea inmortal, pese a que hace dos años partió a la eternidad.

Como en las épocas en las que sacaba a la luz un nuevo trabajo musical, o cuando cumplía años, la romería de gente siempre lo rodea, por eso ya se ha vuelto tradición en Valledupar, por parte de sus seguidores, visitar su tumba ubicada en el Cementerio Jardines del Ecce Homo de Valledupar, mientras que sus hijos le brindaran serenatas con sus propias canciones.

Este martes, Rafael Santos, su hijo mayor, entonó Mi Muchacho, una de sus canciones más queridas, también rindió homenaje póstumo al ‘Cacique de la Junta’ con su voz, Orlando Liñán quién con mucho éxito interpretó a Diomedes Díaz en la bionovela de RCN.

Llamó la atención y causó revuelo, un personaje con un increíble parecido físico al fallecido artista, más cuando llevaba su peinado, sus gafas, y el estilo en su manera de vestir.

Se trata de Apolinar Olivella, un hombre de 55 años que llegó de Cereté, Cordoba, a acompañar el segundo aniversario del que siempre fue su doble.

“Siempre me confundieron con él, y yo estoy muy orgulloso de parecerme a él, siempre fui su fanático, pues era mi cantante favorito, por eso estoy aquí: no lo olvido y mi presencia ayuda a que siempre lo recuerden”, manifestó.

Otro protagonista de una de sus canciones y que Diomedes Díaz volvió famoso en su último trabajo musical, que lleva por nombre La Vida del Artista, fue al hermano Elías, cuya figura casi mítica con largas y blancas barbas y el cuello lleno de collares seguramente rezados para ahuyentar los malos espíritus, causó curiosidad en el público.

Este curandero, que se convirtió en un amigo muy cercano del cantautor porque en una ocasión pudo curarle enfermedades que tuvo el artista en el pasado El hermano Elías llegó desde Maracaibo, Venezuela, pues el año pasado su esposa soñó que Diomedes le reclamaba que no había visitado su sepultura.

En esta ocasión quiso compartir con su familia y sus seguidores, esta fecha que ya se volvió especial para todos sus fanáticos.

Dentro de la programación, además de la ceremonia religiosa que se llevó a cabo a las seis de la tarde en la Iglesia La Concepción, también se realizó el Conversatorio, en la casa materna de Diomedes Díaz, ubicada en el populoso barrio San Joaquín, donde habita su madre, Elvira Maestre junto a sus hermanas.

En este evento se hicieron algunas remembranzas, historias, el recorrido por la música, sus reacciones espontáneas pero a la vez inteligentes, y cómo era Diomedes Díaz en el hogar. Allí estuvo Patricia Acosta quien fuera su esposa y musa de sus canciones, su amigo Joaquín Guillén y su presentador, Jaime Pérez Parodi y su hijo Rafael Santos Díaz.

 

Yanitza Fontalvo Díaz

Especial para EL TIEMPO

Valledupar.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.