Franco Armani, el arquero que ya atajó dos estrellas para Nacional

Franco Armani, el arquero que ya atajó dos estrellas para Nacional

El argentino fue artífice del título 15, tal como lo fue en el 14, tapando de a dos penaltis.

notitle
21 de diciembre 2015 , 06:33 p.m.

Franco Armani sufrió en el partido de ida de la final contra Junior. Le dio el balón a su distraído compañero Henríquez, sin imaginar que esa pelota rebelde le iba a quedar, de regalo, a su rival, a Toloza, quien lo venció. Armani, tantas veces héroe, fue villano. Pero en el partido de vuelta, el pasado domingo, volvió a ser Armani, el atajador. Contuvo dos penaltis y llevó a Nacional a su estrella 15. Qué mejor reivindicación. (Lea aquí: Franco Armani, el hombre '10' para el título 15 de Nacional.)

Armani ya es de las entrañas de Nacional. Ha acumulado ocho títulos en el club, convirtiéndose en el guardián más fiable del arco. Los dos penaltis que contuvo el domingo no son casualidad, ni siquiera deben ser producto del azar. Armani es, entre muchas de sus cualidades, un atajapenaltis consagrado. En el 2014, vestido de amarillo, le contuvo dos cobros al mismo rival, a Junior, y fue el héroe de la estrella 14. Ahora repitió esa hazaña.

Infografía ETCE.

Pero su habilidad no solo ha estado en atajar penaltis. Armani ha demostrado en el fútbol colombiano tener reflejos, agilidad, inteligencia. Si falló en ese partido de Barranquilla, fue quizá solo para hacer más memorable su reivindicación. Para anticipar que sería el gran héroe del título. (Lea aquí: 'En los penaltis traté de adivinar y jugármela': Franco Armani.)

“No fue fácil al otro día, después de cometer ese error, levantarme. Pero el apoyo que todos mis compañeros me dieron hizo que estuviera de la mejor forma en el arco”, aseguró Armani el pasado domingo, radiante, con la estrella entre sus manos.

Llegó para triunfar

Armani, de 29 años, nacido en Argentina, llegó a Nacional en el 2010. Para entonces era un desconocido portero cuya experiencia se resumía en Ferrocarril Oeste y Deportivo Merlo, en su país. Nacional fue, entonces, su gran reto: llegar a uno de los clubes más importantes de Colombia. Hizo fila detrás de su compatriota, ya consolidado, Gastón Pezzuti. Espero paciente su oportunidad. Fue ganando títulos que no lo tenían a él como protagonista. Tuvo opciones de ir a otras ligas. Pero siguió. Incluso superó una lesión de ligamento cruzado de la rodilla izquierda que lo sacó de las canchas por varios meses. Volvió más fuerte, volvió recargado.

Franco Armani, arquero argentino de Atlétoco Nacional, también fue figura en la consecución del título del primer semestre del 2014. (Archivo ETCE)

Los últimos años han sido espléndidos para Armani. Ganó tres coronas de Liga como guardián titular, una contra Santa Fe, y dos contra Junior. Su presencia hoy en el club es tan sólida, que ni el portero Camilo Vargas, el suplente y quien es arquero de la Selección Colombia, ha tenido mayor oportunidad. Armani es amo y señor de la portería del equipo antioqueño.

“Les dedico este campeonato a toda mi familia y a toda esta hermosa hinchada que siempre nos acompañó y alentó. Esta hinchada se lo merece por el empuje que ponen durante los 90 minutos. De corazón, este título es para ellos. Tengo un agradecimiento muy grande para ellos”, dijo Armani al concretarse la corona número 15, agradecido con una afición que lo apoya, lo respalda y que ha celebrado con sus hazañas.

Armani fue muy importante en este nuevo título de Nacional, no solo por los penaltis. En la fase semifinal, contra Medellín, tuvo atajadas milagrosas, salvó su arco una y otra vez, sobre todo en el juego de ida. Aquella desconcentración contra Junior, cuando regaló el balón que terminó en un gol que amenazó el título verdolaga, fue solo un episodio que no empañó todos los goles que ha evitado. Una anécdota.

“Esto es de todos porque hicimos un esfuerzo grandísimo durante los 90 minutos. El equipo dejó todo en la cancha y hay que tratar de devolverle esa confianza a mis compañeros y gracias a Dios se logra otro campeonato”, dijo el portero argentino.

Su imagen bajo los tres palos ya está en la memoria de la afición verdolaga, que cada semana lo ve ahí, enorme, volando para consagrarse, para defender su arco, para atajar penaltis. El argentino ha cumplido, ya tiene entre sus manos una nueva estrella, y de seguro irá por más.

Las finales por penaltis

Desde que se instauraron los torneos cortos en el fútbol profesional colombiano, en el año 2002, se han disputado 28 finales, dos por cada año. De ellas, en ocho ocasiones el campeón se definió por penaltis, siendo Atlético Nacional el equipo más ganador por esta vía, con tres títulos.

Estas han sido esas finales: 2003-II, Tolima campeón vs. Cali (4-2 por penaltis). 2004-II, Junior campeón vs. Nacional (5-3 por penaltis). 2008-I, Chicó campeón vs. América (4-2 por penaltis). 2011-I, Nacional campeón vs. Equidad (3-2 por penaltis). 2011-II, Junior campeón vs. Once Caldas (4-2 por penaltis). 2012-II, Millonarios campeón vs. Medellín (5-4 por penaltis). 2014-I, Nacional campeón vs. Junior (4-2 por penaltis). 2015-II, Nacional campeón vs. Junior (3-2 por penaltis).

PABLO ROMERO
Redactor de EL TIEMPO
@PabloRomeroET

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.