Corte Suprema absuelve al coronel (r) Plazas Vega

Corte Suprema absuelve al coronel (r) Plazas Vega

El alto tribunal deja sin piso la condena a 30 años por desapariciones del Palacio de Justicia.

16 de diciembre 2015 , 05:33 p.m.

La Corte Suprema de Justicia absolvió este miércoles al coronel (r) Luis Alfonso Plazas Vega por su responsabilidad en las desapariciones del administrador de la cafetería Carlos Rodríguez y de la guerrillera Irma Franco durante la retoma al Palacio de Justicia en noviembre de 1985.

En la última Sala del año, el alto tribunal señaló que no existen pruebas suficientes que relacionen directamente a Plazas con tales desapariciones.

La decisión de la Corte es un revés a la sentencia proferida por el Tribunal Superior de Bogotá que condenó a Plazas Vega a pagar una condena de 30 años de prisión.

Los magistrados de la Sala Penal de la Corte acogieron la ponencia del magistrado Luis Guillermo Salazar en la que, pese a que se reconoce que durante el triste episodio hubo personas desaparecidas, las pruebas recolectadas no permiten inferir que Plazas haya dado la orden para ello.

El coronel encabezó con tanques blindados la irrupción definitiva de las tropas del Ejército que recuperaron el Palacio de Justicia luego del asalto de un comando del M-19.

Se le acusaba además de ser responsable de las desapariciones de Irma Franco y Carlos Rodríguez pues, al parecer, habrían salido con vida del Palacio y luego trasladados a un lugar secreto de la Escuela de Caballería, al mando de Plazas, donde, según testimonios, fueron torturados y asesinados.

Para la Corte, sin embargo, no fue posible probar que la orden para cometer esos hechos provino del oficial.
Durante el trámite del caso en el Tribunal Superior de Bogotá inicialmente se presentó una ponencia del magistrado Hermes Darío Lara Acuña que planteó lo que la Corte ahora determina: que el coronel no es responsable de las desapariciones.

Sin embargo, esa ponencia fue derrotada y el Tribunal impuso las tres décadas de prisión para Plazas quien se encuentra privado de su libertad desde julio de 2009 y permanece en la Escuela de Infantería del Ejército Nacional, en el norte de Bogotá.

La Procuraduría también insistió en la absolución de Plazas y tras conocerse la condena que impuso el Tribunal de Bogotá señaló en un escrito enviado a la Corte que esa decisión estuvo viciada pues “la responsabilidad del señor Plazas no fue demostrada, ni desvirtuada su presunta inocencia”.

La defensa de Plazas, además, argumentó que en la sentencia reposan falsas pruebas y falsos testigos.

JUSTICIA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.