Estado realiza primera entrega de NN víctimas del conflicto

Estado realiza primera entrega de NN víctimas del conflicto

Medicina Legal ubicó 2.292 cuerpos de personas reportadas como desaparecidas.

notitle
17 de diciembre 2015 , 08:42 p.m.

Este jueves, en Villavicencio, el Estado colombiano entregó a sus dolientes los restos de 29 personas que murieron en combates con la Fuerza Pública y que, por no haber sido identificados o reclamados, fueron a parar a fosas comunes de cementerios de los Llanos Orientales y el sur del país.

El acto solemne, encabezado por el comisionado de Paz Sergio Jaramillo, hace parte de una política del Gobierno que apunta a identificar y procurar la entrega a sus familias de todos los muertos enterrados como NN en el país, y específicamente, de los miembros de las Farc que han caído en las operaciones militares y los enfrentamientos durante el conflicto.

Ese gesto humanitario fue revalidado en la mesa de La Habana, y por eso este jueves estaban en la ceremonia los embajadores de Noruega, Lars Vaagen, y José Luis Ponce, de Cuba. Esos dos países son los garantes del proceso de paz entre el gobierno Santos y las Farc.

Los 29 cuerpos forman parte de un gran grupo de 2.292 restos de supuestos guerrilleros que han sido inhumados de cinco cementerios de los Llanos Orientales. De ellos hay 830 plenamente identificados por Medicina Legal y la Fiscalía, y la primera entrega corresponde a las familias que ya fueron ubicadas por las autoridades en los Llanos.

En el cementerio de San José del Guaviare fueron exhumados 577 cuerpos; 528 en Granada, 464 en La Macarena, 130 en Vista Hermosa y 593 en otro camposanto del Meta. Los otros cuerpos fueron hallados en cementerios de pueblos de Cundinamarca y Boyacá.

En otros 15 cementerios del país hay guerrilleros enterrados por las autoridades, según un mapeo previo realizado por antropólogos de Medicina Legal y la Fiscalía. En la lista de sitios de exhumación están cementerios de Uribe (Meta), Florencia y San Vicente del Caguán (Caquetá) y de Puerto Carreño (Vichada).

Carlos Valdés, director de Medicina Legal, señaló que el número de personas muertas en combate en todo el país supera los 20.000. En la mayoría de los casos, los fallecidos que formaban parte de los grupos armados fueron a parar a fosas comunes. En ellas no solo hay cuerpos de señalados insurgentes, sino también de personas que mueren por causas diversas y nunca son reclamadas.

La Fiscalía priorizó los municipios con mayor número de muertos enterrados como NN. “El simple hecho de que un cementerio en un periodo de 10 años tenga hasta 500 cuerpos sin identificar es algo que llama la atención de entrada”, manifestó Pablo Cala, defensor de derechos humanos, que hace parte del colectivo Fals Borda, quienes acompañaron a los familiares de las víctimas en esta primera entrega.

A la solemne ceremonia religiosa asistieron el director de Medicina Legal, Carlos Eduardo Valdés; el vicefiscal general de la Nación, Jorge Fernando Perdomo; Paula Gaviria, directora de la Unidad Nacional de Víctimas, y los congresistas Iván Cepeda y Alirio Uribe.

Esposas e hijos de otros 77 guerrilleros identificados y entregados en 2013 y 2014, antes del compromiso sobre el tema firmado en La Habana, también estuvieron en el acto.

Aunque para el Estado estas 29 personas eran miembros de la subversión, varios de los familiares cuestionaron esa versión o, al menos, aseguraron que no tenían idea de que sus seres queridos hubieran estado con la guerrilla.

Diez años de búsqueda

Una de esas historias es la de Dora Alicia Morales, quien ayer recibió los restos de su esposo, Carlos Hernández. Ella dice que a él se lo llevaron los militares en el 2006 y que no tenía nada que ver con las Farc. Desde entonces lo estaba buscando, cada vez con mayor certeza de que estaba muerto.

Las familias, en todo caso, reconocen la importancia de tener certezas, aunque no sean esperanzadoras. “A pesar del dolor y la angustia, tenemos tranquilidad. Dolor porque nuestros familiares ya no están (...). Tranquilidad porque tendremos a donde ir a llevar las plegarias”, dijo Hugo Darío Maldonado después de prender una vela ante los restos de su hermano, Williams Arimetea Maldonado. De él no volvieron a saber desde septiembre de 2007. Tenía 37 años.

