Grinch & Scrooge

Grinch & Scrooge

El Centro Democrático es el Grinch de la paz. Es ese monstruo divorciado del sentimiento del país.

notitle
20 de diciembre 2015 , 10:25 p.m.

En esta época de paz y reconciliación, donde se espera que florezcan los mejores deseos, siempre aparece ese personaje, pariente, amigo, colega o vecino, que les quiere arruinar la Navidad a todos los demás. Ese inevitable individuo –o, mejor aún, esa actitud dedicada a destruir la felicidad– ha sido caracterizado de manera brillante por Charles Dickens y Dr. Seuss. En el ‘Cuento de Navidad’ del primero y en ‘¡Cómo el Grinch se robó la Navidad!’, de Seuss, aparecen retratados, de la manera más elocuente, quienes no pueden soportar que la humanidad viva un momento de regocijo y esperanza en el futuro.

Releyendo esos dos clásicos, no he podido dejar de pensar que tenemos en nuestro medio político a quienes representan a esos aguafiestas enemigos de la felicidad y de la confianza optimista que profesa la mayoría de los colombianos en su futuro. La tacañería no es solo una actitud frente al dinero.

La tacañería más devastadora –como la del personaje de Dickens– es la que antepone sus amarguras, odios, resentimientos, obsesiones y vanidades al deseo colectivo de construir una salida a los desafíos comunes. La peor tacañería es la espiritual. El tío avaro de la política colombiana es, indudablemente, Álvaro Uribe.

El Centro Democrático es el Grinch de la paz. Es ese monstruo verde solitario, resentido, encuevado y divorciado del sentimiento mayoritario del país –como lo demostraron las elecciones de octubre–, conspirando día y noche para ver cómo le arruina al pueblo las alegrías que genera la esperanza real de una reconciliación nacional. No me sorprendería que el director de ese partido haya intentado hacerles llegar al Grinch y a Scrooge su carnet de miembros honorarios del uribismo.

La actitud de los enemigos de la paz –muy parecida a los comportamientos de los personajes de Dickens y Seuss– confirma que la racionalidad, la serenidad y la sindéresis no figuran entre sus mejores consejeros. Sin haber tenido tiempo para leer y digerir los acuerdos alcanzados en La Habana, ya existían pronunciamientos personales y oficiales del uribismo que desechaban meses de trabajo juicioso y las opiniones ecuánimes de los mejores abogados, los líderes mundiales y los organismos internacionales a favor de un esquema de justicia transicional y participación de las víctimas que ha superado todas las expectativas.

Al igual que a Scrooge y al Grinch, nada les sirve. Ante la posibilidad de un proceso de consulta al pueblo sobre los acuerdos, es evidente que estaba telegrafiada la decisión del uribismo por el ‘no’, independientemente del alcance y la seriedad de lo negociado con las Farc. Están en su derecho. Negarse a la Navidad, al Año Nuevo, a la Pascua, a la bondad del Niño Dios, a la “paz en la Tierra para los hombres de buena voluntad” era lo esperado. Se están robando –con descaro– el mejor regalo de Navidad para Colombia y las próximas generaciones. Si arruinan esta oportunidad, serán los responsables históricos de la perpetuación de la guerra.

En cierto momento, antes de acabar con la felicidad y la paz de sus congéneres, tanto Scrooge como el Grinch se dan cuenta de que se pueden redimir. El tío avaro descubre la felicidad de la generosidad en Navidad y aprende que compartir es la única forma de espantar el fantasma de la muerte. El Grinch se roba los regalos y las decoraciones navideñas, pero decide devolverlos y abrir su corazón a la fraternidad con su gente. No me hago muchas ilusiones, pero ojalá ese ejemplo les sirviera a los enemigos de la paz.

Díctum. La Corte Suprema exonera a Plazas Vega. El Gobierno Nacional fija las bases para que el calvario de ese oficial no se repita en el proceso de paz. Bien.

GABRIEL SILVA LUJÁN

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.