El túnel que tiene molestos a raizales en San Andrés

El túnel que tiene molestos a raizales en San Andrés

La estructura está siendo construida por uno de los hoteles de la isla.

notitle
17 de diciembre 2015 , 08:52 p. m.

El túnel que construye un hotel bajo la carretera circunvalar de San Andrés generó rechazo entre la comunidad y la protesta de un grupo de isleños, encabezado por la líder raizal Ofelia Livingston de Barker y el presidente de la Sociedad de Arquitectos e Ingenieros del archipiélago, Iván Cabrera Raad.

El paso peatonal subterráneo busca unir la entrada del hotel Blue Cove con el litoral de enfrente, donde ya fue construida una terraza marina, que también ha sido un motivo de discordia entre los raizales y la cadena On Vacation, propietaria del establecimiento desde 2010.

El conflicto cobra mayor relevancia porque el hotel Blue Cove tiene una prolongada historia en San Andrés y, durante un buen tiempo, estuvo en un proceso de extinción de dominio y fue administrado durante dos décadas por la Armada Nacional, cuya base naval en la isla colinda con esa propiedad.

La obra del túnel empezó el 2 de diciembre, pero Livingston asegura que no ha fijado los avisos que exige la ley, en donde los contratistas que la construyen deben dar cuenta de sus especificaciones y licencias.

El gerente corporativo de la cadena, Germán de Pombo, ha declarado que sí tiene los permisos necesarios porque el Instituto Nacional de Vías (Invías) expidió una resolución el 20 de agosto, en la que da autorización provisional al hotel para hacer la intervención.

Pero Livingston considera que esto “no sería suficiente para arrancar la obra, porque ni Coralina –la autoridad ambiental de la isla– ni Planeación Departamental han concedido las respectivas licencias”.

Según el director de Coralina, Durcey Stephens, “hace unos años, ellos hicieron una consulta para saber si podían intervenir la vía, y la respuesta fue negativa: “Porque no es nuestra jurisdicción”, dijo.

Como la vía perimetral de la isla tiene categoría de carretera nacional, todos los permisos deben tramitarse directamente con la Nación y no con las autoridades departamentales.

Stephens también recuerda que el sitio donde se está haciendo es una zona ya intervenida, pero al mismo tiempo reconoce que “habría complicaciones si la excavación afecta la roca coralina”.

En efecto, el pasado martes fueron encontrados pedazos de este material en la excavación. Por esta razón se ordenó la suspensión de la obra, hasta que el hotel compruebe que tiene licencia ambiental. “La información que ellos nos han hecho llegar, que es la resolución de Invías, no tiene en cuenta ese aspecto”, explica.

Además, manifestantes de la comunidad raizal habían expresado que, si la obra no se suspendía, ellos se iban a meter a protestar en el hueco, para obstaculizar su avance.

EL TIEMPO trató de contactar tanto a Pombo como al representante legal de On Vacation, Camilo Mariño Hildebrand, pero ninguno atendió los llamados.

EDUARDO LUNAZZI

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.