Sergio Jaramillo, alto comisionado para la Paz, recordó la importancia de las víctimas en los acuerdos para terminar el conflicto y aseguró que el Gobierno tiene el firme compromiso de darles una respuesta a todas las familias que han perdido a sus seres queridos en la guerra, sin importar si fueron parte de los grupos armados, pues de lo que se trata es de dignificar a todas las víctimas.

“Son muchas las familias separadas por el conflicto. Sé que hay hermanos aquí que se han reencontrado, a raíz de esta ceremonia. Eso era lo que queríamos: que todas las familias que no saben de sus seres queridos tengan una respuesta, que aunque dolorosa, por lo menos sepan qué pasó. Y si es posible, que reciban sus restos”, dijo Jaramillo.

‘Fabio Villegas liderará campaña por el sí en plebiscito por la paz’

El presidente Juan Manuel Santos entregó ayer nuevos detalles sobre lo que contempla el punto sobre víctimas y justicia que se acordó esta semana en La Habana entre los delegados del Gobierno y las Farc.

En diálogo con W Radio, el mandatario aseguró que el tema de la verdad, la justicia y la reparación a las víctimas fue el punto más complejo de toda la negociación.

Santos se refirió al tribunal para la paz, que se encargará de procesar y juzgar a los guerrilleros de las Farc, y le salió al paso a quienes han cuestionado la elección de los magistrados que lo integrarán. “No van a ser las Farc las que van a nominar a los magistrados, eso sí lo sabemos ya. Esa es la inquietud que tenía la opinión pública, y yo le puedo aquí asegurar que no serán las Farc las que nominen a los magistrados”, señaló el Jefe de Estado.

De acuerdo con el mandatario, se está buscando algún tercero que tenga la legitimidad y la credibilidad suficiente para poder escoger y nominar a esos togados. Los magistrados serán nacionales y extranjeros.

Para el mandatario, el desafío que se le a vecina al Gobierno es la “gran pedagogía” que habrá que hacer para explicarle a la gente “el paquete entero” de lo que se acuerde en La Habana.

En ese sentido, reiteró la importancia que tendrá el plebiscito para que los colombianos decidan si respaldan o no lo que se acuerde con la guerrilla e insistió en que habrá que explicar “el paquete entero del proceso” para que los ciudadanos respalden lo acordado. “Yo quiero que voten por el sí, porque quiero que se acabe la guerra”, aseguró Santos.

El mandatario señaló también que habrá plenas garantías para los que se oponen a los acuerdos de paz. “Lo que hacen los del sí con Fabio Villegas (liderar la defensa del sí) lo pueden hacer los del no”, insistió el mandatario.
Santos recordó que los militares y policías que hayan cometido delitos en el marco del conflicto “no van a quedar en inferioridad de condiciones” y dijo que “podrán acogerse a justicia transicional”.

“Los militares están muy contentos con el acuerdo que se va a firmar (…), nosotros acordamos que la justicia transicional para militares y policías no sería objeto de discusión con las Farc, y no ha sido. Este es un acuerdo para satisfacer las expectativas de las Fuerzas Armadas frente a lo que nosotros les prometimos”, explicó el Presidente, quien agregó que “no hay ningún delito que no pueda ser propuesto a la justicia transicional” y que el tribunal será el que determinará si está relacionado o no con el conflicto. En sus declaraciones a W Radio, el Jefe de Estado insistió también en que “no habrá disminución” de la Fuerza Pública.

Por otro lado, anoche, en una entrevista para el canal internacional CNN, el Presidente aseguró que si bien el tema de las zonas de concentración hacen parte del último punto del fin del conflicto, “se está negociando” cuántas serían y dónde serían.

“Estamos llegando a unos acuerdos, ojalá sean pronto (…), nosotros estamos pensando que serían alrededor de 7 o 10, la guerrilla está pensando en un número más alto y estamos tratando de buscar algo que sea fácil de verificar, de monitorear”, dijo.

El mandatario señaló que una vez se haya firmado el fin del conflicto dijo que habrá que concentrarse en la seguridad ciudadana y en ese sentido dijo que la Fuerza Pública deberá cumplir una labor clave.

JUSTICIA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.