Apagan El Quimbo y se aviva la polémica ambiental en el país

Apagan El Quimbo y se aviva la polémica ambiental en el país

Corte suspendió operación de la hidroeléctrica que atendía el 5 % de la demanda diaria nacional.

notitle
16 de diciembre 2015 , 07:56 p.m.

Una vez la generadora Emgesa apagó este miércoles la hidroeléctrica El Quimbo (Huila), para cumplir el fallo de la Corte Constitucional, que declaró inexequible el decreto que autorizó iniciar las operaciones de la central, se encendió de nuevo la polémica por los efectos en el abastecimiento de energía y por las consecuencias ambientales en la región.

Según la compañía, en el tiempo en que El Quimbo produjo energía atendió casi el 5 por ciento de la demanda diaria nacional. Esto compensó lo que dejó de producir Termocandelaria, que tras ser intervenida volvió a estar disponible.
Pero los gremios del sector (Acolgén, Andeg, Andesco y Asocodis) advirtieron que con la medida se intensifica el llamado para que los usuarios ahorren energía para evitar racionamientos, debido a que lo más fuerte del fenómeno del Niño se verá en los próximos tres meses.

Mientras el sector invitó al Poder Judicial a resolver cuanto antes el caso por las tutelas interpuestas por unos pescadores de la región, el gobernador del Huila, Carlos Mauricio Iriarte, dijo que la producción de energía no puede pasar por encima de los intereses regionales ni por el medioambiente.

A su turno, el gobernador electo del Huila, Carlos Julio González, señaló que a Emgesa solo se le pide cumplir con todos los compromisos y hacer efectivas las compensaciones prometidas, pues “ni siquiera han construido la vía perimetral a la represa”.

El alcalde del municipio de Gigante, Iván Luna, indicó que la inundación de la zona acabó con las playas del río Magdalena, que proveían materiales para la construcción. Entre tanto, Fernando Martínez, miembro del consejo directivo de la Corporación Autónoma del Alto Magdalena (CAM) aseguró que las poblaciones de Tesalia, Garzón,

El Agrado y Gigante están contaminadas por los olores fétidos de la descomposición de 900 hectáreas de árboles que no se cortaron, así como por buena parte de la madera que se cortó y no se sacó del vaso de la represa. 

ECONOMÍA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.