¿Repararán económicamente las Farc a sus víctimas?

¿Repararán económicamente las Farc a sus víctimas?

Según lo firmado, los términos de esta reparación serán decididos en el Acuerdo Final.

notitle
15 de diciembre 2015 , 05:01 p.m.

Esta es una de las preguntas que surge luego de la publicación de lo pactado por el gobierno y esa guerrilla sobre el punto 4 de las negociaciones en La Habana.

En repetidas ocasiones al inicio de los diálogos, las Farc fueron reacias en aceptar que habían cometidos crímenes y delitos. Así mismo, repetían que no contemplaban una reparación a las víctimas que causaron en su lucha contra el Estado.

Sin embargo, o acordado este martes, demuestra un cambio en la postura de las Farc, pero deja dudas sobre la participación que tendrá este grupo armado en la reparación de las víctimas. El acuerdo contempla que parte de la pena que paguen los miembros de esa guerrilla sea también la reparación para las víctimas. Un ejemplo: la búsqueda de restos de personas desaparecidas o la construcción de infraestructura en regiones que históricamente carecen de esta.

Para el analista y profesor de la Universidad Eafit, Gustavo Duncan, “hay un punto que no se ha discutido y es la legalización de los recursos de las Farc. Si entregan recursos no todos van a ingresar para la reparación de las víctimas. Algunos podrán ser invertidos en la manutención de un partido o un movimiento político”.

Si bien el acuerdo establece que las Farc “se comprometen a contribuir a la reparación material de las víctimas y en general a su reparación integral no es claro si esto se hará con dineros del grupo insurgente o solo se limitarán a la construcción de la infraestructura. De hecho, el acuerdo firmado este martes señala que los términos de esta reparación “serán precisados en el marco del Acuerdo Final”.

Dicha idea fue reforzada por el jefe del equipo negociador, Humberto de la Calle, quien resaltó que las Farc “se han comprometido en el marco del fin del conflicto y dentro de los parámetros del Sistema a contribuir a la reparación material de las víctimas y en general a la reparación integral”.

A su vez, el ministro de Justicia, Yesid Reyes aclaró que “si una persona individualmente condenada no tiene como hacer la reparación a la que está obligada, El Estado podrá asumirla de manera subsidiaria”.

En este sentido, el monto de la reparación que recibiría una víctima sería responsabilidad de cada miembro de esa guerrilla que la violentó, más no del grupo guerrillero en su conjunto. En otras palabras, la reparación, por lo menos la que corresponde a miembros de las Farc, sería de forma individual. 

“El escenario es más sencillo para las Farc, en cambio para un agente del Estado es difícil ir al tribunal que juzgará estos delitos. Por ejemplo, para un militar será muy complicado participar de manera voluntaria y que se acerque a contar sus posibles delitos debido a que su formación castrense se lo impide. Ahora, no se puede decir que todo el Ejército cooperó con los paramilitares y viceversa. El punto aquí fue más por omisión”, explica Gustavo Duncan. (Vea: Para la memoria: escenas que ha dejado el conflicto en Colombia)

Por su parte el senador por el Centro Democrático, Alfredo Rangel, reclama que el acuerdo no establezca una obligación devolución de dineros del narcotráfico por parte de las Farc.

“Esto se corresponde con lo que dijo recientemente Enrique Santiago Romero –abogado participe en el diseño del acuerdo por parte de las Farc– : la obligación de la reparación material es del Estado. La inversión corre por cuenta del Estado a menos que se diga lo contrario. Finalmente, serían dineros de cooperación internacional conseguidos a través del Estado”.

No obstante, no hay claridad sobre cuántas hectáreas y predios pertenecen a esa guerrilla. De hecho, en junio pasado las autoridades ocuparon 9 fincas que al parecer serían dese grupo armado y que corresponden a 289. 189 hectáreas en zona rural de San Vicente del Caguan (Caquetá).

“Lo que se ha dicho es que el Estado va a tener que pagar lo que siga cuando se firmen los acuerdos. Lo mínimo es que la guerrilla devuelva esos predios para la reparación. Esto finalmente, no sustituye la pena de cárcel que contempla el Estatuto de Roma por delitos de lesa humanidad que ellos cometieron”, añade Rangel.

Las bacrim, un factor determinante

Uno de los temas más importantes en la reparación de las víctimas del conflicto es la no repetición. Esta solo será exitosa con el mantenimiento de la paz, pues de esta forma se evitará que nuevos hechos asociados al conflicto dejen también nuevas víctimas. (Además: Expresidentes no serán juzgados por Jurisdicción Especial para la Paz)

Un actor que puede amenazar esa paz y la futura reinserción de las Farc en la vida civil es el crimen organizado de las bandas criminales. Según el último informe Indepaz, esos grupos están presentes 298 municipios del país desde hace más de seis años.

En este sentido las estructuras derivadas de la desmovilización de los paramilitares como las Autodefensas Gaitanistas –también llamadas ‘clan Úsuga’–, ‘Rastrojos’, ‘La Empresa’, Erpac y otras organizaciones no solo amenazan la no repetición de violencia sino también la restitución de tierras, cosa ya vienen haciendo en algunas zonas del país. (Lea: 'No es solo oro lo que brilla en Guainía')

Sobre el tema, el acuerdo firmado este martes establece la creación de una “unidad de investigación y desmantelamiento de las organizaciones criminales, incluyendo las organizaciones criminales que hayan sido denominadas como sucesoras del paramilitarismo”.

Según el analista Gustavo Duncan, el accionar de estas organizaciones amenaza la paz que se logre con las Farc como guerrilla o grupo político. (Lea: Las frases claves tras la firma del acuerdo de víctimas en La Habana)

“Será responsabilidad del Estado copar estos territorios y no que el Eln o demás organizaciones lo hagan”, dice Ducan, quien agrega que las Farc han logrado durante décadas mantener una organización jerarquizada y vertical.

“La guerrilla tiene un compromiso ideológico. Claro, es sectario, pero han demostrado que son capaces de negociar y que lo que prometen pueden cumplirlo. Pero las bacrim no, con ellos no se tiene la mínima certeza de si van a dejar las armas o seguir delinquiendo”.

ELTIEMPO.COM

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.