Paulina Vega Dieppa y su belleza universal

Paulina Vega Dieppa y su belleza universal

Una barranquillera de 22 años le dio a Colombia su segunda corona de Miss Universo.

notitle
17 de diciembre 2015 , 07:13 p. m.

La noche del 25 de enero de 2015, una barranquillera que acababa de cumplir 22 años logró en Estados Unidos el cetro y la corona de Miss Universo, el concurso de belleza que se había convertido en una suerte de tesoro esquivo para los colombianos.

Paulina Vega Dieppa, vestida con un traje con cristales incrustados y una sonrisa aún más brillante, superó a 87 concursantes de todo el planeta, respondió a la altura las preguntas que casi siempre terminan condenando a las reinas y venció, por encima de todo, las dudas de esa instancia final en la que se quedaron en el pasado otras bellas colombianas como Paola Turbay, Paula Andrea Betancourt, Carolina Gómez y Taliana Vargas.

Vega Dieppa puso a celebrar al país en esa noche de domingo. Y no era para menos. Tuvieron que pasar 57 años para alcanzar la distinción que de forma inédita había logrado Luz Marina Zuluaga en 1958, en otra época, en la era del blanco y negro.

Esta vez Colombia pudo ver coronarse en vivo y en directo a una soberana que desde que tomó rumbo al certamen comenzó a demostrar que tenía un talante distinto, no solo para ser favorita, sino para marcar una nueva generación de reinas. Paulina habla cuatro idiomas y estudia administración de empresas.

Pero más importante que eso: es capaz de zafarse del acartonado papel de reina para dar una opinión, para manifestar una inconformidad. Así lo demostró cuando tuvo que controvertir al mismísimo Donald Trump, dueño de la franquicia de Miss Universo y candidato a la presidencia de Estados Unidos, por sus propuestas xenófobas contra los latinos. O cuando en la propia ceremonia de coronación, aquella noche de enero, le contó al mundo que Colombia estaba avanzando firme hacia la paz.

Paulina Vega Dieppa está a punto de terminar sus 329 días de reinado universal. El próximo 20 de diciembre deberá entregarle la corona de 300.000 dólares a su sucesora en Las Vegas. “Pude acercarme más a mi país y a mi gente”, le dijo hace poco a la Revista Elenco.

Será el fin de una experiencia que le ayudó a conocerse a sí misma y la cambió. Según ha dicho, quiere trabajar con Stop Hunger Now (organización para erradicar la desnutrición) y hacer modelaje. Seguramente disminuirán los viajes, las entrevistas, los eventos y las grabaciones. Desde el 21 de diciembre Paulina Vega será una mujer más bella, en un mundo más terrenal.

ELTIEMPO.COM

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.