El millonario negocio que se abre con la minería espacial

El millonario negocio que se abre con la minería espacial

Ley de EE. UU. autoriza por primera vez uso comercial de lo que se recoja en asteroides y la Luna.

notitle
14 de diciembre 2015 , 08:59 p. m.

Explotar el agua de algunos asteroides, con el objetivo de abastecer estaciones en órbita, puede sonar a trama de ciencia ficción, pero es uno de los propósitos de compañías que tienen los ojos puestos en los ‘tesoros’ cósmicos.

No solo les atrae el agua, también los minerales, así que por qué no pensar en lucir algún día una joya de oro lunar, por ejemplo. Pero si se decía que el espacio es de todos, ¿quién podría regular esto?

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, firmó a finales de noviembre una ley que autoriza por primera vez el uso comercial de las riquezas recogidas en los asteroides y la Luna.

La norma, bautizada The US Commercial Space Launch Competitiveness Act o Space Act (Ley de competitividad comercial de los lanzamientos espaciales de EE. UU. o Ley del espacio), prevé que todo material encontrado por un estadounidense o una empresa de ese país, en un asteroide o en la Luna, le pertenece. Así lo explicó Jim Dustan, abogado especializado en propiedad intelectual de la firma Mobius Legal Group.

De esta forma, Estados Unidos rompe con esa idea de que el espacio es de todos y asume la postura de que este debe ser explorado con fines científicos para el interés de la humanidad. “Es el inicio de la segunda parte de la exploración espacial, después de la era de prestigio nacional”, señala Christopher Johnson, abogado en la ONG Secure World Foundation, que promueve la cooperación internacional para la gestión de la riqueza en el espacio.

Para un ciudadano promedio estadounidense, esta iniciativa se asemeja a una nueva versión épica de la conquista del Oeste, pero el costo exorbitante de un viaje al espacio debería disuadir a más de uno.

El ‘negocio’ es para las empresas estadounidenses: los grandes grupos evalúan sus posibilidades, surgen nuevos emprendimientos para la perforación y ya están impacientes por iniciar la explotación minera.

Tras la aprobación de esta ley, las puertas para los inversionistas se abrirán más fácilmente, explican Meagan Crawford, de la firma Deep Space Industries (DSI), y Chris Lewicki, presidente de Planetary Resources. La ley “nos permite construir nuestro plan de negocios, nuestros modelos económicos, con más certezas legales”, dice Lewicki, cuya empresa fue fundada en el 2012 por Larry Page, uno de los cofundadores de Google.

“Es absolutamente una gran victoria para nosotros (...). Ya no tenemos que trabajar muy duro para convencer a los inversores” porque “reduce sus riesgos y ellos no sentirán que están desperdiciando su dinero”, agrega Crawford, cuya empresa prevé recaudar tres millones de dólares hasta febrero.

Como pioneras en el sector, estas dos “jóvenes promesas” aseguran que disponen de la tecnología para tratar de conquistar el nuevo “Dorado espacial”, rico en níquel, hierro, oro o platino, que podrían ser destinados a sistemas antipolución. Estas riquezas serían, según los observadores, muy importantes para las actividades espaciales de este siglo, como lo fueron los yacimientos de hierro en Minnesota para la industria automotriz de Estados Unidos.

Las primeras misiones de prospección deberían comenzar en el 2017 y extenderse hasta el 2019, según diferentes actores del mercado.

AFP

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.